10 consejos para comprar el mejor patinete eléctrico

Con estas 10 recomendaciones acertarás en la compra de tu patinete eléctrico estas navidades


El patinete eléctrico será de nuevo uno de los regalos estrella de estas navidades. Pero para que aciertes con la adquisición, te vamos a dar 10 consejos para comprar el que mejor se adapte tus gustos y necesidades.

Tanto si vamos a comprar un patinete eléctrico estas fiestas, como si vamos a pedírselo a Papá Noel o los Reyes Magos, hay que tener en cuenta las siguientes 10 recomendaciones.

1 – Variedad: Cada vez hay más variedad de patinetes eléctricos, y por eso debemos elegir el que mejor se adapte a nuestras necesidades: con o sin manillar, que tengan o no sillín, de dos o más ruedas…

2 – Autonomía: Es esencial calcular el recorrido de los desplazamientos diarios que vayamos a realizar para saber cuánta autonomía necesitamos por cada carga. Hoy día existen multitud de patinetes con baterías de mayor o menor volumen.

3 – Peso: Si tras el recorrido debemos subir el patinete a pulso a casa o la oficina, es esencial que pese lo menos posible. En cambio, si podemos aparcarlo en algún lugar, no es tan necesario que éste sea ligero. Por lo general, el peso medio oscila entre 10 y 15 kg. Además es recomendable que sea plegable, ya que esto facilita poder transportarlo.

El peso del patinete será decisivo a la hora de transportarlo
v

4 – Durabilidad: El patinete eléctrico debe soportar todo nuestro peso, por lo que su estructura debe ser fuerte y resistente. Hay que asegurarse de que es de buena calidad y aguantará bien con el paso del tiempo y los kilómetros.

5 – Ruedas: El tamaño y material de las ruedas es fundamental. Si son grandes ofrecen más estabilidad y seguridad, pero pesan más. En cambio, si son más pequeñas, es más fácil de transportar, pero al conducirlo puede que sea más inestable. Además, si son blandas son más cómodas pero pinchan antes, y si son duras no sufren pinchazos peor son más incómodas.

6 – Frenos: Además de una buena potencia, un patinete eléctrico debe disponer de un buen equipo de frenos para detenerlo eficazmente. Por la velocidad que se alcanza (está permitido hasta 25 km/h), es conveniente valorar que, aparte del freno del motor, se cuente con frenos de disco para aumentar la seguridad.

Un patinete debe permitir ver claridad y ser vistos con facilidad
Un patinete debe permitir ver claridad y ser vistos con facilidad

7 – Luces: En un vehículo es tan importante ver como ser vistos. Por eso el patinete debe disponer de un buen faro frontal y de un vistoso piloto trasero. Incluso estos últimos avisan de las frenadas parpadeando en algunos modelos.

8 – Leer opiniones y probarlo: Antes de realizar la compra del patinete eléctrico es recomendable leer muchas opiniones en foros, revistas o páginas web especializadas, consultar a la tienda donde vayamos adquirirlo y, si es posible, incluso probarlo.

Hay que asegurarse de que el patinete es de buena calidad
Hay que asegurarse de que el patinete es de buena calidad

9 – Mantenimiento: El patinete hay que cuidarlo para que no se estropee. Esto supone llevarlo con delicadeza ya que contiene sistemas tecnológicos frágiles, ver bien por dónde transitamos para evitar pinchazos, no forzar su motor y evitar utilizarlo en días de mucha lluvia ya que se trata de un aparato eléctrico. Si pese a todo ello se averiase, hoy día existen muchos lugares de reparación de patinetes eléctricos especializados o servicios como ANOVO, que aseguran un mantenimiento para que dure más años y en las mejores condiciones posibles

10 – Responsabilidad: Lo más importante en la compra de un patinete eléctrico es saber que estamos adquiriendo un vehículo, y por tanto una responsabilidad con el resto de usuarios de la vía. Por ello, siempre hay que ser respetuoso con las normas y cuidadoso en la conducción.

Siguiendo estos 10 consejos en la compra de un patinete eléctrico, te aseguras de elegir el más adecuado y de conducir de la forma más responsable y segura.

También »  Nuestra voz será la próxima llave para abrir y arrancar vehículos