Premio Coche del Año de los Lectores: todos los ganadores desde su primera edición

En el 20 aniversario del Premio Coche del Año de los Lectores repasamos todos los coches galardonados desde la primera edición

Después de 20 años, se puede afirmar con rotundidad que el Premio Coche del Año de los Lectores se ha convertido en un punto de referencia tanto en la industria del automóvil como en el panorama editorial. El hecho de involucrar al lector de manera directa en la elección del modelo vencedor ha sido vital en la trayectoria de estos consolidados y codiciados galardones. Una fórmula en la que también han tenido, y siguen teniendo, su protagonismo los diferentes periodistas del mundo del motor de las diferentes cabeceras de Prensa Ibérica, tanto con la completa información elaborada a lo largo de todo el año, como en la elección de los seis vehículos finalistas entre todos los aspirantes, siempre teniendo como referencia a los elegidos como modelos favoritos por los lectores. Pero los auténticos protagonistas son los coches. Modelos que buscan entrar en la historia como ya lo han hecho todos los ganadores de este prestigioso galardón.

2003: Audi A8

El primer Coche del Año elegido por los lectores de Prensa Ibérica en el año inaugural del galardón fue el Audi A8. Un modelo que fusionaba dinamismo y confort de una manera extraordinaria, hasta el punto de que la propia marca anunciaba en su lanzamiento que “esta limusina redefine la deportividad en el segmento de lujo”. El nuevo buque insignia de Audi no renunciaba a la máxima calidad a través de los mejores materiales, las técnicas más innovadoras o el diseño más sofisticado, pero sí incrementaba la deportividad con una carrocería más ligera y, sobre todo, con dos potentes motores V8 de 335 CV y 280 CV que se asociaban por primera vez al cambio automático de 6 velocidades con función tiptronic, que heredaba directamente del R8 que venció en Le Mans.

2004: BMW Serie 5

El eslogan “más potencia y menos consumo” conquistó a los lectores del Prensa Ibérica, que eligieron al BMW Serie 5 como el mejor coche del año. Para lograr este equilibrio entre prestaciones y frugalidad, el Serie 5 de BMW empleaba unos nuevos motores de seis cilindros en línea más con cárter de magnesio y el sistema VALVETRONIC de última generación. Los modelos 525xi y 530xi estaban además dotados del sistema de tracción total xDrive con funcionamiento inteligente, para una tracción excelente y un mayor dinamismo, seguridad y agilidad. Los nuevos propulsores lograban mejorar la aceleración de 0 a 100 km/h un 5%, a la vez que se reducía el consumo en torno a un 10%.

2005: Citroën C4

Los lectores de Prensa Ibérica premiaron la innovación con la elección del Citroën C4 como ganador en el premio de 2005, ya que el compacto francés supuso toda una revolución en su segmento por aquel entonces. Ya contaba con sistemas inteligentes como la alerta de cambio involuntario de carril, faros bi-xenón autodireccionables, ayuda al estacionamiento delantero y limitador voluntario de velocidad, que no sólo eran poco habituales en el año 2005 en su segmento, sino también en modelos de segmentos superiores y más exclusivos. Innovaciones que casaban a la perfección con el moderno diseño exterior e interior del vehículo. Una carrocería de formas redondeadas pero de aspecto coupé con un coeficiente Cx de sólo 0,28, guardaba un interior vanguardista en el que llamaban la atención elementos como un cuadro de instrumentos que muestra los parámetros de conducción sobre una lámina translúcida, que se adapta a la luminosidad del habitáculo. Tecnología del futuro para un coche muy accesible.

