Nuevo DS 4: Un “savoir faire” inigualable

El DS 4 destaca por su tecnología avanzada, con equipamientos inéditos en el segmento

Los diseñadores franceses utilizan el término savoir faire para referirse al “saber hacer” de las cosas bien hechas, en donde el lujo cobra un protagonismo especial. Un término que destaca al máximo en el nuevo DS 4, un vehículo situado en el centro del segmento Premium C, y que sigue siendo estratégicamente importante en la firma gala. A las puertas de la electrificación total, fijada para 2024, DS continúa acelerando su desarrollo y ahora actualiza un modelo que cumple diez años de historia, y que se ha hecho un hueco importante entre los compradores del segmento premium.

Estéticamente, el nuevo DS 4 mantiene sus proporciones con respecto a su generación anterior, 4,40 metros de largo, 1,47 de altura y 1,83 de alto. Son posiblemente, los únicos datos que no cambian en esta nueva generación, ya que los cambios exteriores e interiores son significativos.

Frontalmente destaca la nueva firma lumínica, con unos faros muy afilados que se incorporan en la aleta lateral, y unas luces diurnas en forma de “S” que le imprimen personalidad y carácter, y que se unen a los faros en la parrilla. Incorpora el sistema DS Matrix Led Vision que combina iluminación matricial y direccional, y se complementan con dos líneas de 150 Leds, de los que 98 son para las luces de día.

El nuevo DS 4 | Foto: DS
El nuevo DS 4 | Foto: DS

En el lateral destacan los tiradores de las puertas, que son escamoteables y que solamente salen de su posición cuando los pulsamos para abrir las puertas. Por su parte, en la zaga destaca una luneta muy inclinada, sobre la que se extiende un techo en color de la carrocería. La línea mantiene la misma estructura que el frontal, con curvas y aristas vivas que le proporcionan elegancia y refinamiento. Unas características que enfatiza un diseño con parachoques especiales, sutiles toques cromados y un techo también disponible en negro para dar una imponente apariencia atlética.

Ese “savoir faire” del fabricante francés se traslada, también, a su interior. La digitalización es máxima, y si hay un hecho que destaca por encima de todo, es la búsqueda de que el conductor no aparte la mirada de la carretera y el vehículo le haga fácil la conducción, situando la botonería en lugares accesibles. Es por ello que el salpicadero tiene una forma continua, semicircular, que comienza en una de las puertas y termina en la otra. En la parte superior, tanto de la puerta del conductor como en la del pasajero, se incorporan ahora los mandos de los elevalunas eléctricos, para que no haya que hacer movimientos extraños que impliquen perder la concentración en la conducción.

Otro de los cambios llega en la botonería central del volante. Ahora está muy estructura, de tal manera que los botones que tenemos en la parte derecha del volante son los que regular el sonido, y los de la izquierda la conducción, con el limitador o el controlador de velocidad. No cabe duda de que es una manera sencilla de hacer fácil la conducción, y no necesitar horas y horas para hacerse con el vehículo.

El diseño interior del nuevo DS 4 | Foto: DS
El diseño interior del nuevo DS 4 | Foto: DS

Muy destacado también es el nuevo Extended Head-Up Display. La información se proyecta sobre el parabrisas y, por lo tanto, en la carretera, en lo que es una prolongación del navegador que tenemos en la consola central, lo que implica no tener que mover la cabeza lo más mínimo de la carretera, ya que os ofrece toda la información de navegación, de la velocidad, y de las señales de la carretera.

Los asientos son otro ejemplo del “savoir faire”. Materiales de primerísima calidad, trabajados por expertos tapiceros, que han conseguido ocultar las costuras, en donde cada puntada se fija completamente en el cuero. Es uno de los muchos procedimientos “hechos a mano” en los interiores, como las decoraciones en madera de fresno marrón, o la confección de los volantes, totalmente recubiertos de cuero.

Muy importante es también la insonorización del vehículo en la rodadura. El uso de soluciones técnicas como la soldadura por unión, así como componentes de suspensión y dirección completamente rediseñados, garantizan un confort de conducción que lo convierten en una referencia, gracias a una rigidez óptima de la carrocería y una forma de sentir la carretera excepcional que invitan al placer de conducir.

En lo que a motorizaciones se refiere, ofrece tres motores gasolina. PureTech 130 Automático, PureTech 180 Automático y PureTech 225 Automático, más un BlueHDi 130 Automático Diésel con unos consumos y unas emisiones de CO2 que son muy competitivos comparados con las cifras que dan sus rivales.

En su versión híbrida enchufable, el DS 4 E-TENSE 225 hereda la experiencia de DS Performance con sus cuatro títulos en el campeonato de Fórmula E ganados en 2019 y 2020. Tan prestacional como eficiente, esta unidad de potencia se apoya en un motor PureTech de 4 cilindros y 180 cv y un motor eléctrico de 110 cv con una batería de 12,4 kWh que permite una autonomía en cero emisiones de hasta 55 kilómetros. Los 360 Nm de par permiten alcanzar los 100 km/h en 7,7 segundos y recorrer los 1.000 metros con salida parada en 27,3 segundos todo ello con un consumo de combustible de tan solo 1,3 litros/ 100 km y unas emisiones a partir de 29 g/km de CO2 en el ciclo combinado WLTP. En 2024, el DS4 contará con un motor 100% eléctrico, gracias a la llegada de una nueva tecnología.

La gama consta de tres versiones, DS 4, DS 4 Cross y DS 4 Performance Line, y cada una de ellas con múltiples niveles de equipamiento. Estarán disponibles siete colores, y habrá una edición especial de lanzamiento denominada DS 4 La Première. En España, la gama de precios comienza en los 28.800 euros para el DS 4 Puretech de 130 CV, hasta los 47.850 euros del DS 4 Cross E-Tense 225 euros. La edición especial La Première, tendrá un precio de 51.150 euros.

También »  Peugeot Motocycles, la marca de motocicletas más antigua del mundo