El Volkswagen ID.4 se incorpora al mercado de los SUV eléctricos

La gama del Volkswagen ID.4 cuenta con hasta cuatro niveles de potencia y dos tipos de batería, para ofrecer una autonomía que puede llegar a alcanzar los 522 km


Volkswagen continúa dando pasos en su estrategia «Way to Zero», cuyo objetivo pasa por ser una compañía neutral en emisiones de CO2 para el año 2050. Esto incluye desde la propia fabricación hasta el futuro reciclaje de sus componentes, pasando por puntos de recarga alimentados con energía verde. Y si primero fue el ID.3, quinto vehículo eléctrico más vendido del año pasado a pesar de estar solo 4 meses en el mercado, ahora le toca el turno al ID.4, el nuevo SUV Compacto 100% eléctrico de Volkswagen que llega para competir en el segmento de mayor crecimiento y volumen del país.

El ID.4, al igual que el pequeño ID.3 y que compartirán los futuros eléctricos de la marca, está construido sobre la plataforma modular de propulsión eléctrica (MEB), que con más de 6.000 millones de euros de inversión constituye la columna vertebral técnica de la ofensiva electrónica de Volkswagen. Con 4,58 m de largo y unos voladizos cortos, el ID.4 goza de una batalla de 2,76 m, casi tan amplia como la del Tiguan Allspace, lo que se traduce en un mayor espacio interior y un maletero de 543 litros de capacidad (1.575 con asientos plegados).

Tres versiones

Existen 3 versiones principales, Pure, Pro y GTX. El Pure, con batería de 52 kWh y 340 km de autonomía, se ofrece en 3 acabados y 2 motores, 148 o 170 CV. Mientras que el Pro, con la batería de 77 kWh y hasta 522 km de autonomía, está disponible en 175 o 204 CV y 4 niveles de acabado. Por su parte, el GTX, también con la batería de 77 kWh ofrecerá 306 CV y tracción integral, trasera en las los Pure y Pro.

Su interior se presenta como un espacio abierto basado en las líneas rectas y en la eliminación de todos los controles físicos posibles. Casi todo se gestiona desde la pantalla central, de 10 pulgadas (12 en el Max), o desde los botones táctiles bajo la citada pantalla. Otra pequeña pantalla, minimalista, hará las funciones de cuadro de instrumentos, con una tecla en el borde derecho que servirá para seleccionar la marcha.

También destaca el ID. Light, una banda de luz bajo el parabrisas que se ilumina en varias acciones para ayudar al conductor, y el Head-Up Display con realidad aumentada (opcional en el estándar y de serie en el Max). Su maletero es de 543 litros ampliables a 1.575 con los asientos traseros abatidos. El ID. 4 Max ofrece el portón del maletero con apertura automática.

Tecnológicamente, el ID. 4 equipa sistemas como el de navegación Discover Pro, un sistema de control por voz mejorado y las funciones de compatibilidad con smartphones Android Auto, Apple CarPlay y Mirror Link a través de la aplicación App Connect. Asimismo, el conductor cuenta con We Connect Start, que conecta el coche con el teléfono para gestionar aspectos como la carga y la climatización de forma remota desde el móvil.

En el plano de la seguridad activa, el sistema IQ. Drive agrupará la mayoría de funciones más conocidas, como el asistente de salida de carril, la frenada automática de emergencia y el control de crucero adaptativo. Opcionalmente, o de serie en el Max, se puede equipar sistemas como el Travel Assist, que mantiene el coche centrado en el carril, la velocidad y la distancia de seguridad con el vehículo precedente.

El primer SUV eléctrico de Volkswagen está disponible desde 29.200 euros aplicando campañas descuento y el plan MOVES.

También »  Abarth busca 'la adicción' con el 595 Scorpioneoro y el Monster Energy Yamaha