La DGT podría multarte aunque no uses el móvil en el coche

Si el agente interpreta que el móvil supone una distracción podría multarte aunque no lo tengas entre las manos

La Dirección General de Tráfico (DGT) quiere sacar una nueva ley que castigue todavía más las distracciones en el coche a causa del móvil, y por ello ya no sólo podrían ponerte una multa si lo estás utilizando, sino simplemente si el agente interpreta que el teléfono supone una distracción aunque no lo lleves entre las manos.

Por el momento, el uso del móvil en el coche se castiga con una multa 200 euros y 3 puntos del carné, pero si en verano se aprueba el anteproyecto de ley que propuso la DGT en marzo, esta acción conllevará una sanción de 200 euros y 6 puntos, en vez de 3.

Si el agente interpreta que el móvil supone una distracción, podría multarte con 200 euros y 6 puntos, aunque no lo tengas entre las manos en ese momento

Pero sin duda la parte más polémica de esta nueva ley es que esta multa se aplicará igualmente a quienes no usen el teléfono si el agente interpreta que el móvil supone una distracción para la conducción. Es decir, que su simple presencia ya es motivo sanción.

¿Cómo hay que llevar el móvil en el coche para que no te multen con la nueva ley?

En palabras de propio director de la DGT, Pere Navarro, si el móvil se coloca “en el salpicadero, no sería objeto de denuncia, siempre que se utilice para ello un soporte homologado y no se manipule durante la conducción“. Es decir, que está, pero como si no estuviese.

La DGT recomienda por tanto que sólo se manipule el móvil en una zona segura y cuando el coche esté parado o estacionado, no detenido como en un semáforo, donde nos pueden multar por hacerlo. Es decir, que ya sea en marcha o durante una detención, si metemos una dirección del GPS en el móvil aunque lo llevemos en un soporte homologado, nos acarreará 6 puntos y 200 euros de multa.

Aunque vaya en un soporte homologado, el móvil no se puede manipular en marcha en el coche

Otro motivo de multa será llevar el móvil en la mano aunque no lo uses. O de igual modo, llevarlo en un lugar donde por su inestabilidad o porque dificulte la visión pueda suponer una distracción para la conducción, como por ejemplo en el interior del cuadro de instrumentos, sobre el volante, suelto en el salpicadero, etc. Así que ¡vigila dónde pones el móvil en el coche!.

Esta medida está rodeada de polémica, ya que todo dependerá de la interpretación del agente, y los motivos de sanción pueden ser tan variados como interpretaciones haga el policía, siendo su palabra contra la del sancionado. Por cierto, no te pierdas esta noticia sobre la nueva multa por conducir con cascos.

También »  Nuevo Audi e-tron: el primer coche eléctrico de la marca