Las señales de tráfico, acusadas de ‘machistas’

La Fiscalía General del Estado la emprende contra las señalizaciones y reclama que se apliquen los principios de igualdad también en los carteles públicos


Xavier Pérez » 8 de septiembre, 2020

Vivir para ver. A todos nos está dando la impresión que últimamente algunas cosas se están sacando de contexto, situación y lógica. Nuestros legisladores andan muy atareados con la lucha contra la pandemia del coronavirus y tratando de que la economía no se hunda, aunque no todos.

Curiosa y sorprendente, tanto monta monta tanto, el orden de los adjetivos no importa. La información que nos llega de que la Fiscalía General del Estado es sorprendente y curiosa. Desde el estamento legislativo se ha censurado el machismo de algunas señalizaciones de Trafico por situar a la mujer en “una situación de dependencia y subordinación”, como aquella en la que aparece siguiendo a un hombre senderista o también la de un niño que lleva de la mano a una niña, que va detrás, al colegio.

Señal de tráfico de un ciclista.
Señal de tráfico de un ciclista.

Creemos que hay que luchar contra el machismo y todo lo negativo que supone para la sociedad, y fomentar la igualdad, pero de ahí a emprenderla contra las señales de tráfico hay un abismo. Esta consideración de los garantes de la legalidad en España se enmarca en la Memoria Anual del Ministerio Público correspondiente al año 2019, en el apartado que analiza la perspectiva de género y la seguridad vial.

La Fiscalía realiza una serie de aportaciones, “por supuesto no inéditas”, sobre la movilidad desde la perspectiva de género, porque, “aun cuando se han hecho progresos”, insiste en que “todavía perviven las señalizaciones contrarias a los principios de igualdad”. En particular, denuncia que hay señales de tráfico que representan a un hombre como peatón o como conductor; y otras relativas al cuidado de personas o al ámbito doméstico señala que es una mujer la representada.

‘Culpa’ de los romanos

Tal vez deberían apostar desde la Fiscalía por una remodelación de las señales de tráfico. Éstas aparecieron en la época de los romanos, que fueron los primeros que establecen cierto código de señales para orientar al viajero en el tránsito por las calzadas. Estos hitos señalizadores romanos se llaman millarios y contaban en millas romanas la distancia desde ese punto a los diferentes destinos que comunicaba la vía o calzada. Las nuestras, las actuales, las machistas, datan de una época más reciente: la Convención de Viena de 1968. Desde entonces toda Europa Occidental se rige por el mismo código.

Señal de zona de juegos de niños.
Señal de zona de juegos de niños.

Al final,a este paso, habrá que entrar a ampliar el debate. Decir coche o cocha, vehículo o vehícula, alternador o alternadora, volante o volanta… las palabras del sector o sectora de la automoción o automociona están plagadas de género masculino, eso es cierto, pero será porque en su día se inventaron así. Seguramente producto de una normalidad que no atacaba a nadie y porque había que llamar a las cosas de alguna manera. Lo dicho, estamos en contra del machismo, pero no seremos nosotros los que tiremos la primera piedra a Michelangelo Buonarroti por haber esculpido un David. ¿No?

También »  Nuevo Ford Puma 2020: Estos son sus precios para España