Aston Martin homenajea su presente y pasado con el exclusivo V12 Speedster

Aston Martin une atributos de sus coches actuales y de sus clásicos más representativos para crear un superdeportivo muy exclusivo

Desde la llegada del Aston Martin DB11, que fue el primero en incorporar, en su versión V8, un motor procedente de Mercedes-AMG fruto de un acuerdo entre ambas firmas, la marca británica ha ido renovando su gama con vehículos como el nuevo Vantage, mucho más agresivo, o el DBS Superleggera, un superdeportivo imponente y lujoso. Para el Salón de Ginebra, la firma de Gaydon tenía un ‘as en la manga’, un vehículo con el que recordar el pasado e ilusionar a fanáticos y coleccionistas, el V12 Speedster.

Sin embargo, su cancelación ha obligado a Aston Martin a presentarlo por Internet desde su sede, pero no por ello deja de ser un coche especial para la marca. Solo 88 unidades de este modelo serán ensamblados a mano para un grupo selecto de compradores que pagarán 879.000 euros por cada una.

Con elementos del presente y del pasado

El V12 Speedster ha sido desarrollado en solo un año por el servicio de personalización Q by Aston Martin, que ha tomado, según cuentan, como inspiración su tradición en las competiciones de motor y también el diseño aeronáutico. Basado en la actual plataforma de aluminio de la marca, este deportivo biplaza cuenta con elementos del Vantage, como la forma de  su parrilla, sus grupos ópticos delanteros y traseros o las líneas generales del capó, con detalles inspirados en coches clásicos como el DBR1, ganador en Le Mans en 1959, el CC100 Speedster Concept de 2013 o el DB3S de 1953.

Trasera del nuevo V12 Speedster | Foto: Aston Martin
Trasera del nuevo V12 Speedster | Foto: Aston Martin

Todo para conformar un chasis de fibra de carbono casi en su totalidad, aunque también se ha utilizado aluminio, y un interior artesanal a base de piel, detalles cromados, aluminio e incluso elementos imprimidos mediante la tecnología de impresión 3D. El habitáculo, dividido y sin parabrisas ni techo, cuenta también con particularidades como la eliminación de la guantera en favor de una bolsa de cuero extraíble y un hueco bajo los asientos para guardar el equipaje. Asimismo, por todo el coche hay guiños inspirados en el avión F/A-18 fruto de la colaboración de Aston Martin con Boeing.

El tradicional V12

Desde Aston Martin querían que este coche fuera “visceral” y por eso han optado por su tradicional V12 biturbo de 5.2 litros para propulsarlo en vez del alemán V8. Con 700 CV y 753 Nm de par máximo, es capaz de alcanzar los 100 km/h en solo 3,5 segundos y de acelerar hasta los 300 km/h, su velocidad máxima limitada. Como en la mayoría de sus coches, el motor se asociará con la transmisión automática ZF de ocho relaciones.

Habitáculo del V12 Speedster | Foto: Aston Martin
Habitáculo del V12 Speedster | Foto: Aston Martin

Para garantizar un dinamismo a la altura de su significado, y precio, Aston Martin ha introducido un sistema de suspensión adaptativa y un selector de modos de conducción (Sport, Sport + y Track), que actuará sobre el acelerador, la suspensión, la transmisión y la dirección para adaptarse a las necesidades de ‘marcha’ del conductor. Para controlar tanta potencia, la firma de Gaydon apuesta por frenos carbocerámicos de serie tanto delante como detrás.

También »  Elon Musk huye ahora del bitcoin y su valor se desploma en horas