BMW i4 M50; carácter “M” y eficiencia “i”

BMW M ha desarrollado su primer modelo «i» equipado con un motor de 544 CV, que refuerza la oferta 100% eléctrica alemana junto al i4 de 340 CV y hasta 590 km de autonomía.


El BMW i4 es un claro ejemplo de como la electricidad no para de ganar enteros en todos lo sectores del mundo del motor. El creciente protagonismo adquirido por la electricidad en la industria del automóvil, en lo que a sistemas de propulsión se refiere, ha puesto nervioso a más de uno. Y entre ellos los denominados «petrol head», han llegado a ver en lo eléctrico como una auténtica amenaza. Una concepción de la electricidad como algo insulso y carente de emoción que automóviles como el BMW i4 se han encargado de desmentir.

Y más aún si se tiene en cuenta el hecho de que BMW M, la división de vehículos de altas prestaciones de la firma alemana, ha iniciado su particular proceso de electrificación con el desarrollo de su primer coche eléctrico. Para ello ha escogido la configuración Gran Coupe del Serie 4, una berlina de 5 puertas que combina practicidad y deportividad a partes iguales. Y todo ello bajo el exclusivo sello «M» y por un precio que parte desde los 76.500 euros.

El BMW i4 cuenta con dos motores eléctricos, uno en cada eje, con una potencia total de 544 CV | Foto: BMW

Pero la principal razón de ser del i4 M50 no se encuentra a la vista. Dos motores eléctricos situados en el eje delantero y trasero le proporcionan una con una potencia máxima conjunta de 400 kW/544 CV, a la vez que le dotan de una avanzada tracción total eléctrica a las cuatro ruedas que se estrena en este modelo. Por defecto, este sistema entrega la potencia únicamente a las ruedas traseras para aumentar su eficiencia y autonomía.

No obstante, la gestión eléctrica del mismo, y en caso de detectar una mayor aceleración lateral o en respuesta al deslizamiento de las ruedas, regula la dosis de potencia en el eje delantero a la vez que agiliza la reacción del control de par de ambos motores. Asimismo, el BMW i4 M50 cuenta con un tren de rodaje M hecho a medida, con muelles y amortiguadores configurados individualmente, barras estabilizadoras especialmente diseñadas y un refuerzo adicional en las torretas de la parte delantera.

Otras especificaciones como la dirección deportiva variable, frenos M Sport y llantas de aleación ligera M de hasta 20 pulgadas de diámetro con neumáticos de diferentes dimensiones, completan el equipamiento dinámico de este primer M eléctrico.

PRESTACIONES Y AUTONOMÍA

En materia de rendimiento, el i4 M50 alcanza su potencia máxima de 544 CV gracias a la función SportBoost. Un notable empuje el que ofrece esta caballería extra durante poco más de diez segundos, que a su vez incrementa el par motor en 65 Nm para llegar a los 795 Nm. Con todo ello, se alcanzan unas envidiables prestaciones con una aceleración de 0 a 100 km/h en 3,9 segundos y una velocidad máxima limitada a 225 km/h.

La parte baja del suelo de este i4 acoge una batería de alto voltaje compuesta por cuatro módulos con 72 celdas cada uno y otros tres con 12 celdas, que proporcionan un contenido energético neto de 80,7 kWh, con los que la marca anuncia una autonomía eléctrica de aproximadamente 510 kilómetros en el ciclo de pruebas WLTP.

La batería admite cargas de hasta 200 kW, por lo que tan solo se necesitan 10 minutos para recargar suficiente energía como para aumentar la autonomía en 140 kilómetros. La recarga de las baterías también proviene de la función de recuperación adaptativa que se obtiene tanto con el modo de conducción D, como con las tres intensidades de regeneración de frenada (alta, media o baja) que se pueden elegir desde el menú iDrive. Esta potencia máxima de recuperación alcanza los 195 kW.

La batería de alto voltaje situada debajo del piso, está compuesta por cuatro módulos con 72 celdas cada uno y otros tres con 12 celdas, que proporcionan un contenido energético neto de 80,7 kWh | Foto: BMW

ESTÉTICA «M»

A nivel de imagen, el i4 xDrive M50 cuenta con una estética específica tanto por su condición de «M» como de eléctrico «i». Entre otros detalles, equipa un faldón delantero con el característico gráfico en forma de «U» de todo, tomas de aire laterales adicionales para optimizar la refrigeración de los frenos o el acabado en color Cerium Grey de la calandra o de las carcasas de los espejos retrovisores exteriores. Un alerón M en el portón trasero y el difusor inferior completan el despliegue estético i4 M50, que también cuenta con sugerentes opciones como el paquete exterior M de carbono.

BMW i4 eDrive 40; 340 CV y hasta 590 km de autonomía

BMW también ha pensado en aquellos que no necesitan la avalancha de potencia del i4 M50. La puerta de acceso a la nueva gama de berlinas eléctricas alemana se sitúa en el i4. esta versión equipa un sólo motor eléctrico situado en el eje trasero que proporciona 340 CV de potencia que, junto a la batería de 84 kW que también monta el i4 M50, le dota de una autonomía de 590 km en ciclo WLTP.

Al igual que su “hermano mayor”, el i4 recurre a la configuración de carrocería Gran Coupé con portón trasero, que combina un elevado carácter deportivo con la practicidad que ofrecen sus cuatro puertas y un maletero de 470 litros al que se accede medianteun amplio portón. El precio del BMW i4 eDrive 40 parte desde los 61.900 euros.

También »  Porsche renueva la gama del Panamera, su deportivo más familiar

Gama de modelos del BMW i4

MarcaModeloAcabadoMotorPrecio
BMWi4i4 eDriveEléctrico 340 CV61.900 €
BMWi4i4 M50 xDriveEléctrico 540 CV76.500 €