Un 15% de los españoles ya se plantea comprar un coche eléctrico

La primera opción de compra es el coche híbrido con un 40%, por delante de los gasolina y diésel con el 22%

Son muchos los factores que están desestabilizando el mercado automovilístico: el fin de los motores de combustión, la llegada de los propulsores eléctricos, la falta de microchips, la subida del precio de los carburantes, el problema del transporte… Situaciones que crean incertidumbre y por tanto cambian radicalmente la intención de compra de los usuarios, como refleja el reciente estudio realizado por el Observatorio Cetelem, unidad de estudios e inteligencia económica de BNP Paribas Personal Finance.

En el análisis se observan datos muy reveladores como el que apunta que debido al reciente aumento del precio del combustible y de la energía, un tercio (32,2%) de los españoles que pretendían comprar un coche de combustión, y casi la mitad de los que querían un eléctrico, han paralizado la compra hasta que mejore la situación.

De igual modo indica que la crisis de los microchips ha provocado un crecimiento de la compra de coches de segunda mano y de su precio más de un 21% lo que equivale a más de 6.000 euros. Debido también a la falta de semiconductores, el 53% tuvo que esperar mucho para su coche nuevo, o incluso cambiar su opción de compra.

Y debido al proceso de electrificación, la intención de compra de un coche eléctrico pasa del 10% en 2021 al 15% en 2022. Lo que no cala tan hondo entre la sociedad es la movilidad, ya que a pesar del teletrabajo y del menor uso del vehículo para ir a trabajar, el 73% de los propietarios no piensan modificar nada respecto al uso de su vehículo y solo un 7% se plantea venderlo y buscar otras formas de movilidad. Entre los que no tienen coche, un 52% se plantea comprar un vehículo más barato o de ocasión y un 13% no tiene claro adquirir un automóvil. Entre los que sí lo tienen, solo un 7% se plantea venderlo para reducir costes.

El precio sigue siendo el principal handicap de los eléctricos

De todos los encuestados en este estudio sobre la intención de compra de un automóvil, el 76% se decantará por un coche nuevo, y el 24% por uno de segunda mano. Y de todos ellos, el 15% ya se plantea la compra de uno eléctrico. Pero el coche electrificado más deseado es sin duda el híbrido, que pese a caer dos puntos, es la opción escogida por el 40% de los compradores. Esto los sitúa a día hoy por encima de los coches con motor gasolina y diésel, ambos con un 22%. A su vez, también varía el precio medio del importe de compra previsto, que crece un 8%, hasta los 27.065 euros; cifra que asciende a 28.259 euros (un 9% más que en 2021) si se trata de un coche eléctrico.

Puesto de carga de un coche eléctrico

El coche eléctrico no termina de despegar en España, por lo siguientes motivos: El precio elevado (del 60% de 2021 al 66% de 2022); la autonomía (del 54 al 55%); no disponer de un espacio para el cargador (del 39% al 41%); tiempo de recarga (del 31% al 36%). Si nos centramos en la autonomía, la necesaria para valorar la compra de un coche eléctrico, sería de entre 0 y 100 kilómetros para un 14%; entre 200 y 300 km para un 18%; entre 300 y 400 km para un 22%; entre 400 y 500 km para otro 22%; y más de 500 kilómetros para un 21%.

El aumento del precio del combustible y de la energía hace que un 34% de los españoles intente usar menos el coche y que un 29% se esté planteando el cambio a uno híbrido o eléctrico. Además, ha paralizado la decisión de compra, hasta que la situación mejore, para un tercio de los encuestados que tenían la intención de comprar un coche de combustión, y para la mitad de los que querían comprar un eléctrico.

También »  Opinión: Aparcar el corazón y gestionar con la cabeza