Elon Musk apunta a Volkswagen como próximo objetivo tras la compra de Twitter

La amistad del fundador de Tesla y del CEO de grupo Volkswagen podría desembocar en el interés de una entrada del hombre más rico del mundo en el accionariado del consorcio alemán

Elon Musk, fundador de Tesla y el hombre más rico del mundo, cuya fortuna se estimó en 2021 en más de 239.000 millones de dólares (unos 221.000 millones de euros), podría tener otro objetivo sobre la mesa después de agitar el árbol de Wall Street con la compra de Twitter, por la que desembolsará 44.000 millones de dólares, 41.000 millones de euros. La presa, nada despreciable, sería Volkswagen. Tal vez no para comprar la compañía, pero sí para hacerse con algunas acciones o buscar acuerdos de cara a un futuro en el que el coche eléctrico jugará un papel esencial. La tecnología de software de Tesla y su ventaja en cuanto a baterías y supercargadores estaría detrás de la maniobra. La fuerza a nivel mundial del grupo alemán le serviría de trampolín para Tesla.

La figura de Elon Musk siempre ha sido muy venerada y considerada por parte de Herbert Diess, actual CEO de la compañía automovilística alemana. Y viceversa. De hecho, les une una buena amistad y admiración mútua.

Entrevista de Herbert Diess en la CBS.

Su última muestra de cariño se produjo hace pocos días cuando ambos intercambiaron impresiones en Twitter a raíz de una entrevista que Diess concedió al programa ’60 Minutes’ de la CBS estadounidense en la que explicaba que Tesla se encuentra “bastante” por delante de Volkswagen, en términos de ventas de eléctricos. “Está creciendo rápidamente y asumiendo más riesgos que nosotros”, asumió el CEO de Volkswagen, aunque añadió que es “muy saludable” para su empresa tener “un nuevo competidor” tras la construcción de la gigafactoría de Tesla en Berlín (a tan solo 200 kilómetros Wolfsburg, la sede de Volkswagen).

Musk no tardó en responder a su ‘amigo’ Herbert y tuiteó que “Diess merece mucho reconocimiento por hacer avanzar a Volkswagen rápidamente hacia la electrificación. Tienen suerte de contar con él”. En el hilo de la respuesta Diess devolvió el elogio: “Gracias, Elon, por pensar siempre con originalidad. Y por reforzar la capitalización del mercado de nuestra industria y ayudar a eliminar la burocracia alemana”.

Amigos y colegas

Su ‘historia de amor’ lleva años fraguándose. El magnate estadounidense defendió en 2019 a su ‘competidor’ de Volkswagen cuando la fiscalía alemana le acusó en el caso del ‘dieselgate‘: “Herbert Diess está haciendo más que cualquier gran fabricante de automóviles para la transformación hacia el vehículo eléctrico. El beneficio del planeta debe ser lo primero. Es por ello que tiene todo mi apoyo”, dijo en Twitter.

Esa relación de ‘amor’ no ha parado. En septiembre de 2020 ambos se reunieron en Wolfsburg (sede del grupo alemán) y Musk pudo ver de cerca tanto el Volkswagen ID.3 como el ID.4. De hecho, Diess le recogió al pie de su avión en el aeropuerto alemán y le dejó conducir como se ve en este vídeo de Future Lab.

Musk interviene en la conferencia de Herbert Diess el pasado octubre

En octubre de 2021 Diess invitó a Musk a una conferencia con más de 200 directivos del Grupo Volkswagen para hablar sobre empresa, eficiencia y electrificación. Diess, que usa mucho Linkedin para manifestarse, escribió: “Feliz de escuchar que incluso nuestro competidor más fuerte piensa que tendremos éxito en la transición si impulsamos la transformación con todo la fuerza. Con una nueva mentalidad y una revolución en nuestra sede de Wolfsburg, podemos tener éxito en la nueva competencia. Buen encuentro con 200 altos directivos en Alpbach. Gran responsabilidad en un punto crucial para nuestra empresa. Elon Musk, pronto te visitaremos en Grünheide (la planta de Tesla en Berlín)”. Más flores.

Presión a los trabajadores

Hay más. Un mes más tarde, en noviembre de 2021, Diess volvió a usar al jefe de Tesla para señalar: “Me están preguntando con frecuencia por qué sigo comparándonos (a Volkswagen) con Tesla. Sé que esto es molesto para algunos. Aunque ya no hable de Elon Musk, él seguirá estando ahí y revolucionando nuestra industria y mostrándose cada vez más competitivo”.

Musk y Diess en los premios Bild.

Diess aprovechó la figura de Musk y la puesta en marcha de la fábrica de Tesla en Berlín (la primera en Europa) para meter presión a su plantilla: “Hay que prepararse para cambios profundos y seguir siendo competitivos cuando Tesla aumente la producción de vehículos en Berlín”, señaló Diess. Las 10 horas para fabricar un coche de Tesla de que se jacta Musk en la planta de Berlín contrasta con las 30 horas que Volkswagen tarda en su fábrica de Zwickau para producir un ID.3. Y eso escuece en la marca alemana.

La entrada de Elon Musk en Volkswagen, el acuerdo entre Tesla y el consorcio alemán, o incluso la inversión de Volkswagen en Tesla podría darse en cualquier momento yes tar más cerca de lo que muchos piensan. La industria del coche eléctrico está avanzando a la velocidad de la luz, nunca mejor dicho. Y todo es posible. Que Diess tuviese acciones de Tesla ya es menos probable, sobre todo por los contratos de confidencialidad, pero seguro que no le importaría tenerlas.

También »  Nuevo Mini Countryman: más de 190 fotos en una súper galería de imágenes