El nuevo coche conectado 5G de Seat permite conducir con un sexto sentido

Con la tecnología 5G al volante, se podría reducir el riesgo de accidentes en un 68%

Seat continúa innovando y sorprendiendo cada día, y ahora lo hace a través de su coche conectado 5G, un vehículo que permite prever el futuro y evitar conflictos antes de que se originen.

Con la llegada del 3G los usuarios contaron por primera vez con un ancho de banda de alta velocidad para conectarse a Internet desde sus dispositivos móviles. Posteriormente, la llegada del 4G multiplicó esa velocidad e hizo posible el consumo de vídeos online y archivos más grandes. Ahora, gracias al 5G o quinta generación de conectividad de red, se ha incrementado considerablemente el ancho de banda y la capacidad de red y se han reducido los tiempos de respuesta.

¿En qué consiste el coche 5G?

El nuevo coche conectado 5G es capaz de detectar peatones, ciclistas y distintos obstáculos, de forma que los conductores obtienen información predictiva constantemente que les permite mejorar sus decisiones. “Hasta ahora, el coche sólo ofrecía la información que el conductor podía ver. Ahora, gracias a la tecnología 5G, el coche recibirá información del entorno urbano antes de que la vea el conductor”, afirma César de Marco, responsable del proyecto 5G Connected Car en Seat.

Este nuevo vehículo 5G se comunica con los dispositivos de la infraestructura urbana, de forma que los peatones, por ejemplo, se detectan a través de distintos sensores conectados a los semáforos. De este modo, la información se envía a la red 5G y, acto seguido, al coche para que éste avise al conductor. “En el caso de los ciclistas, puesto que se desplazan más rápido, utilizamos otras tecnologías. Se añaden dispositivos electrónicos a la bici y pequeños indicadores a la infraestructura urbana para detectar con precisión la presencia de la bicicleta”, añade César de Marco.

Este novedoso sistema es también más rápido que la capacidad humana, por lo que una de sus principales características es su baja latencia, o el tiempo que tarda la red en responder a una orden. El ser humano tarda una media de 150 milisegundos en reaccionar ante un estímulo externo, mientras que “la conectividad 5G tiene la capacidad de bajar el tiempo de reacción de la red y de aviso al conductor a los 5 milisegundos” según de Marco.

No obstante, para que este revolucionario sistema con tecnología 5G sea efectivo, tanto la infraestructura pública como la de telecomunicaciones tienen que adaptarse a estas nuevas necesidades. En palabras de Leticia López, portavoz de Telefónica: “Estamos evolucionando nuestras redes hacia el 5G. Uno de los pasos hacia ese objetivo es acercar la capacidad de procesado al usuario y así reducir el tiempo de respuesta de la red. Gracias a esto, podemos ofrecer avisos al conductor y gestionar el tráfico en tiempo real”.

Por último, cabe destacar que con la llegada de la tecnología 5G a los vehículos, se podrían salvar muchas vidas, ya que el riesgo de sufrir accidentes se reduciría en un 65 o 68%, según estudios de la asociación internacional 5G Automotive Association (5GAA).

También »  BMW R18 Dragster; la última y espectacular creación de Roland Sands