Volkswagen lanza el nuevo ID.5, la propuesta eléctrica más extrema de la marca alemana

Volkswagen ofrece tres niveles de acabado: Pro, Pro Performance y GTX y tres opciones de motorización de 128 kW (174 CV), 150 kW (204 CV) y 220 kW (299 CV)

Volkswagen ha apostado con fuerza por la electrificación y sigue ampliando la gama con el lanzamiento del ID.5, el primer SUV coupé eléctrico de la familia que presenta un diseño y acabado Premium. No estamos ante un coche rompedor, ya que mantiene muchos rasgos en común con el ID.4, pero en él destaca su coeficiente aerodinámico que permite una autonomía de unos 500 kilómetros.

El ID.5 ofrece tres niveles de acabado: Pro, Pro Performance y GTX y tres opciones de motorización de 128 kW (174 CV), 150 kW (204 CV) y 220 kW (299 CV). Las versiones Pro Performance y la GTX, emulan las míticas siglas GTI, y ofrecen muy buenas impresiones de entrada, tanto en tecnología y equipamiento, como en comodidad, conectividad y sensaciones de marcha.

Volkswagen ID.5

El ID.5 Pro y Pro Performance cuentan con un motor eléctrico en la parte trasera que se encarga de la propulsión, mientras que en el ID.5 GTX un motor eléctrico hace funcionar el eje delantero y otro el trasero, ofreciendo tracción total y máximas prestaciones de agarre en cualquier tipo de superficie y deportividad con una aceleración de 0 a 100 km/h en 6,3 segundos y una velocidad máxima limitada de 180 km/h.

Equipa de serie el selector de perfiles de conducción que permite al usuario influir en el funcionamiento y entrega de los motores eléctricos, así como en la recuperación y la dirección, que puede ser progresiva y directa a medida que el ángulo de giro aumenta. Como opción puede equipar la regulación electrónica de la suspensión adaptativa (DCC), que le permite adaptarse sin problemas a las exigencias que se le planteen.

Batería de gran capacidad

Todos los motores del ID.5 utilizan una gran batería de iones de litio que puede almacenar 77 kWh de energía. Con ella, el ID.5 Pro y el ID.5 Pro Performance alcanzan hasta 514 kilómetros de autonomía (segun ciclo WLTP). Su posición central debajo del habitáculo garantiza un centro de gravedad bajo y una distribución equilibrada del peso.

Volkswagen ID.5

El ID.5 GTX, con tracción total, tiene una autonomía de 490 kilómetros (WLTP). Con la batería de 77 kWh, el ID.5 puede cargar en una estación de carga de corriente continua con un máximo de 135 kW en lugar de 125 kW, ahorrando hasta nueve minutos de tiempo de carga cuando se carga del 5 al 80 % del SOC. El ID.5 se puede cargar en 29 minutos y el ID.5 GTX en 36’ para recorrer 390 km y 320 km, respectivamente.

El Volkswagen ID.5 incorpora los más avanzados sistemas de ayuda a la conducción como el Travel Assist con datos de tráfico real y el nuevo Park Assist Plus con función de memoria. Además del guiado completo del coche, que incluye la dirección, la aceleración y frenado, el sistema puede reproducir las maniobras individuales aprendidas recordando las maniobras, por ejemplo, al aparcar en un garaje. Solo tienes que aparcar una vez y guardar la maniobra de aparcamiento y el vehículo la repetirá cuando se lo pidan.

Volkswagen ID.5

Para las funciones de uso y la visualización en el puesto de conducción incorpora una pantalla compacta detrás del volante y otra, situada en el centro, de 12 pulgadas de serie. También ofrece un Head-up-Display con realidad aumentada y control por voz natural. Por último, quisiera destacar que tanto los faros delanteros como los grupos ópticos traseros están diseñados con la última tecnología LED, mientras que los faros Matrix LED ‘IQ.LIGHT’ con Dynamic Light Assist y función de bienvenida y grupos ópticos traseros LED 3D con intermitentes dinámicos son de serie para el ID.5 GTX.

Estética más deportiva

Destaca por su perfil coupé, que le da un toque característico, diferencial. Su diseño llama la atención porque combina la elegancia, deportividad y robustez. Presenta una línea lateral atrevida con caída del pilar C, que le otorga la característica silueta de un SUV coupé, que le confiere un mayor dinamismo y un aspecto deportivo que se acentúa con los grandes pasos de rueda que albergan unas llantas de 19 a 21 pulgadas.

Volkswagen ID.5 GTX.

Se trata de un vehículo muy versátil que no renuncia al espacio interior tanto en las plazas traseras como en lo que hace referencia al tamaño del maletero. El ID.5, lógicamente, se posiciona en el mercado por encima del ID.4, siendo una alternativa para quien quiera un modelo que se diferencie por el diseño.

Tiene una longitud de 4,60 metros y una batalla de 2,77 metros, 1,85 metros de ancho y 1,61 metros de alto. El maletero, en función de la posición de los respaldos de los asientos traseros, tiene una capacidad de entre 549 y 1.561 litros. Opcionalmente, están disponibles un portón trasero de accionamiento eléctrico y un gancho de remolque abatible eléctricamente.

También »  Super Bowl LV, los coches vuelven a ser protagonistas