Fernando Alonso, en su máxima expresión

El asturiano ya ha completado más de dos mil kilómetros en su preparación para regresar al Mundial en 2021

Josep Viaplana » 21 de noviembre, 2020

Fernando Alonso se toma las cosas en serio. Desde que le conocí cuando corría el Open Nissan ha sido así y esta vez no es una excepción con su regreso a la Fórmula Uno. Ha pasado dos décadas compitiendo al máximo nivel, acumulando éxitos y también decepciones, afrontando desafíos uno tras otro, pero nunca ha bajado la guardia. Está hecho de otra pasta.

El más claro ejemplo lo encontramos en su implicación con Renault para afrontar su segunda etapa en la F1, la tercera con el equipo francés. No quiere dejar nada al aire y ganar tiempo al tiempo. Por su parte, no quedará. Ha sido una premisa que le ha acompañado toda su carrera deportiva. Quiere saberlo todo, desde cómo funciona a las evoluciones y desarrollos programados. El reto es que cuando se suba al coche en la primera carrera pueda competir, que en su caso es exprimir al máximo el coche.

Cuidando todos los detalles
Cuidando todos los detalles

Lo hizo en sus más recientes aventuras en el Dakar, 24 Horas de Le Mans o Daytona y 500 Millas de Indianápolis, Fernando Alonso no escamotea horas ni sacrificios para estar lo mejor preparado posible ante grandes desafíos.

Tres tandas de test

Su vuelta a la Fórmula 1 se ha convertido en un ‘déjà vu’. El asturiano, que fue campeón del mundo en 2005 y 2006 con Renault, que lo acarició en 2007 con McLaren y en 2010 y 2012 con Ferrari, está todo el día encima de su nuevo equipo para conocer detalles del coche, los planes a seguir, los cambios que se harán y, sobre todo, teniendo en cuenta que la pretemporada se va a limitar a una jornada y media en pista, ya sea en Barcelona o Bahrein, quiere llegar a este punto con métodos y automatizaciones al día. Es decir, empezar el año no solo con el ritmo necesario, que va a ser más difícil, sino salir a la pista como si hubiera conducido el monoplaza toda la vida.

Rodando en el espectacular circuito de Yas Marina
Rodando en el espectacular circuito de Yas Marina

Este es el reto y por eso el empeño de Fernando Alonso de acumular el mayor número de kilómetros posibles. Desde que a principios de septiembre se anunció su vuelta a la Fórmula 1 ya ha completado cinco tandas de test: una jornada en Barcelona y otras dos en Bahrein y Abu Dhabi.

Si en el Circuit apenas pudo completar 100 kms, el kilometraje limitado al tratarse de un ‘filming day’ con el RS.20, el coche de esta temporada, tanto en Sakhir como en Yas Marina ha podido superar los mil kilómetros. El asturiano se está adaptando a la metodología del equipo, a su forma de trabajar y los avances hacen que pida más. De hecho, Renault ha solicitado a la FIA poder participar en el test de rookies de final de temporada, el 15 de diciembre, y pese a la negativa de los adversarios es una puerta que aún no está cerrada completamente.

Si no puede rodar ese día con el RS.20 en Abu Dhabi volverá a hacer un test con el RS.18, el coche de hace dos temporadas, con el que no hay limitación de kilometraje. No quieren dejar nada al azar.

Ya lleva seis grandes premios

En los dos días de test de Bahrein completó un total de 186 vueltas a la pista de Sakhir con el coche que utilizaba Renault hace dos temporadas y neumáticos de demostración. El piloto asturiano dio 93 vueltas en cada una de las dos jornadas de trabajo, con un total de 106,632 kilómetros a una pista de 5,412 metros de longitud. El pasado lunes, por otro lado, completó otros dos días en Abu Dhabi. Entonces hizo un total de 190 vueltas, es decir, más de mil kilómetros (1055,26 km) a un trazado de de 5,554 metros de longitud.

Con Luca de Meo, el CEO de Renault

Estos 500 kilómetros diarios suponen que Fernando ha cubierto muchas más vueltas que en un gran premio normal, con lo que si se extrapolan los números podríamos deducir que en estas cuatro jornadas de test en Bahrein y Abu Dhabi, superando los dos mil kilómetros, ha cubierto la distancia de más de seis grandes premios.

El asturiano que, por lo tanto está en buena forma física, está tratando de recuperar sensaciones sobre el asfalto con este tipo de vehículos después de dos años de ausencia y en cada una de las dos jornadas que ha estado en pista ha completado más de un gran premio, combinando tandas cortas de calificación con las largas de carreras, buscando tanto mejorar los reglajes del monoplaza para sentirse más cómodo y ser más eficaz como, por otro lado, probar diversos compuestos de neumáticos, de los blandos a los duros. Alonso, en su máxima expresión.

También »  Máquina de ozono para desinfectar el coche de coronavirus: todo lo que debes saber