Sorpresa en Ferrari: el CEO, Louis Camilleri, dimite

Louis Camilleri deja el timón de Ferrari tras dimitir con efecto inmediato alegando "motivos personales", dejando a John Elkann, presidente de FCA, como CEO interino

Nadie se esperaba en Maranello un fin de año sin Louis Camilleri al frente de Ferrari, pero el directivo, CEO de la marca desde 2018, ha decidido dimitir con efecto inmediato alegando “motivos personales“. John Elkann, presidente del Grupo FCA se hará cargo del timón del ‘Cavallino Rampante’ con carácter interino hasta que la compañía defina al sucesor de Camilleri.

Aunque se conoce que Camilleri ha tenido que lidiar recientemente con el Covid-19, hospitalización mediante, portavoces de la firma italiana niegan que su salud sea el motivo de la salida. El ya exdirectivo, nacido en Egipto hace 65 años, sustituyó a Sergio Marchionne, fallecido poco después de dejar Ferrari, como consejero delegado de la enseña más famosa del mundo.

De la mente de Camilleri salió el plan estratégico en el que está inmerso Ferrari con la ambición de doblar sus beneficios hasta los 2.000 millones de euros para 2022. Con el escollo del coronavirus dificultando su camino, la marca de superdeportivos se ha centrado en mejorar su combinación de vehículos ”de volumen” y coches de edición limitada para incrementar el margen operativo y, por ende, sus beneficios. El objetivo era vender más sin perder la exclusividad que debe acompañar al reconocible ”Cavalino” que lucen sus vehículos en la parrilla. El ”accesible” Ferrari Roma, el icónico F8 Tributo o los caros y brutales SF90 Stradale, SF90 Spider, SP1 y SP2 Monza y 488 Modificata, son hijos de este plan. También los one-off, ediciones únicas para compradores especiales, han ganado protagonismo desde que se presentara el plan. El Omologata o el P80/C son los ejemplos. Un SUV, el Purosangue, culminará la estrategia de Ferrari en 2022.

Ferrari Omologata | Foto: Ferrari
Ferrari Omologata | Foto: Ferrari

Todo, sin perder de vista la electrificación de la industria del automóvil, ante la que también deberá arrodillarse Ferrari en un futuro. Camilleri llegó a prometer que en 2022 el 60% de sus coches abrazarían la electrificación de algún modo, como ya ocurre con el SF90 Stradale, que usa la energía eléctrica para ofrecer una aceleración que quita el hipo. No obstante, el directivo cargó varias veces durante su mandato contra las autoridades europeas y sus normativas medioambientales. “Si conduces un Ferrari con motor V12 durante unos 3.000 kilómetros al año, generarás menos emisiones que un coche pequeño que circula cada día”, dijo en noviembre durante la presentación del balance económico del segundo trimestre, en el que consiguió beneficios pese a vender menos.

Bajo el mando de Camilleri, las acciones de Ferrari se han revalorizado en la bolsa de Milán desde los 113 euros que costaban en julio de 2018 hasta los 175 euros en los que cotizan a fecha de la redacción de este artículo.

Ferrari SF90 Stradale | Foto: Ferrari
Ferrari SF90 Stradale | Foto: Ferrari

John Elkann toma el cargo que deja vacante por Camilleri con carácter temporal hasta la llegada de un reemplazo definitivo. Elkann, presidente del Grupo FCA y CEO de Exor, debe asumir el año que viene el cargo de presidente de Stellantis, la empresa resultante de la fusión entre FCA y el Grupo PSA (Peugeot-Citroën). “El liderazgo y la pasión de Camilleri han guiado a Ferrari hacia unos resultados increíbles”, ha declarado Elkann en una carta publicada por la agencia Reuters. Camilleri también deja su puesto de director ejecutivo de Philip Morris, la mayor empresa tabacalera del mundo.

También »  Nuevo Iveco T-Way, un camión todoterreno para las condiciones más extremas