La subida del diésel frente la subida del la luz

El precio del gasóleo es superior de la gasolina y está muy por encima del de la electricidad

En plena era de la electrificación, cuando más argumentos necesitan los combustibles fósiles para seguir en liza, el diésel pierde una de sus mejores bazas al elevar su precio por encima del de la gasolina. En el día que se escribe este artículo, el gasóleo A está a una media en España de 1,841 euros el litro, por los 1,807 de la gasolina 95, aunque hay distintas estaciones de servicio repartidas por el país en las que el diésel ya está por encima de los dos euros el litro.

El menor coste del gasóleo ha sido, junto a su menor consumo, el principal argumentario para su compra, pero al situarse más caro que la gasolina le da alas a su injustificada demonización. Pero, ¿por qué está ahora más caro el diésel que la gasolina?

Diferencias entre el precio del diésel y la gasolina

Históricamente el gasóleo siempre ha sido más batato que la gasolina, pero en la tormenta perfecta que estamos viviendo últimamente ha hecho que las tornas cambien. Y no sólo se debe un factor, sino que son varios los que lo habilitan. La primera razón por la que el diésel está más caro responde a la ley de la oferta y la demanda que regula cualquier mercado.

Al haber un mayor parque automovilístico diésel en España, los tanques de diésel se vacían antes que los de gasolina. Esto, unido al miedo de las estaciones de servicio de quedarse sin este líquido por las circunstancias del transporte y otros reveses de la actualidad, hace que éstas aceleren su compra a un precio más caro que luego pasa factura a los consumidores.

El diésel lleva siendo perseguido desde hace años
El diésel lleva siendo perseguido desde hace años

Por causas que serían muy complejas de determinar, la cotización internacional del gasóleo también ha subido, lo que repercute forzosamente en el precio que pagará finalmente el usuario por llenar el depósito de su coche.

Y el tercer factor que hace que el diésel esté más caro que la gasolina responde a los impuestos que gravan ambos combustibles. Históricamente el gasóleo ha tenido una menor carga impositiva, que si bien en estos días sigue igual y se mantiene por debajo de la de la gasolina, sí ha aumentado lo suficiente como para que unido a las circunstancias mencionadas anteriormente junto a otros factores, haya hecho que el precio del gasóleo se sitúe por encima del de la gasolina en estos momentos.

Recarga de un vehículo eléctrico
Recarga de un vehículo eléctrico

En este reportaje mostramos que tener un coche gasolina puede llegar a costar hasta un 37% más que un eléctrico, ya que pese a que los precios de la energía eléctrica también han subido, las tarifas especiales para la carga de un vehículo eléctrico mantienen el precio del kWh entre 0,10 euros (periodo supervalle) y 0,45 euros/kWh en hora punta. Es decir, precios parecidos a los que ofrece la red de recarga pública de diferentes operadores nacionales. Gracias a ello, el coste medio de un SUV de gasolina que hace 50 kilómetros diarios es de 7 euros al día, mientras que para un todocamino eléctrico de similares características, el coste puede estar incluso por debajo de 1 euro al día.

Pero donde el diésel sigue siendo imbatible es en la autonomía, donde está por delante de los gasolina por su menor consumo de combustible, y a años luz de los eléctrico. Si hablamos de trayectos por carretera, que es el hábitat natural de los vehículos propulsados por gasóleo, éstos pueden realizar fácilmente más de mil kilómetros, mientras que los eléctricos a duras penas llegarán a los 400 kilómetros. Y si cargamos sus baterías en supercargadores, además pagaremos un precio que se puede equiparar al del litro de combustible fósil.

Todo lo anteriormente explicado tiene relación con el precio, pero ¿qué pasa si hablamos de contaminación? ¿Tiene un SUV eléctrico más huella de carbono que un gasolina?.

También »  Ford convierte el maletero del nuevo Puma en un salón de belleza para mascotas