Barcelona empieza a cobrar por cargar el coche eléctrico

El Ayuntamiento de Barcelona empieza a cobrar por las recargas con unos precios de los más elevados de España, entre 0,22 y 0,49 euros por kWh

A partir de mañana cargar el vehículo eléctrico en Barcelona dejará de ser gratuito. Y ya saben, cuando las barbas del vecino veas pelar… En un momento en el que las principales capitales buscan ofrecer el sello medioambiental de movilidad sostenible, el consistorio barcelonés dejará de apostar por el uso del vehículo eléctrico y empezará a cobrar por la recarga en los puntos públicos.

Hasta hoy, se podía enchufar a los puntos de la red Endolla Barcelona de forma gratuita, pero ahora habrá que pasar por caja si queremos mantener la etiqueta de ‘ecológicos’ en los desplazamientos urbanos. El usuario tendrá que pagar entre 0,22 euros y los 0,49 euros por kWh, una de la cifras más altas de las que se cobran en las diferentes ciudades europeas.

Punto de recarga de coche eléctrico.

Tras acabarse la gratuidad de los puntos de recarga, las únicas herramienta de atracción que podemos encontrar para promover el uso del coche eléctrico sonla gratuidad de estacionamiento en la zonas azules y rebaja en las zonas verdes si no se es residente en la zona, así como un descuento en el impuesto de circulación.

Una recarga mínima

Los usuarios de la red de recarga municipal se enteraron de la nueva medida a través de un mensaje en el que se anunciaba este cambio radical de política. En estos momentos hay cerca de 5.000 usuarios registrados en la plataforma Endolla Barcelona, que deberán escoger entre uno de los varios sistemas de pago para recargar sus vehículos en los más de 512 puntos de recarga repartidos por la ciudad.

Los puntos cuentan con los tipos de conectores rápidos Chademo, CCS y Menekes, y los de moto tipo Schuko. El coste será distinto en función de si se apuesta por una recarga en la calle o en un aparcamiento municipal, y por el tipo de usuario (particular o profesionales). Siempre será necesario realizar una carga mínima.

Un punto de recarga de Barcelona.

Los precios que ha fijado Endolla Barcelona (que anuncia una media mensual de 7.000 recargas) dependen de la frecuencia de uso y de si se hace mediante un modo de suscripción o pago por cada recarga. Las tarifas van desde 0,22 euros el kWh en el caso de una carga nocturna en puntos situados en aparcamientos subterráneos de B:SM hasta 0,49 euros para un uso esporádico de día en la calle.

Cinco modalidades

Se establecen cinco modos diferentes de contratación. EcoFriend, una suscripción anual de 50 euros para turismos, furgonetas y motos, que se podrá compartir con dos familiares. Los precios recarga para turismos y furgonetas en los aparcamientos muncipales de 27 céntimos por kWh de día 22 céntimos de noche (recarga mínima de un euro), mientras que en el caso de hacerlo en la calle, el precio será de 0,40 euros y 0,35 euros (recarga mínima de 2,5 euros). Las motos pagan menos.

La modalidad EcoMoto está pensada solo para motocicletas y se basa en un abono anual de 25 euros. Para los profesionales se establece la modalidad EcoPro, también con suscripción anual de 100 euros, con precios entre 0,22 euros y 0,35 euros por kWh. También se ofrece el sistema EcoMoto Pro, pensado para recargar flotas profesionales de motocicletas, con suscripción anual de 45 euros y precios entre 0,22 y 0,28 euros por kWh en función del punto de recarga y hora del día.

Estación de recarga de gestión municipal.

Finalmente, se establece la modalidad EcoOne, para un uso esporádico y sin suscripción anual, válido para todo tipo de vehículos. Los precios en este caso van desde los 0,30 euros por kWh (de noche y en aparcamiento municipal, a lo que hay que sumar el precio del estacionamiento) hasta los 0,49 euros para la recarga en un punto situado en la calle.

Los más caros de España

Si contemplamos todos los puntos de recarga, incluyendo los municipales, encontraremos que en España la red más cara es la de Endesa (0,49 euros) y ahora también BarcelonaRepsol cobnra 0,47 euros por kWh y la EMT de Madrid 0,40 euros (0,35 euros si se carga en aparcamiento municipal). Iberdrola cobra 0,30 euros en sus estaciones, mientras que la red internacional Ionity (a la que están adheridas varios fabricantes de automoción) tiene una tarifa plana de 8 euros (0,20 euros para 40 kWh).

Puntos de recarga en Barcelona.

Existen varias redes y aplicaciones, como Electromaps en el que se pueden encontrar los puntos de recarga en varias localidades europeas (152.852 puntos entre públicos gratuitos y de pago), además de poder activarlos desde el smartphone.

El precio de recarga de un coche eléctrico medio para poder realizar 100 kilómetros (consumiendo 15 kWh) puede estar sobre los 7,35 euros.

También »  Los coches híbridos y eléctricos aumentan sus ventas en un 22%