Automobile Barcelona se celebrará, con público, en julio

La muestra barcelonesa se celebrará con público a partir de la segunda semana del mes de julio con presencia de la mayoría de las marcas representadas en Anfac.

El salón internacional del automóvil de Barcelona, Automobile Barcelona, se celebrará con presencia de público la segunda semana del mes de julio próximo. Así lo han confirmado Fira de Barcelona y Anfac (la patronal del sector en España) tras la reunión mantenida ayer en Madrid. Con ello, la muestra barcelonesa, que en 2109 celebró su centenario, será la primera gran feria del automóvil que se celebre con público en Europa tras el inicio de la pandemia del coronavirus.

Desde Anfac valoran positivamente la decisión de seguir con la propuesta de este año, que se celebrará en julio (justo la semana después del Mobile World Congress), abandonando así su tradicional fecha de la primera semana de mayo. Con este cambio estratégico, se espera que la situación de la pandemia haya mejorado para poder disponer de un margen suficiente para que la feria contenga una parte importante presencial. De poder cumplir con los plazos que se han previsto, Automobile Barcelona se convertirá en la primera feria sectorial de calado que se celebra en Europa desde que se inició la propagación del coronavirus.

El automóvil empezó a ver decaer sus salones el pasado mes de marzo de 2020, cuando dos días antes de su celebración el Salón de Ginebra se vio obligado a suspender su cita ante los primeros casos de covid-19 en Suiza. La muestra, referente en el sector, fue la primera en cancelarse y le siguieron todos los salones previstos en 2020 (y algunos este 2021): Nueva York, Paris, Los Angeles, Detroit y Pekin se han visto obligados o bien a cancelar o a desplazar su celebración a partir de mediados de este año 2021.

Ausencia de Ginebra

Fira de Barcelona organizará así el primer salón europeo tras el inicio de la pandemia, después que en este 2021 el Salón de Ginebra (que debía organizarse a partir del próximo lunes y era el más importante a nivel mundial) decidiera cancelar la edición de este año por culpa de la propia situación sanitaria y de los desacuerdos entre los organizadores y los fabricantes del sector.

La apuesta por la automoción es clave para el desarrollo industrial español, y por ello Automobile Barcelona es un escaparate importante de cara a recuperar el impulso económico. Por ahora ya han sido varios los fabricantes que se han mostrado partidarios de acudir a la cita, que podría tener un mayor empuje comercial.

El presidente de Automobile Barcelona, Enrique Lacalle, ha expresado la importancia de, dadas las actuales circunstancias, organizar este evento. “El salón de Barcelona siempre ha sido pionero y este 2021 volveremos a serlo. Tras ser el primero en celebrar 100 años en la pasada edición de 2019, seremos los encargados de dar el pistoletazo de salida a la celebración de grandes certámenes de la automoción en Europa, tras un periodo muy complejo”, ha subrayado. En este sentido, ha remarcado que “estamos convencidos de que seremos un extraordinario instrumento para la reactivación de las ventas”.

Por su parte, el director general de Anfac, José López-Tafall, ha reiterado la importancia de la celebración de Automobile en 2021 por “la imagen potente que refleja a nivel nacional e internacional sobre la industria de la automoción en España“, entendiendo que, en julio, “contribuirá a impulsar la recuperación del mercado”. “El salón servirá, una vez más, como escaparate de la industria de la automoción en España y de sus compromisos, tanto con la reactivación económica del país como, a través de los nuevos modelos, con la transformación hacia la movilidad del futuro”, apuntan desde la asociación.

También »  Seat Mii electric 2020: primera toma de contacto