2006: Alfa Romeo 159

El Alfa Romeo 159 llegaba al mercado con la complicada tarea de sustituir al 156, un modelo que desde 1977 había vendido por aquel entonces 680.000 unidades. Suerte que este reto lo afrontase un coche que tenía todo para convertirse en el referente dinámico de su segmento. El coche favorito de los lectores lograba combinar una conducción extremadamente deportiva y de prestaciones extraordinarias con altos niveles de seguridad, confort y robustez. Un mix complicado de lograr, pero posible gracias a un chasis completamente nuevo que estrenaba una nueva suspensión para sacar el máximo partido a una nueva generación de motores y cajas de cambio. Y todo ello con un estilo distintivo y con el inconfundiblemente italiano. Prueba de la maestría y excelencia de este coche es que todo aquel que lo tuvo, o todavía lo conserva, sigue destacándolo como uno de sus coches favoritos y uno de los más apasionantes a la hora de ‘pilotarlos’.

2007: Audi Q7

El nuevo Audi Q7 era el coche total: grande, con un interior de 7 plazas, elegante, deportivo, confortable, potente y con capacidad off-road. No es de extrañar que con esta combinación de virtudes ganase el Premio Coche del Año de los Lectores en 2007. Para Audi constituía “un nuevo desarrollo dentro del sector de los vehículos SUV”, y destacaba por ofrecer de igual modo “el rendimiento y la dinámica de conducción de un vehículo deportivo” en carretera y fuera de ella “y fuera de ella, redefine el punto de referencia dentro de su categoría”, gracias entre otras cosas a la tecnología de tracción inteligente quattro. Se lanzó con el nuevo motor 4.2 litros V8 de inyección directa de gasolina FSI con 350 CV y con el diésel 3.0 TDI de 6 cilindros de 233 CV.

2008: Ford Mondeo

El Mondeo de 2007 acercó más a Ford a la órbita de los coches premium alemanes. Un salto de calidad que se vio recompensado con el Premio Coche del Año de los Lectores. Y es que esta generación de la berlina mejoraba en diseño con un aspecto más sofisticado y deportivo, no sólo en el exterior, sino también en un interior de alto nivel, incluyendo confort y características NVH de limusina, iluminación de ambiente interior y materiales de tacto suave por todos los lados. También se incrementó la tecnología con elementos como la entrada y arranque sin llave, una nueva pantalla de instrumentos ‘Ford Convers’ o Control de Crucero Adaptativo con Alerta Frontal, entre otros muchos elementos, por no hablar de los avances en seguridad con un mejorado Sistema de Protección Inteligente. Como no, la eficiencia también se incrementó, con tres motores Duratorq TDCi diésel y cinco motores Duratec de gasolina.

2009: Seat Ibiza

El incombustible Seat Ibiza no podía faltar en esta lista de coches favoritos de los lectores de Prensa Ibérica, y fue el modelo de 2007 el que acabó conquistándolos. Una elección que se justifica si vemos cómo presentaba la marca española a su nuevo utilitario: “Fiel a sus orígenes. Una innovadora propuesta donde la calidad de precisión, la deportividad y el nuevo concepto de diseño “Arrow Design” se combinan a la perfección con unos altos niveles de seguridad y confort, fiel reflejo del empleo en el modelo más joven de la marca española de la nueva plataforma del Grupo VW desarrollada para este segmento”. Todo ello, más el saber hacer de uno de los modelos más longevos e icónicos de nuestro mercado, le permitió conquistar el Premio Coche del Año de los Lectores en 2009.

2010 Opel Astra

Opel hizo la cuarta generación del Astra a lo grande, y no es una forma figurada de hablar, sino que para crearlo se inspiraron directamente en el Isignia. A partir del modelo tope de gama se dibujaron las líneas del compacto, también se mejoró la habitabilidad para tratar de acercarse a un segmento superior en cuento a confort, e incluso tomó del buque ‘insignia’ de la marca del rayo la tecnología más puntera, como los Faros AFL+ de iluminación variable, el sistema Flex Ride con sus distintos modos de conducción, o la cámara Opel Eye para elevar la seguridad y las ayudas a la conducción. Un gran salto cualitativo que se vio recompensado con el apoyo de los lectores de Prensa Ibérica.

