Las 80 mejores fotos del BMW i8

El BMW i8 está a punto de cesar su producción tras seis años en el mercado y queremos despedirnos de este transgresor vehículo con una galería de 80 imágenes


Transgresor, futurista, pionero… único. Así es el BMW i8, un modelo que llega al final de su ciclo de vida tras seis años en los que se ha convertido en todo un icono.

El primer modelo híbrido enchufable de BMW Group se lanzó al mercado con la intención de combinar lo último en diseño y tecnología, sin perder de vista la sostenibilidad, gracias a su revolucionario sistema de propulsión electrificada. Fue pionero en su “familia”, ya que sentó las bases para la actual gama de modelos híbridos enchufables de BMW Group. Con estos argumentos, el i8 se convirtió en el vehículo deportivo más exitoso del mundo con un sistema de propulsión electrificado. Con más de 20 000 unidades vendidas desde 2014, logró mayores ventas que todos los competidores juntos en su segmento.

Este vehículo de la firma bávara causó sensación desde el primer día. Su prototipo, presentado en el Salón Internacional del Automóvil (IAA) en Frankfurt en 2009, prometía combinar el placer de conducir de BMW con un diseño nunca antes visto y fórmulas de propulsión totalmente pioneras. Este concept car proponía vehículo deportivo de 2 + 2 plazas con puertas de ala de gaviota, un lenguaje de diseño nunca antes visto BMW, un sistema híbrido enchufable y tracción integral, una receta que parecía imposible de llevar a producción, pero que la marca alemana hizo realidad en el año 2014.

Lejos de conformarse con tener en su oferta el coche más revolucionario y catalogado por muchos como “el más bonito” del mercado, BMW incrementó su catálogo con el i8 Roadster, una variante con carrocería descapotable que añadía a la ecuación el placer de conducir a cielo abierto. Con este modelo llegó una optimización de la planta motriz, que ahora albergaba una batería de almacenamiento de alto voltaje que pasaba de 20 a 34 Ah y un contenido de energía bruta de 11.6 kWh. Al mismo tiempo, la tecnología optimizada de la celda de la batería hizo posible aumentar la potencia máxima del motor eléctrico en 12 cv (9 kW) para alcanzar los 143 cv (105 kW). En combinación con el motor de combustión da como resultado una potencia total de 374 cv, lo que permitía catapultar los apenas 1.600 kilos del i8 de 0 a 100 km/h en 4.4 segundos y alcanzar los 250 km/h de velocidad punta. Estas prestaciones extraordinarias se combinan con una autonomía de conducción 100% eléctrica de hasta 55 kilómetros.

También »  El nuevo SsangYong Korando 2019 obtiene 5 estrellas en las pruebas Euro NCAP