Citroën GS Camargue: La historia del ‘dream car’ que no fue diseñado por Citroën

El GS Camargue fue el primer vehículo de Citroën realizado fuera del Centro de Diseño de la marca

Marina Baranova » 21 de septiembre, 2020

Durante muchos años, Citroën custodió celosamente sus proyectos de diseño para sorprender al público en el lanzamiento oficial de cada uno de sus vehículos, lo que le llevó a negarse a colaborar con diseñadores externos. Esto fue así hasta 1972, año en el que se presentó un ‘dream car’ realizado por el diseñador italiano Nuccio Bertone sobre la base del Citroën GS, un modelo que sólo llevaba dos años en el mercado.

El Citroën GS nació del trabajo de Robert Opron, que comenzó a trabajar en Citroën a principios de la década de 1960 como asistente de Flaminio Bertoni, que dirigió el Centro de Diseño desde finales de la década de 1920 hasta 1964, cuando se jubiló. Opron se había encargado ya de algunos proyectos como el rediseño del AMI 6, el del coupé SM con motor Maserati o el de la berlina Citroën CX.

El Citroën GS era una berlina media de cuatro puertas y cinco plazas con suspensión hidroneumática, cuatro frenos de disco de alta presión con limitador automático en el eje trasero en función de la carga y de su reparto, una dirección de cremallera muy precisa, y un comportamiento y confort en carretera excelente, típico de Citroën. Sin embargo, uno de los puntos fuertes de este modelo era su carrocería, puesto que al estar diseñada por primera vez con ayuda de un ordenador, era extremadamente aerodinámica y fluida.

En comparación con sus rivales, el GS era innovador y tenía un diseño muy moderno. El vehículo contaba con cinco cómodas plazas, una habitabilidad sobresaliente en relación a sus compactas dimensiones y un gran maletero fácilmente accesible que amplificaba todavía más la percepción de espacio a bordo.

En el apartado mecánico, el GS equipaba un motor de cuatro cilindros con muy bajas vibraciones y refrigerado por aire, cuya cilindrada se incrementó con el paso de los años hasta 1.300 c.c. Este propulsor permitía al GS alcanzar una velocidad máxima de 150 kilómetros por hora.

El Citroën GS Camargue | Foto: Citroën
El Citroën GS Camargue | Foto: Citroën

El ‘dream car’ Citroën GS Camargue

El Citroën GS fue el punto de partida perfecto para desarrollar un nuevo proyecto de diseño: el GS Camargue. La Carrozzeria Bertone, con sede en Turín (Italia), fundada en 1912 por Giovanni Bertone y desarrollada por su hijo Nuccio, realizaba diseños de automóviles de prestigio para numerosas marcas de todo el mundo.

El desarrollo del ‘dream car’ GS Camargue fue el resultado de un reto: desarrollar a partir de la base del Citroën GS un biplaza deportivo con el objetivo de mostrar al fabricante francés de lo que era capaz la empresa de diseño capitaneada por Nuccio Bertone. El diseñador que se ocupó de este proyecto fue Marcello Gandini, que comenzó a trabajar en el modelo entre finales de 1970 y los primeros meses de 1971.

El frontal del Citroën GS Camargue | Foto: Citroën
El frontal del Citroën GS Camargue | Foto: Citroën

El GS Camargue se presentó oficialmente en 1972 en dos de los salones más destacados de Europa: el de París y el de Londres, obteniendo un gran éxito en ambos. Este nuevo ‘dream car’ con forma de coupé compacto ponía de manifiesto el estilo moderno y aerodinámico del GS. Sus líneas fluidas le conferían una mezcla de elegancia y dinamismo, mientras que su altura libre al suelo, más baja que la del GS, ofrecía una posición de conducción más deportiva. Además, la suspensión hidroneumática garantizaba el máximo confort y un impecable comportamiento dinámico. En cuanto al diseño interior, su espacioso y luminoso habitáculo ofrecía una habitabilidad óptima para dos ocupantes.

Tiempo después, la colaboración con la Carrozzeria Bertone se mantuvo, puesto que en 1978 Nuccio Bertone fue invitado por Citroën a presentar una propuesta para el sustituto del GS. El proyecto se encargó de nuevo a Marcello Gandini, que propuso una reedición del prototipo “Tundra” de Bertone, un coupé al que se le añadieron dos puertas más y un portón trasero. De este modo nació el proyecto XB, que en 1982 dio origen al heredero del GS: el BX, el primer Citroën de serie cuyo diseño fue externo al Centro de Diseño de la marca.

La parte posterior del Citroën GS Camargue | Foto: Citroën
El Citroën GS Camargue | Foto: Citroën

La colaboración entre Citroën y Bertone continúo en los años siguientes con las creaciones de los XM, ZX, Berlingo y Xantia, además del prototipo Zabrus, diseñado sobre la base del BX 4TC. Cabe destacar que, actualmente, el Citroën GS Camargue forma parte de la colección histórica de Bertone y que se expuso en el stand de la firma francesa en el Salón Rétromobile de París en 2019, con motivo del centenario de la marca.

También »  El legendario Toyota Celica cumple 50 años: recordamos sus siete generaciones