Ford Pro SuperVan, una furgoneta eléctrica de… ¡2.000 CV!

La firma del óvalo desarrolla una E-Transit Custom que acelera de 0 a 100 km/h en menos de dos segundos.

La vida nos ha enseñado, a base de bien, que la realidad siempre supera la ficción. Imaginas un furgón de reparto de comida a lo “Fast and Furious” pero sin emitir un solo gramo de CO2. Ford lo ha creado y se llama Ford Pro SuperVan Eléctrica. Se ha presentado en el marco del Festival de Velocidad de Goodwood (Reino Unido) y, como no podía ser de otra forma, sus cualidades y prestaciones están a la altura de dicho encuentro icónico para la automoción. Hablamos de un E-Transit Custom con 2.000 CV de potencia capaz de firmar un 0 a 100 km/h por debajo de los dos segundos.

Supervan
La Ford Pro SuperVan Eléctrica no es un furgón de reparto al uso.

¿Quién dijo que la electrificación debía ser aburrida? Los de Ford desde luego que no, y mucho menos ante la presentación de un concepto como la SuperVan Eléctrica. No creemos que se vayan a vender, tampoco que sea la intención. Es, más bien, un ejemplo de lo que es capaz de producir la firma tanto a nivel motriz como en el apartado de la conectividad y la capacidad digital.

¿Qué tiene bajo el piso?

Hablamos de piso, y no de capó, porque es un furgón eléctrico. Tiene, eso sí, cuatro motores eléctricos que le conceden hasta 2.000 CV de potencia bruta y tracción a las cuatro ruedas. Para dotar a esos motores monta una batería de 50 kWh, refrigerada por líquido, que busca conseguir el récord como superfurgoneta más rápida de la historia, pero también limpia y respetuosa con el medio ambiente.

El motor tiene, como no, la posibilidad de retener con la frenada regenerativa, concediendo ese margen para recuperar kilómetros de autonomía. Eso sí, lo más interesante es el modo E Boost, que concede más par y potencia para alcanzar la velocidad máxima en un abrir y cerrar de ojos. Si por el contrario, prefieres ahorrar, activas el modo ECO y parece otro vehículo completamente distinto.

Supervan de Ford Performance
Una furgoneta con hasta 2.000 CV de potencia y 100% eléctrica.

Esta creación, que ha llegado de la mano del equipo de Ford Performance, expone los conocimientos de los rallyes y las carreras electrificadas de STARD (Austria). Del diseño se han encargado los equipos de Ford, en Colonia, y su inspiración en la nueva E-Transit Custom es palpable. Eso sí, y tal como asegura Mark Rushbrook, director global de Ford Performance Motorsport: “las prestaciones no se reducen a los caballos: la potencia de procesamiento de la SuperVan eléctrica permite a los ingenieros utilizar los datos del vehículo en tiempo real para optimizar sus prestaciones, como en un coche de competición de alto nivel“.

Esta confirmación es gracias a la dotación de algunos elementos centrados en su rendimiento deportivo. Por ejemplo, la carrocería ha sido diseñada en pro de la aerodinámica con un splitter delantero de tamaño considerable, faldones laterales y el difusor trasero más propio de un coche de carreras. Algunos se habrán fijado en los cortes y la aleta dorsal que termina en ese alerón trasero clave para generar carga aerodinámica y empujar la SuperVan Eléctrica hacia el suelo, en ese conocido efecto “downforce” que mejora el agarre.

SuperVan
La SuperVan Eléctrica en Goodwood el Festival de Velocidad que puedes seguir online.

Para aguantar esa potencia, y que su conducción sea lo más “racing” posible, los ingenieros le han montado una suspensión de doble horquilla que tiene longitudes diferentes en cada esquina. Además, los bastidores y los frenos son de competición, así que podrás estar tranquilo si intentas aprovechar al máximo sus prestaciones. Algo que podrías hacer gracias a las jaulas antivuelco y asientos de competición homologados bajo normativa de la FIA.

También es muy digital

Pero la intención de Ford no era mostrar únicamente su potencial, sino también el apartado tecnológico y digital. En este sentido, la SuperVan Eléctrica instala la pantalla SYNC que ya conocimos en el Mach-E y que permite controlar la compatibilidad con el teléfono, conectarse al WiFi y tener lo último en el sistema de infoentretenimiento.

Ford Performance
El interior de la SuperVan Eléctrica de Ford Performance.

Desde esa misma pantalla se modifican los modos de conducción:

Carretera: conducción “normal”
Pista: con neumáticos de competición
Arrastre: gomas de carreras pero un enfoque de aceleración
Drift: pensado para dejar más libertad al eje trasero.
Rally: con neumáticos mixtos se prepararía para todo tipo de terrenos

El piloto Romain Dumas, ha sido el encargado de dar rienda suelta a las prestaciones de esta SuperVan Eléctrica en Goodwood. Un conductor a la altura, con récords absolutos en los ascensos de Goodwood y Pikes Peak, y la vuelta eléctrica más rápida en Nordschleife, donde ganó cuatro carreras de las 24 horas de Nürburgring. Ideal, sin duda, para justificar la trayectoria de Ford con las superfurgonetas, dado que esta eléctrica no es la primera.

Tal como nos cuenta la firma, la primera SuperVan de Ford se presentó en 1971, con un motor del Ford GT40 ganador de Le Mans. Era una Transit Mk 1 diferente a cualquier otra. La SuperVan 2 estaba hecha de fibra de vidrio, con un bloque V8 Cosworth de 590 CV del C100 de Ford. La misma combinación que usaron para la SuperVan 3, impulsada por un motor Cosworth HB de 650 CV que también tenían los Fórmula 1.

También »  Nuevo Hyundai Kona Hybrid 2019: La saga más eficiente