Nuevo Citroën C4 2021, una nueva forma de entender las berlinas

A medio camino entre una berlina y un SUV, el nuevo Citroën C4 ofrece motorizaciones gasolina, diésel y una variante 100% eléctrica

Citroën continúa revolucionando el sector del automóvil. Si hace unas semanas presentaba oficialmente el Ami, un “objeto” eléctrico para la nueva movilidad urbana, ahora sorprende con el nuevo C4 2021, un vehículo que la marca del chevron define como una berlina, pero que se asemeja más a un crossover. Citroën justifica esta decisión en las medidas del nuevo vehículo, 4,36 metros de largo, que lo sitúa en el centro del segmento de las berlinas compactas.

Lejos de esas apreciaciones, la realidad es que el nuevo Citroën C4 significa un cambio radical con respecto a sus antecesores. Lo primero es que estrena plataforma. Ahora utiliza la CMP, diseñada para las berlinas del grupo PSA, y que permiten ofrecer desde el primer momento una variedad 100% electrificada.

Esta nueva plataforma permite, al mismo tiempo, un cambio radical en el diseño, pero mantiene la esencia de dos clásicos de la firma como el C4 Coupé y el GS. Permite una posición de conducción sobreelevada, con una distancia al suelo de 156 mm. Frontalmente estrena una nueva firma lumínica, en forma de “V”, con la marca del chevrón en el medio, de un mayor tamaño, y que se prolonga hacia los laterales. Las luces antiniebla se sitúan en el paragolpes inferior, con una moldura que va a juego con otras partes, como los faldones laterales que albergan unos discretos airbump.

Los cambios también tienen su presencia en la zaga. Las ópticas también se prolongan hacia los laterales, con una luz de posición por encima. Todo el sistema está unido por un deflector que acentúa la vistosidad del portón. En la parte inferior del cristal del portón se presenta un alerón que podría reducir la visión trasera desde el puesto de conductor, pero la realidad es que no afecta lo más mínimo. El para golpes trasero incorpora en los laterales unas hendiduras que semejan a unas tomas de aire. A pesar de no tener utilidad, su vistosidad incrementa las buenas sensaciones que ofrece la zaga.

Sensación de confort

Interiormente, destacan los asientos Advanced Comfort, que aportan una agradable sensación de confort, de bienestar y de apoyo dando la impresión a los ocupantes de que están sentados en un sofá, bien aislados de la carretera. Instalados en una posición más elevada que en la competencia gracias a la postura sobreelevada del coche, los pasajeros tienen una mejor visibilidad y afrontan la conducción con mayor tranquilidad.

Otro de los aspectos destacados del interior es la capacidad de almacenamiento, que permite disponer de 39 litros adicionales, como un hueco para llevar una tablet, o incluso un adaptador para que el copiloto pueda entretenerse con ella, sin que el conductor tenga acceso visual a ella. Capacidad que se traslada al maletero, con una capacidad de 389 litros.

En lo que a la tecnología se refiere, incorpora las innovadoras suspensiones Citroën con Amortiguadores Progresivos Hidráulicos, que proporcionan un confort de máximo nivel y la sensación de viajar sobre una alfombra voladora para lograr el máximo bienestar a bordo, un elevado dinamismo y un gran placer de conducir. Esta tecnología exclusiva de la marca parte de un principio de funcionamiento sencillo. Añade dos topes hidráulicos en ambos extremos de los amortiguadores, uno de extensión y otro de comprensión, con lo que los movimientos de la carrocería se atenúan asegurando el confort y la estabilidad.

Citroën C4 2021
Citroën C4 2021

El nuevo Citroën C4 2021 dispone de 20 tecnologías de ayuda a la conducción, como el Highway Driver Assist, un dispositivo de conducción autónoma de nivel 2, así como 6 avanzadas tecnologías de conectividad. Incorpora el navegador 3D Citroën Connect NAV, que permite optimizar el tiempo de los trayectos al ofrecer información sobre el estado del tráfico en tiempo real. Cuenta con innovaciones que hacen más fácil la conducción, como la Visión 360°, el Park Assist o el regulador de velocidad activo.

La seguridad es prioritaria, con equipamientos como el reconocimiento de señales de límite de velocidad, el aviso de cambio involuntario de carril activo, el Active Safety Brake, el Indicador de atención del conductor y el de descanso recomendado o el sistema de vigilancia del ángulo muerto activo. Unas innovaciones que anticipan la llegada del vehículo autónomo.

Motorizaciones gasolina, diésel y 100% eléctrico

Desde el primer momento, el nuevo Citroën C4 2021 ofrece motores térmicos, de gasolina y diésel, y un 100% eléctrico. En gasolina, las motorizaciones van desde los 100 a los 155 CV de potencia, mientras que el diésel únicamente habrá dos propulsores, de 110 y 130 CV. En lo que se refiere a la versión eléctrica, el ë-C4, dispone de una autonomía en ciclo mixto WLTP de 350 km. Está perfectamente adaptado para las necesidades de la vida diaria, además de permitir el acceso a las zonas de circulación restringida de las ciudades, cada vez más numerosas y menos accesibles para los vehículos térmicos. Destacan sus altas prestaciones, con 136 CV de potencia y un par de 260 Nm disponible instantáneamente. Puede pasar de 0 a 100 km/h en 9,7 s en modo Sport y alcanzar una velocidad máxima de 150 km/h. La batería de iones de litio del motor eléctrico tiene una capacidad de 50 kWh, y es de alta tensión, con 400 V.

Precios y acabados para el C4 2021

La gama del nuevo Citroën C4 se estructura en 4 acabados diferentes en térmico y 3 en eléctrico, con un equipamiento de confort y seguridad muy completo desde los niveles más básicos. Live Pack es el acabado de entrada de gama, que estará disponible próximamente. Ofrecerá un C4 superequipado, con tecnologías como el Active Safety Brake, el Reconocimiento de Señales de Tráfico, la Alerta de Cambio Involuntario de Carril, la Alerta de Atención del Conductor y el Encendido Automático de las Luces.

Interior del Citroën C4 2021
Interior del Citroën C4 2021

Disponible desde 19.300 euros, sin campañas, con el motor gasolina PureTech 130 o desde 30.600 euros en la versión eléctrica ë-C4 100KW, el acabado Feel pone el acento en el confort y las sensaciones, con equipamientos como el climatizador automático bizona, la Suspensión de Amortiguadores Progresivos Hidráulicos o el ajuste lumbar del asiento de la persona que conduce. Incorpora funciones de ayuda a la conducción como la Ayuda al Estacionamiento Trasero, las luces Eco Led o los faros antiniebla Led delanteros.

El acabado Feel Pack suma el motor BlueHDi 130 asociado a la caja automática EAT8 equipamientos como el navegador Citroën Connect NAV; el Head Up Display, la cámara trasera, los asientos advanced comfort, el práctico smart pad support device y unas llantas de aleación de 18”.

Finalmente, el acabado Shine representa el tope de gama con funciones como la recarga inalámbrica del smartphone, el active safety brake asistido por cámara más radar, el reconocimiento extendido de señales de tráfico, los faros Inteligentes smartBeam, la ayuda al estacionamiento delantero, el sistema de vigilancia de ángulos muertos o el highway driver assist.

También »  La asociación de fabricantes de motos europeos piden aplazar la norma Euro 5