2011: Opel Meriva

Opel hizo doblete en 2011, ya que tras la elección el Astra como Premio Coche del Año de los Lectores, el Meriva se alzó sólo un año después con el preciado galardón. Y es que la segunda generación del monovolumen compacto supuso una ruptura total con su predecesor y toda una revolución para el sector por su sistema de apertura de puertas. Contrario a todos sus rivales en el segmento y casi de forma exclusiva en el mercado, ofrecía unas puertas posteriores que se abrían hacia atrás, es decir, de forma contraria a la marcha. Esto permitía que al abrirse junto con las delanteras se ofreciese un acceso al habitáculo sencillamente inmejorable por su comodidad y amplitud. Pero a su vez este sistema sufría cuando el coche estaba aparcado muy cerca de otros coches o de una pared, ya que el acceso era algo complicado. Sea como sea, este sistema cautivó a los votantes del premio.

2012: Audi Q3

La exploración de nuevos segmentos no pudo salirme le mejor a Audi, ya que su nuevo SUV compacto premium se llevó el Premio Coche del Año de los Lectores en 2013. Hablamos del Q3, un todocamino que destacaba por su versatilidad. La firma alemana anunciaba que este modelo ofrecía el mismo de nivel de confort y seguridad tanto dentro como fuera de la carretera, además de brindar un sorprendente dinamismo en tramos revirados. Una polivalencia que se acrecentaba con la funcionalidad de su habitáculo de gran calidad, capaz de albergar a cinco ocupantes y todo su equipaje, merced a un maletero de 460 litros. Y todo ello acompañado de unos eficientes motores gasolina TFSI y diésel TDI, además de la tecnología más vanguardista en seguridad e infoentretenimiento.

2013: Volvo V40

El innegable éxito cosechado por el Volvo V40 en su corta pero meteórica existencia se plasmó en los premios de Prensa Ibérica, al ser elegido por los lectores como su coche favorito en la edición de 2013. Y es que este modelo sintetizaba en una carrocería compacta lo mejor de la firma nórdica: elegancia, eficiencia, confort y, sobre todo seguridad. El V40 nació en 2012, se rediseñó en 2016 con la última línea de diseño de Volvo y los afamados faros de ‘Martillo de Thor’, y se dejó de fabricar en 2019. Además, contaba con una atractiva y polivalente versión Cross Country que, gracias a una mayor altura libre al suelo y unos efectivos refuerzos, le permitía salir de la carretera con mayores garantías. El compacto contaba con eficientes motores y con avanzada tecnología en la por entonces floreciente conectividad, destacando sobre todo las innovaciones en seguridad que se aglutinaban en el sistema City Safety.

2014: Peugeot 308

Pese a tratarse de un modelo revolucionario y con enormes avances respecto a su predecesor, Peugeot decidió mantener el nombre 308 en la segunda generación del compacto, rompiendo con la tradición de sumar un último dígito a sus nuevas creaciones. Y es que la firma francesa era consciente del gran éxito de su antecesor, por lo que prefirieron mantener su nomenclatura y evolucionarlo al máximo. Y vaya que si lo hicieron; tanto como para salir vencedor en el Premio Coche del Año de los Lectores. Un galardón que se justifica por su el enorme salto de calidad que dio el nuevo 308 en diseño exterior, sofisticación interior, tecnología al servicio de la seguridad, las ayudas a la conducción y el infoentretenimiento, además de contar con una gama de eficientes y potentes motores acordes a un chasis extraordinario que permitían una elevada dinámica de conducción.

