Audi RS e-tron GT: lo mejor de dos mundos

El nuevo RS e-tron GT combina lo mejor de un vehículo eléctrico con las sensaciones inigualables de un deportivo de altísimo nivel

Audi lanzó en febrero el nuevo e-tron GT, una auténtica joya que combina lo mejor de un vehículo eléctrico con las sensaciones inigualables de un deportivo de muy alto nivel. En el circuito del Jarama pudimos probar recientemente sus prestaciones, que están acorde a lo que se espera de este vehículo que comparte plataforma con el Porsche Taycan y que llega a ofrecer 645 CV en su versión RS.

Pocas oportunidades tenemos de entrar con un coche eléctrico de grandes prestaciones en un circuito y cuando se presentan hay que aprovecharlas al máximo y de la mano de la Audi Driving Experience el éxito está asegurado. A los que nos gustan los coches poder probar las dos versiones más deportivas de la marca – RS e-tron GT y el R8, cada una con más de 600 CV – en un circuito tan legendario como es el Jarama es un auténtico lujo.

Lejos de hacer una comparación entre estos dos vehículos que me entusiasmaron y que desprenden sensaciones diferentes pero que comparten la adrenalina, me centré en el comportamiento sobre el asfalto del nuevo e-tron GT más allá de su diseño. Extraña positivamente acelerar de 0-100 en 3,3 segundos, sin el mínimo ruido, y su imponente frenada. Su paso por curva también es excepcional, con un agarre sublime

El nuevo Audi RS e-tron GT | Foto: Audi
El nuevo Audi RS e-tron GT | Foto: Audi

¡AGÁRRATE QUE VIENEN CURVAS!

El Audi RS e-tron GT presenta un coeficiente de resistencia de solo 0.24 Cx, un dato espectacular para un coche de 4,99 metros de largo; 1,96 de ancho y con una altura de 1,41 metros. El paquete de baterías está ubicado en el suelo -entre los ejes- para garantizar un reparto de pesos equitativo -50/50- y un centro de gravedad muy bajo. Ofrece dos maleteros, uno de 405 litros ubicado en la parte trasera y otro de 81 en la delantera.

La principal diferencia entre ambas versiones reside en la potencia del motor posterior que equipan. Los dos e-tron GT son 100% eléctricos y cuentan con un propulsor dispuesto en cada eje, de modo que mueven las ruedas del mismo para dotar al coche de tracción integral. Sin embargo, mientras el modelo estándar junta dos motores de 238 CV (175 kW) y 435 CV (320 kW) para entregar un total de 476 caballos -350 kW- y 630 Nm de par máximo, el RS e-tron GT incorpora un propulsor trasero de 456 CV además del delantero de 238, ofreciendo un rendimiento que alcanza los 598 caballos y un par máximo de 830 Nm. El Launch Control ofrece picos de potencia en modo boost de 646 CV durante 2,5 segundos.

Mientras el e-tron GT acelera de cero a 100 km/h en 4,1 segundos, el RS solo necesita 3,3 segundos, siempre con el modo boost esté accionado. La velocidad máxima es más parecida: 245 km/h y 250 km/h, respectivamente, aunque la del RS está limitada electrónicamente para evitar sobresaltos.

500 KILÓMETROS DE AUTONOMÍA

La autonomía en ambas versiones es de 488 kilómetros, según los datos que nos ofreció Audi es una cifra muy real. El consumo es similar, entre los 22,6 y 19,9 kwh/100 km para el GT y 22,7 – 20,6 kwh/100 km en el RS.

Gracias a la tecnología de 800 voltios que equipan los e-tron GT las cargas pueden ser muy rápidas, con una potencia de hasta 270 kW. En las condiciones ideales, con este sistema, las baterías pueden recargarse del 5% al 80% de su capacidad en menos de 23 minutos.

A nivel técnico, el RS se distingue del e-tron GT por pequeñas cosas pero no menos importantes, como el diferencial autoblocante trasero y la suspensión neumática adaptativa de tres cámaras. Tanto uno como otro son opcionales en el otro modelo que sí incorpora la dirección en las cuatro ruedas.

También »  Los nuevos Porsche 718 GTS 4.0 inician sus ventas en España