“Me llamo Fiat 500 y quiero ser Car Of The Year”

El modelo utilitario de Fiat ofrece unas buenas prestaciones y es el eléctrico más deportivo y atractivo de los contendientes.

La electrificación por bandera. Fiat se ha propuesto alcanzar al máximo número de incondicionales con la nueva generación de su mítico Fiat 500. Anclado en un segmento muy complicado, en el que las motorizaciones de combustión no ofrecen ninguna rentabilidad, la marca italiana ha reconvertudo a su mito en un coche 100% eléctrico. El nuevo Fiat 500 dispone de todas las propuestas de equipamiento y se presenta con tres versiones (cabrio, 3+1 y tres puertas hatchback), y siempre con propulsión eléctrica.

El 500 ha entrado este año entre los siete modelos seleccionados para hacerse con el trono de otro utilitario, el Peugeot 208, ganador del premio The Car Of The Year 2020. No lo va a tener fácil ya que compite con verdaderas estrellas del momento, y en cuanto a mecánicas se peleará con el Citroën C4 y el Volkswagen ID.3, ambos con propuestas también 100% eléctricas. También deberá vérselas en el segmento de los utilitarios con el Toyota Yaris.

Fiat 500e en la prueba del INTA con Motorpress.

En la prueba que los seis jurados españoles del The Car Of The Year realizamos hace unas semanas en el INTA de Madrid de la mano de los profesionales de Motorpress, el Fiat 500 se mostró como uno de los modelos más divertidos de los siete finalistas. Sus reacciones tanto en carretera como en circuito son excelentes, bordeando la pasión que encontramos, por ejemplo, en el Cupra Formentor o el Toyota GR Yaris.

Fiat, ha equipado al nuevo 500e con dos versiones. Una que desarrolla 95 CV y que está en pleno proceso de homologación de la autonomía, pero que rondará los 180 kilómetros, y otra con 118 CV (que fue la que probamos) que nos permitirá contar con una autonomía de 320 kilómetros, pero que si rodamos en ciudad, podemos estirarlos hasta los 450 kilómetros.

Buen dinamismo

El nuevo Fiat 500e demostró un buen dinamismo, aunque fue el peor de todos en la prueba de frenada asimétrica (entrando a una velocidad de 80 km/h). Frenó por completo a los 63,05 metros, viéndose superado incluso por otro modelo de mayor peso y dimensiones como es el caso de Land Rover Defender (60,72 metros).

Las dos unidades probadas en Madrid.

En el test del Alce fue el tercer modelo más rápido por dinamismo y control, con una velocidad de entrada de 71,76 km/h. Mientras, en la prueba de eslalon, el Fiat 500e marcó un tiempo en el recorrido de 8,27 segundos.

En la prueba especial de visibilidad la distancia a la que un objeto de 70 centímetros de altura es visible desde el puesto del conductor es de 4,43 metros, la distancia más corta (y peligrosa) de los siete finalistas.

Conozcamos a través de los datos quién es el nuevo Fiat 500e con el que hicimos las mediciones, eso sí, después de haber probado dos de sus tres versiones (cabrio y hatchback), las dos con el motor de 87 kW (118 CV).

Resumen de datos y cotas de habitabilidad

CotasDimensiones
Longitud3,63 metros
Anchura1,68 metros
Altura1,53 metros
Batalla2,32 metros

El Fiat 500e ofrece un espacio interior justo. Obviamente se trata de un utilitario, por lo que no podemos pedir peras al olmo. Los asientos delanteros son muy comodos, aunque en la parte posterior queda bastante poco espacio, sobre todo si el conductor es alto como es el casso con 1.90 metros de altura. Atrás no fui capaz de ubicarme con relativa comodidad. Por equipamiento es muy correcto, sin renunciar a nada y sin ofrecer atribuciones tecnológicas difíciles de gestionar por la la mayoría de las personas.

HabitáculoCentímetros
Ancho interior delantero/trasero127/121
Altura delantera (min-max) / trasera95-100/86
Espacio piernas trasero53

El maletero del Fiat 500e está en la línea del segmento de los más pequeños. Obviamente no se trata de un coche para hacer grandes viajes en familia. Es urbano, pensado para el día a día.

MaleteroCotas
Volumen total184 litros
Altura plano carga74 cm.
Altura tirador99cm.
Profundidad (plano inferior)54cm.
Anchura (min/max)89/102 cm.
Altura56 cm.
Boca de carga (ancho/alto)89/91 cm.

Es un coche dinámico, ágil y con un muy buen comportamiento incluso en pista, donde sus condiciones de ratonero le permiten ser el mejor de los eléctricos que este año compiten en el premio (Citroën C4 y Volkswagen ID.3).

Mi opinión

Para mí se trata de una buena propuesta como coche eléctrico para la gente a la que le gusta conducir. Es divertido y dispone de lo necesario para el desplazamiento del día a día. La apuesta solo por la electrificación puede ser un punto negativo, especialmente para mercados como el nuestro en el que el desarrollo de la infraestructura de recarga deja mucho que desear.

Por prestaciones me parece una buena opción si lo que buscamos es un eléctrico que nos mantenga ‘vivos’ en cuanto a sensaciones. Su mejor terreno es la ciudad.Y por precio no es uno de los eléctricos más caros ya que podemos tenerlo por debajo de los 30.000 euros.

También »  Salón del automóvil Barcelona 2019: novedades y lanzamientos