Todos los concept-cars de la historia de Citroën

Citroën ha presentado a lo largo de la historia distintas innovaciones tecnológicas y tendencias de diseño a través de sus prototipos

Marina Baranova » 8 de abril, 2020

Citroën se presentó en 1980 al Salón del Automóvil de París con las manos vacías, es decir, sin ninguna novedad importante, puesto que el principal atractivo de su stand aquel año no era el lanzamiento de un nuevo modelo, sino la presentación de un vehículo fuera de lo común y sin intención de ser comercializado en un plazo de tiempo razonable. De este modo, nació el primer concept-car de la compañía: el Karin.

Cabe destacar que esta no fue la primera vez que los equipos de diseño de Citroën reflexionaron sobre el futuro del automóvil y lo plasmaron en un prototipo. Antes, Citroën había diseñado otros concept-cars, aunque no los había mostrado al público en un Salón.

En los años 50 y 60, Citroën plasmó nuevas ideas en vehículos como el C-10, con su peculiar forma de gota de agua inspirada en el mundo de la aeronáutica. Este modelo compacto, económico y aerodinámico predecía muchas de las características de los monovolúmenes y su función principal era ser un objeto de estudio interno, no presentarse al gran público en ningún Salón.

El prototipo C-10 de Citroën
El prototipo C-10 de Citroën | Foto: Citroën

En 1969, se produjo un acontecimiento importante, y es que un grupo de 267 personas que recorrían más de 30.000 kilómetros al año a bordo de su vehículo tuvo la oportunidad de probar un prototipo de Citroën en condiciones reales. Así, el M-35 con motor rotativo Wankel anticipaba el futuro de la gama media de la compañía.

Tiempo después, en 1980, Citroën presentó por primera vez al público su concept-car Karin, un prototipo con formas trapezoidales y una estética de pirámide sobre ruedas que daba una visión inaudita sobre lo que deberían ser los automóviles en las siguientes décadas. El Karin, obra del diseñador británico Trevor Frost, presentaba un habitáculo innovador con tres plazas, donde el conductor se ubicaba en el centro y podía manejar todas las funciones del vehículo desde el volante. El legado del Karin se puede adivinar en varios modelos de la marca de las décadas de 1980 y 1990: el BX, el AX o el XM. Ocho años después, en 1988, el concept-car Activa 1 ponía en escena la suspensión hidractiva con sistema de antideslizamiento, que después equiparían tanto el Citroën XM como el Xantia.

El habitáculo del Concept-car Citroën Karin
El habitáculo del Concept-car Citroën Karin | Foto: Citroën

Citroën buscaba a través del diseño de sus prototipos unas prestaciones cada vez más eficientes y respetuosas con el medio ambiente, sin descuidar en ningún momento la aerodinámica, el aspecto clave de prototipos como el C-Metisse de 2006, que ofrecía cifras dignas de un deportivo con un consumo moderado gracias a su bajo peso y su motorización eficiente. Esta misma línea la siguió en el mundo virtual el GTbyCitroën, un vehículo con un diseño robusto pensado para optimizar las prestaciones y la estabilidad en el videojuego Gran Turismo 5.

El concept-car C-Metisse de 2006
El concept-car C-Metisse de 2006 | Foto: Citroën

En 2010, Citroën presentó los prototipos Revolte y Survolt con el objetivo de romper clichés sobre una movilidad eléctrica aburrida. Ambos concept-cars presentaban un diseño atractivo y unas elevadas prestaciones. En esta línea, en 2016, a través del CXperience Concept, la marca añade la filosofía del programa Citroën Advanced Comfort, conjugando a una silueta audaz con tecnologías de vanguardia un ambiente luminoso y un aislamiento sensorial de las personas que viajan a bordo y que buscan el máximo bienestar en su vehículo.

El prototipo CXperience de Citroën
El prototipo CXperience de Citroën | Foto: Citroën

Por otro lado, el ocio, los grandes viajes y la libertad son tres aspectos clave que también se han abordado en los concept-cars de Citroën. La marca ha desarrollado vehículos como el Tubik, inspirado en el furgón de 1948 Tipo h y pensado para devorar kilómetros con el máximo confort; el C-Buggy, presentado en el Salón de Madrid de 2008; el Cactus M de 2015, exponente de un espíritu outdoor que busca la evasión, la libertad y el bienestar; y por último, el SpaceTourer Rip Curl Concept, una autocaravana compacta, sólida y práctica.

El SpaceTourer Rip Curl Concept
El SpaceTourer Rip Curl Concept | Foto: Citroën

En cuanto a las tendencias de movilidad del futuro, en el año 2000, Citroën presentó su prototipo Osmose, que anticipaba tendencias como el vehículo compartido o la posibilidad de reservar un automóvil para un recorrido concreto a través del teléfono móvil.

Actualmente, el último prototipo lanzado por la marca ha sido el Ami One Concept, un automóvil que ofrece una nueva alternativa de movilidad urbana y que apuesta por el vehículo compartido, la conducción autónoma y la conectividad. Asimismo, el 19_19 Concept pensado para viajes y desplazamientos largos, da un enfoque novedoso a la autonomía, confort y prestaciones de los vehículos.

El 19_19 Concept de Citroën
El 19_19 Concept de Citroën | Foto: Citroën

Como se puede ver, a lo largo de la historia, Citroën ha recurrido a los prototipos para transmitir sus ideas sobre nuevos tipos de vehículos y nuevos usos del automóvil, además de para compartir aspectos como la filosofía de la marca, la modernidad, el confort y el uso inteligente de la tecnología.

También »  La DGT desmiente el error sobre la retirada de puntos del carné de conducir