Edgar Vivó » 28 de mayo, 2020

El coronavirus ha hecho estragos en un mercado automovilístico que está ávido de ayudas y ofertas. Las ventas es España y Europa han caído a niveles históricos, con un descenso de casi el 98% en el mes de abril en nuestro país debido al cierre de los concesionarios. Además, prácticamente se paralizó la producción de vehículos en todo el continente, con graves consecuencias no sólo para los trabajadores directos de las plantas, sino para los millones de empleos que genera a su alrededor estas enormes factorías.

A la espera de unas ayudas oficiales a la compra del automóvil, que ayuden a reactivar un sector estratégico dentro del tejido empresarial español, las marcas automovilísticas pretenden incentivar las ventas a través de importantes campañas promocionales, servicios exclusivos y ofertas que permitan a las familias acceder a un vehículo sin que esto suponga un gran sacrificio económico, ni que ponga en riesgo su salud.

De este modo podemos encontrar ofertas y campañas de descuento directo que en algunos casos pueden suponer más de 15.000 euros de ahorro; promociones y ofertas que permiten devolver el vehículo si se pierde el empleo; o moratorias en el pago de las primeras cuotas de la financiación; además de servicios de compra online y entrega a domicilio con unas medidas de higiene y desinfección que permiten que el comprador disponga del vehículo adquirido en su propio domicilio totalmente libre de virus.

El proceso de compra puede ser en los propios concesionarios, donde la totalidad de las marcas han adecuado sus instalaciones para que sean totalmente seguras para clientes y empleados, o bien de forma telemática a través de videollamadas con los comerciales y formularios de compra totalmente online que se han optimizado y mejorado para esta “nueva normalidad”.

A continuación mostramos las principales acciones que las marcas han puesto en marcha para hacer frente al coronavirus: descuentos directos que suponen un importante ahorro en el precio de venta al público del vehículo; ofertas y campañas específicas para elevar la tranquilidad del comprador ante una situación de crisis; o moratorias en las cuotas de la financiación del vehículo, entre otras muchas ayudas que el usuario puede encontrar en esta fase de desescalada del estado de alarma.

BMW

Citroën

Dacia

Fiat

Ford

Honda

Hyundai

Jaguar Land Rover

Kia

Lexus

Mazda

Mercedes-Benz

Mitsubishi

Nissan

Opel

Peugeot

Renault

Seat

Toyota

Volkswagen

También »  El Salón del Automóvil de Nueva York retrasa su celebración hasta agosto