BMW se electrifica para seguir avanzando

El Grupo BMW busca que el cliente tenga donde elegir su coche sostenible. Actualmente su oferta son tres modelos eléctricos y trece híbridos enchufables

La electrificación está ganando terreno a pasos agigantados entre los fabricantes de automóviles. Es el futuro más inmediato y quien no se adapte rápidamente a las nuevas tecnologías perderá posiciones en el mercado a marchas forzadas.

El Grupo BMW es bien consciente de esta situación y desde hace tiempo trabaja en conseguir no solo que sus coches sean lo más sostenible posible, sino también que su producción y todo lo relacionado con ella lo sea también para ser muy respetuoso con el medioambiente.

El pasado año, el grupo alemán ocupó la tercera plaza en el ranking del Dow Jones de sostenibilidad siendo el único fabricante de automóviles dentro de los diez primeros. Es un reconocimiento mundial a los esfuerzos realizados por ser más sostenibles. Las cifras siempre hablan mejor que las palabras y a ellas nos remitimos para demostrar ese esfuerzo.

Desde el pasado año hasta ahora, el Grupo ha rebajado un 20 por ciento las emisiones de CO2 y desde principios de este año, toda la electricidad necesaria para producir la obtiene de energías renovables, destacando el hecho de que en la planta de Leipzig el iX3 se fabrica al cien por cien con energía eólica.

Reducción del 55% de emisiones

Si nos remontamos más atrás, desde el 2006 hasta el momento presente, el grupo alemán ha reducido su consumo de energía y agua en la fabricación de vehículos al igual que emisiones de CO2 por vehículo en un 55 por ciento. Es algo que el usuario no ve, sin embargo tiene un gran valor.

Nuevo BMW ix3.

Otro apartado importante en la sostenibilidad es el reciclaje. Tomemos como ejemplo el iX3, un modelo del que prácticamente todo es aprovechable ya que es reciclable en un 95 por ciento. De hecho, en un año el Grupo BMW recicla más de 50.000 toneladas de materiales como hierro y plástico y el reciclaje de aluminio en la planta de Dingolfing supone 120.000 toneladas menos de CO2 al año.

La espectacularidad de estas cifras no supone para el Grupo BMW más que un aliciente para seguir adelante produciendo modelos más limpios. Para el próximo año ya ha anunciado la llegada de tres nuevos coches eléctricos, tres modelos que pese a esta condición no renuncian a las prestaciones y satisfacción de conducción.

Estreno del ix3

El más inmediato será el iX3 que llegará en la primavera. Es el primer modelo eléctrico de la gama X. Se fabrica en la planta china de Shenyang y monta un motor que ofrecerá 286 CV de potencia, pudiendo acelerar de 0 a 100 km/h en 6,8 segundos. Ofrecerá una autonomía de 460 kilómetros en ciclo WLTP y sus baterías se podrán recargar en media hora de 0 a 80 por ciento de su capacidad pero en 10 minutos también podrá lograr carga suficiente para realizar cien kilómetros de recorrido.

Baterías del BMW ix3.

Otros dos modelos que llegarán en el 2021 son el iX del que por el momento BMW solo ha anunciado una potencia superior a 500 CV y una autonomía de 600 kilómetros en ciclo WLTP y la versión eléctrica de la Serie 4, el i4 que llegará a finales de año con una autonomía de 600 kilómetros en ciclo WLTP y una potencia más que suficiente para asegurar una aceleración de 0 a 100 km/h en 4 segundos.

Mini 100% eléctrico.

Este año el Grupo BMW venderá más de 10.000 vehículos electrificados en nuestro mercado y espera superar los 130.000 para el 2030. En este proceso son también importantes las estaciones o puntos de recarga. El hecho de estar englobada en el grupo Ionity, al que también pertenecen otras marcas, hace que los clientes tengan acceso a nivel mundial a una red con más de 155.000 cargadores en Europa mientras que aquí en España hay más de 2.000 puntos que irán aumentando en los próximos meses. Electrificación es el futuro y BMW trabaja por él.

También »  Consulta en qué carreteras están los 20 nuevos radares de la DGT