Citroën Ami, Solución para la movilidad urbana

La marca del chevrón lanza la solución perfecta para moverse por la ciudad con un diseño original, práctico y totalmente limpio al ser 100% eléctrico

Sorprendente, extraño, gracioso, práctico. No cabe duda que son muchos los adjetivos para definir al nuevo Citroën Ami, pero de lo que no cabe duda es que con este “objeto”, la marca del chevrón ha vuelto a revolucionar el mundo del automóvil y la movilidad urbana con esta solución 100% eléctrica.

Lo primero que debemos tener claro es que el Ami no es un coche. La Dirección General de Tráfico lo encuadra en el apartado de cuadriciclo, y eso le proporciona una ventaja que roza lo exclusivo, y que no es más que para utilizarlo no necesita carnet de conducir. Esto le abre un abanico de posibilidades a las que nadie puede acercarse y, actualmente, es una enorme ventaja.

Lo siguiente que debemos asumir, es que el Ami no es un coche para viajar ni para hacer largos desplazamiento. Es una solución de movilidad urbana para esas ciudades tan congestionadas y en donde aparcar es toda una odisea.

Citroën Ami

Sin embargo, conducir un Citroën Ami es divertidísimo. La primera sorpresa es al entrar. Las dos puertas son simétricas, por lo que la de un lado sirve para el otro. De ahí que la puerta del conducir abra de forma inversa, y la del acompañante de la forma habitual. Ofrece dos plazas, pero los asientos no están paralelos, pues el del acompañante está un poco más retrasado para que cuando viajemos solos, haya un amplio espacio para poder colocar la carga que llevemos, pues no podemos olvidarnos de que el Ami no dispone de maletero.

La primera impresión cuando nos sentamos en la posición de conducción es la de la luminosidad que tenemos, y es que este “objeto” dispone de unas grandes superficies acristaladas, lo que permite que entre la claridad por todos los lados. El nuevo Ami también le hace un guiño al mítico 2 CV, con la forma de las ventanillas de las puertas.

ULTRA-COMPACTO

Las reducidas dimensiones del Citroën Ami lo convierten en el compañero perfecto para callejear por la ciudad. Sus 2,40 metros de largo, y su radio de giro de 7,20 metros, lo convierten en el rey de la ciudad.

Citroën Ami

En lo que a autonomía se refiere, cuenta con setenta y cinco kilómetros, pudiendo recargarlo en un enchufe convencional con una cable que sale desde el mismo marco de la puerta. El tiempo de recarga es de tres horas, por lo que es otra ventaja que juega a su favor. El Citroën Ami tampoco es un coche para correr. Su velocidad máxima es de 45 Km/h, suficiente para lo que actualmente se permite en las ciudades.

Sin contar con las ayudas gubernamentales, el precio del Citroën Ami parte de los 6.900 euros, pudiendo disponer de un alquiler de larga-duración, que con una entrada de 2644 euros no da una cuota mensual de 19,99 euros en cuarenta y ocho meses. Apto para todos los bolsillo.

Interior del Citroën Ami

Además es personalizable, pues con la fórmula “Do It Yourself”, existe la posibilidad de crear un “objeto” al gusto de cada persona a partir de accesorios que fácilmente puede colocar uno mismo. En el kit se integran elementos de color funcionales, filete central de separación, filete de puerta, alfombrilla, espacio portaobjetos sobre el salpicadero, gancho para el bolso, pinza para el Smartphone y centralita Dat@Mi conectada a la aplicación My Citroën.

SIN CARNET DE CONDUCIR

Al ser considerado un cuadriciclo, para conducir el nuevo Citroën Ami no se necesita el carnet de conducir, por lo que cualquier joven mayor de quince años pude circular con el por las vías urbanas. Este es uno de los grandes atractivos de este nuevo modelo de la marca del chevrón, que ya comercializa este modelo en Francia, con una gran aceptación. En los próximos días ya se podrán hacer pedidos de este modelo, cuyas primeras unidades se entregarán a los clientes en la próxima primavera, en el mes de marzo.

También »  Probamos el nuevo BMW X5 2019