Ford invertirá 24.600 millones de euros en su electrificación hasta 2025

Ford incrementará la inversión prevista en electrificación para 2025 en 6.560 millones de euros, que destinará al desarrollo de baterías y la reducción de costes de su producción

Ford quiere que el 40% de sus ventas globales en 2030 correspondan a coches 100% eléctricos. Para ello, además de solo vender vehículos de este tipo en Europa para ese año, ha confirmado que incrementará su inversión en electrificación en 6.560 millones de euros hasta un total de 24.600 millones, 30.000 millones de dólares, para el año 2025. Así lo anunció la compañía norteamericana, que también reveló que los nuevos fondos se destinarán al desarrollo de baterías.

Estos esfuerzos económicos se centrarán en reducir el coste de la batería alrededor de un 40%, consiguiendo que el valor del kWh caiga por debajo de los 100 dólares, 81 euros, a mediados de esta década. Asimismo, Ford planea lanzar sus propias baterías próximamente bajo el nombre IonBoost, un guiño al motor de gasolina EcoBoost, componente que fabricará gracias a una asociación anunciada la semana pasado junto a la coreana SK Innovation. En total, la compañía americana tendrá tres tipos de baterías, las IonBoost de iones de litio, las IonBoost Pro de fosfato de hierro y litio para coches comerciales y baterías de estado sólido, que se encuentran en proceso de desarrollo junto a Solid Power.

Ford anunció también el desarrollo de dos nuevas plataformas para vehículos eléctricos, que permitirán la electrificación total de coches de los principales segmentos del mercado, incluidos los grandes SUV de tamaños parecidos a vehículos como Ford Explorer o el Lincoln Aviator, por ejemplo. Con todo, la firma de Dearborn espera que, a medio plazo, el negocio de los coches 100% eléctricos sea más rentable que el de los vehículos de combustión. Para cerrar el apartado de coches eléctricos, la marca anunció que ya ha recibido 70.000 reservas del pick-up eléctrico F-150 Lightning, presentado la semana pasada, 45.000 de las cuales se registraron en las 48 horas posteriores a su debut.

Una nueva relación con el cliente

Ford no solo anunció grandes planes para su electrificación, sino también toda una estrategia para cambiar su modelo de negocio desde la venta de productos al establecimiento de una relación duradera con el cliente, algo que pretende conseguir de varios modos. Primero, con lo que han llamado Blue Oval Intelligence, una plataforma de servicios basada en la nube que integrarán todos los vehículos de Ford y Lincoln que ofrecerá mejoras de rendimiento o nuevos sistemas a través de aplicaciones inalámbricas a cambio de una suscripción o el pago de los mismos. Ford estima que habrá en las carreteras 33 millones de unidades capaces de acceder a estos servicios para 2028.

En segundo lugar, la compañía estadounidense creará Ford Pro, una nueva división que estará liderada por Ted Cannis, actual director de la unidad de vehículos comerciales de la marca en América del Norte. Ford Pro será una empresa de distribución y servicios orientada a compañías y administraciones públicas.

También »  Kia y Hyundai desarrollan un cambio predictivo