2015: Ford Mondeo

El Ford Mondeo se convirtió en 2015 en el primer vehículo en repetir victoria en la historia del Premio Coche del Año de los Lectores de Prensa Ibérica, al sumar un segundo galardón al ya logrado en 2008. La nueva generación era mucho más ‘premium’ que la anterior, comenzando por su imponente aspecto exterior, por su sofisticado habitáculo, por la tecnología puntera al servicio de los ocupantes a través del complejo pero intuitivo sistema SYNC 2, y por el soberbio confort que era capaz de brindar en carretera. Un modelo pensado para devorar kilómetros en largas distancias disfrutando de la mejor calidad de vida bordo. Además este Mondeo ya se sumaba a la electrificación, ofreciendo un propulsor híbrido de 2.0 litros gasolina con 186 CV. “El nuevo Mondeo es un nuevo e importante capítulo para uno de los vehículos más conocidos de Europa, con una historia que se remonta a más de 20 años”, dijo Joe Bakaj, vicepresidente de Desarrollo de Producto de Ford Europa en su lanzamiento. “El Mondeo hará que las altas especificaciones y las características premium sean accesibles a un número aún mayor de conductores, incluyendo nuestro primer cinturón de seguridad trasero inflable y los primeros faros LED de Ford en Europa“.

2016: Opel Astra

Y sólo un año después se volvía a producir un doblete al salir como vencedor el Opel Astra. Con los premios de 2010 y 2016, el compacto alemán se convirtió junto al Mondeo, en los únicos coches con dos premios otorgados por los lectores de Prensa Ibérica. Los ingenieros lograron que la carrocería fuese más corta y baja que la del anterior Astra, pero lejos de perder habitabilidad y capacidad de carga, incrementó sus cotas interiores para ganar en confort y amplitud. Otro aspecto optimizado fue el dinamismo, con un comportamiento en carretera mucho más preciso que el anterior, gracias a una puesta a punto precisa del chasis. Y como ya era una tónica habitual en el compacto, esta última generación también recibió los avances tecnológicos más punteros de sus hermanos mayores, como un sistema de iluminación de auténtica referencia en su segmento. Y todo ello con una relación calidad-precio-equipamiento que fue el remate definitivo para convertirse en el favorito del público.

2017: Seat Ateca

Seat reconquistó el Premio Coche del Año de los Lectores con un modelo histórico en su organigrama, ya que se trataba del primer SUV de su historia. Hablamos del Ateca, un todocamino compacto que desde que fue lanzado al mercado se ha mantenido año tras año como uno de los referentes de este competido y emergente segmento. La firma española lo catalogaba como el coche perfecto para el día a día urbano, pero también por las escapadas de fin de semana gracias a su amplitud interior, a su practicidad, versatilidad y buen comportamiento tanto dentro como fuera de carretera. Toda esto se acompañaba de un diseño sumamente atractivo y de un interior muy funcional y ergonómico pero no por ello falto de atractivo. Como no podía ser de otro modo, contaba a su vez con innovadores sistemas de seguridad, infoentretenimiento y seguridad. Un coche redondo por un precio más que accesible con el sello inconfundible de Seat.

2018: Hyundai i30

El Hyundai i30 de 2018 fue la confirmación definitiva de que el cliente europeo ese esencial para su estrategia de mercado. La tercera generación del compacto se desmarcaba definitivamente del estilo oriental para adoptar una imagen y unos estándares de calidad que no sólo no tenían nada que envidiar a los de los compactos generalistas del viejo continente, sino que podían incluso equipararse a los de algunos modelos premium. Y es que el nuevo i30 lucía un diseño exterior mucho más maduro, sobrio y contemporáneo que su predecesor , un interior notablemente más sofisticad, y un comportamiento dinámico adaptado a los gustos de conducción de los europeos y a las peculiaridades de nuestras carreteras. Fue a su vez el primer vehículo de Hyundai en incorpora el nuevo motor de gasolina turboalimentado, el T-GDI de 1.4 litros y 140 CV que le aseguraba una gran eficiencia sin renunciar a las bondades de los propulsores gasolina.

