Audi presenta el prototipo Q4 Sportback e-tron, un nuevo SUV cupé eléctrico

La firma alemana presenta un nuevo eléctrico en forma de prototipo, la versión cupé del SUV Q4 e-tron, cuya variante de producción llegará en 2021

Àlex Soler » 7 de julio, 2020

Hay un nuevo eléctrico en las filas de Audi. Aunque todavía en forma de prototipo, la firma de los cuatro aros ha desvelado el Q4 Sportback e-tron, un concepto de SUV eléctrico en el que se basará su futura versión de producción, que llegará en 2021. En esencia, es la versión cupé del Q4 e-tron, un prototipo de crossover también eléctrico desvelado en Ginebra en 2019, y prueba de ello son sus prácticamente idénticas dimensiones y características. No obstante, estéticamente presenta un carácter único que le diferencia de su hermano.

Basado sobre la plataforma MEB del Grupo Volkswagen, el Q4 Sportback e-tron mide 4,60 metros de largo, un centímetro más que el Q4 e-tron, y 1,60 de alto, un centímetro menos. La anchura, de 1,90 metros, y distancia entre ejes, de 2,77 metros, es idéntica. Estéticamente, las diferencias principales están en la trasera y el perfil, con la línea del techo descendiendo hasta un alerón trasero horizontal bajo la luneta posterior y pasando por un pilar D mucho más inclinado. Aunque solo es un centímetro más largo que el Q4 estándar, la nueva forma de su trasera incrementa la sensación de que lo es incluso más. Sus grupos ópticos traseros, la banda luminosa que los une y el difusor trasero los hereda del prototipo Q4 e-tron.

Vista trasera del nuevo Q4 Sportback e-tron | Foto: Audi
Vista trasera del nuevo Q4 Sportback e-tron | Foto: Audi

En el frontal, las diferencias son mínimas, sigue destacando la parrilla Singleframe tradicional de Audi y un paragolpes idéntico al de la versión estándar. La inscripción e-tron, iluminada, aparece bajo la parrilla, en el lugar donde la mayoría de vehículos de Audi portan la inscripción ‘quattro‘. El conjunto lo redondean llantas de 22 pulgadas y las aletas en los pasos de rueda, un guiño al lenguaje estético que los de Ingolstadt han evolucionado desde la década de los 80.

Interior espacioso y lujoso

Los 2,77 metros de distancia entre ejes prometen un interior muy espacioso, característica que se ve maximizada por la ausencia de túnel de transmisión y la combinación de colores claros en la consola central y el salpicadero con colores oscuros en las alfombrillas y la zona inferior del habitáculo. Estéticamente, las diferencias con el Q4 e-tron vuelven a ser escasas, con Audi apostando por un ecosistema digital orientado marcadamente hacia el conductor. La pantalla central de 12,3 pulgadas servirá para gestionar el sistema de infoentretenimiento, mientras que, tras el volante, el cuadro de instrumentos digital Audi virtual cockpit ofrecerá la información más importante al conductor, adaptada a la conducción eléctrica.

Interior del nuevo SUV eléctrico de Audi | Foto: Audi
Interior del nuevo SUV eléctrico de Audi | Foto: Audi

Audi asegura haber conseguido materiales de calidad con tejido sostenible a partir de microfibra blanca y beige. Este contrastará con el Alcántera y costuras de contraste en la tapicería y el volante. Bajo la consola central, la ausencia de palanca de cambio y de freno de mano, la marca alemana ha dispuesto un gran compartimento con extras como un espacio para cargar el móvil mediante inducción.

Motorización

El Q4 Sportback e-tron llegará con una versión quattro, es decir, de tracción total controlada electrónicamente que priorizará el reparto de potencia al eje trasero para maximizar su autonomía. Así, contará con dos motores eléctricos, uno en el eje trasero de 204 CV y 310 Nm de par máximo y uno en el delantero de 102 CV y 150 Nm de par máximo. Combinados, la potencia total es de 306 CV.

Ambos motores se alimentarán de una batería de 82 kWh de capacidad que, según el riguroso ciclo de homologación WLTP, permitirá más de 450 kilómetros de autonomía, una cifra lograda gracias a un coeficiente aerodinámico de 0,26, mejorando en 0,1 el de la versión estándar. La batería podrá cargarse mediante un enchufe doméstico, un cargador Wallbox o mediante puntos de carga rápida de hasta 125 kW de potencia, que le permitirá recuperar el 80% de su autonomía en 30 minutos. Aunque no concreta detalles, Audi habla de futuras versiones de tracción trasera con más de 500 kilómetros de autonomía.

Las llantas de 22 pulgadas aportan agresividad | Foto: Audi
Las llantas de 22 pulgadas aportan agresividad | Foto: Audi

La marca alemana promete un comportamiento muy dinámico gracias a su bajo centro de gravedad, con la batería de 510 kilos situada en entre ambos ejes bajo el habitáculo, un sistema de suspensiones adaptativas y a una entrega de potencia que puede alcanzar el 50% en cada eje. Como todos los eléctricos, entrega toda su fuerza desde el arranque, pudiendo alcanzar los 100 km/h en apenas 6,3 segundos. Su velocidad máxima está limitada a 180 km/h.

El Q4 Sportback e-tron se une así a la familia de eléctricos de Audi, un grupo de coches que crecerá hasta llegar a más de 20 modelos a mediados de década. Para 2025, la firma de Ingolstadt quiere que el 40% de sus ventas correspondan a modelos electrificados, incluyendo microhíbridos, y por eso está inmersa ahora en una ambiciosa ofensiva eléctrica.

También »  Renault aplica un ERTE sobre 12.000 empleados en España