2019: Mercedes-Benz Clase A

El Clase A de 2013 logró marcar un antes y un después en Mercedes-Benz, al pasar de un concepto monovolumen a un clásico compacto para conquistar a un público joven que nunca antes se había fijado en la firma de la estrella. Con este imponente historial resultaba complicado logra una evolución que mantuviese el nivel y las expectativas, pero sin lugar a dudas Mercedes lo consiguió con la cuarta y actual generación, gracias a un diseño mucho más depurado, un dinamismo y un confort en carretera digno de coche grande y, sobre todo, por un interior cargado de tecnología que lo heredaba directamente de los coches más exclusivos de la marca germana. Acceder a su habitáculo y ver esas enormes pantallas de 12,5 pulgadas unidas en un mismo elemento horizontal para dar la sensación de contar con un único panel gigante en el que se plasmaba la instrumentación y todo el sistema de infoentretenimiento fue un auténtico acierto para seguir atrayendo a los clientes más jóvenes y tecnológicos que demandaban tecnologías de vanguardia en conectividad. Un simple vistazo a este habitáculo justificaba la elección del Clase A como el favorito de los lectores del Prensa Ibérica.

2020: Seat Tarraco

Seat quiso rematar a lo grande su exitosa gama SUV en 2019, con la llegada del Tarraco, un SUV del segmento D que se convirtió en el auténtico buque insignia de la marca española aunando tecnología de vanguardia, una conducción ágil y dinámica, confort de marcha, practicidad y funcionalidad, con un diseño innovador y elegante. Un vehículo capaz de adaptarse a todas las circunstancias de la vida moderna, por todo lo antes mencionado y por disponer de un habitáculo de hasta 7 asientos junto con un maletero de gran capacidad para llevar todo lo necesario para largas escapadas. Como no podía ser de otro modo tratándose del modelo tope de gama de Seat, cuenta con la tecnología más puntera del constructor español además de los motores más eficientes de la compañía, incluyendo una oferta electrificada basada en la tecnología híbrida enchufable. Pese a que los SUV de gran tamaño no suelen ser coches de grandes volúmenes de venta, el Tarraco logró hacerse con el Premio Coche del Año de los Lectores de Prensa Ibérica, lo que habla de su gran calidad.

2021: Cupra Formentor

Y llegamos ya al último favorito de los lectores de Prensa Ibérica, el Cupra Formentor. No ha podido tener mejor acogida el primer coche producido desde cero por la nueva submarca deportiva del grupo Seat, ya que este galardón lo otorga el público y sirve como termómetro de cómo puede funcionar comercialmente un vehículo. Aunque el éxito del Formentor era fácil de predecir, ya que ofrece un diseño súper llamativo y con unas líneas que combinan exclusividad y deportividad a partes iguales sobre una carrocería crossover de estilo coupé; un habitáculo moderno y tecnológico con un innegable tinte deportivo que hace honor a la marca; y ,sobre todo, un comportamiento dinámico adictivo gracias a una puesta a punto del chasis sencillamente extraordinaria y con el sello inconfundible de Cupra. Si a todo ello se le acompaña de una extensa gama de motores con una oferta que va desde eficientes diésel, pasando por propuestas híbridas enchufables y enérgicos propulsores gasolina de hasta 390 CV, obtenemos un coche capaz de adaptarse a las necesidades y deseos de casi cualquier tipo de cliente. Sin duda el actual Coche del Año de los Lectores de Prensa Ibérica es justo merecedor de este prestigioso galardón.

2022: Hyundai Ioniq 5

El último vencedor del Premio Coche del Año de los Lectores ha sido el primer vehículo eléctrico que se alza con este galardón. Se trata del Hyundai Ioniq 5, un modelo que ha cautivado al público de Prensa Ibérica por su atractivo diseño exterior retrofuturista y por su diáfano, moderno, minimalista y funcional interior. Aunque sin duda también han sido definitivas sus prestaciones, con una potente y eficiente propuesta de motores eléctricos que puede entregar más de 460 kilómetros de autonomía junto a una elevadísima potencia, y una capacidad de recarga de referencia merced a su tecnología de 800 V. Un justo ganador que evidencia el cambio de tendencia en el sector automovilístico hacia un futuro totalmente eléctrico.

También »  La visita de Trump a la planta de Ford: una máscara personalizada, chaquetas de cuero y tres Ford GT