Ford solo venderá coches eléctricos en Europa en 2030

Ford fija 2030 como el año en el que dejará de vender coches de combustión e híbridos y solo comercializará vehículos 100% eléctricos

Ford ha confirmado en un comunicado oficial que, a partir de 2030, solo venderá coches 100% eléctricos en Europa. Esta decisión forma parte de una nueva estrategia global para el mercado europeo. La firma del óvalo invertirá 1.000 millones de dólares en la transformación de su planta de ColoniaAlemania, en una de las plantas de producción de eléctricos más grandes del continente y se beneficiará de su asociación con el Grupo Volkswagen, que le permite adoptar la plataforma MEB de vehículos eléctricos del grupo alemán para basar sus propios vehículos.

En el mismo comunicado, la compañía estadounidense se compromete a que, para el año 2026, todos sus vehículos tengan una versión ‘cero emisiones’, es decir, 100% eléctrica o híbrida enchufable con autonomía superior a 40 kilómetros. Ese será el punto intermedio hasta conseguir la electrificación total de su gama, excluyendo el resto de tecnologías, incluida la misma hibridación enchufable, en 2030. Asimismo, para 2024 toda su gama de vehículos comerciales dispondrá de una variante ‘cero emisiones’, aunque en este caso la marca no se compromete a vender únicamente comerciales eléctricos en 2030 y no fija una fecha concreta para la electrificación total de su gama comercial.

El primer coche eléctrico fabricado en Europa de Ford llegará a las carreteras en 2023 y estará producido en la misma planta de Colonia, año para el que tendrá capacidad de ensamblar un segundo eléctrico, algo que, según admite la marca, está considerando. La factoría alemana seguirá produciendo el Fiesta en paralelo con los primeros eléctricos.

La electrificación de Europa

Ford empezará a vender este mismo año el Mustang Mach-E, su primer coche 100% eléctrico, un nuevo vehículo enchufable que se unirá al Kuga PHEV en la gama electrificada de la marca. La firma del óvalo fue una de las enseñas que tuvo que asociarse con otras compañías para evitar las multas europeas por exceso de misiones, buscando cobijo bajo la eficiente gama de Volvo. Pese a todo, la compañía norteamericana consiguió volver a la senda de la rentabilidad en Europa en el último trimestre del año pasado, registrando un beneficio operativo de 414 millones de dólares, su mejor resultado en más de cuatro años.

Con este anuncio, Ford se convierte en el fabricante más grande en comprometerse a cerrar el capítulo de la combustión en Europa, aunque no ha sido el único, con Jaguar convirtiéndose en una marca 100% eléctrica en 2025 y Volvo, según expresó su consejero delegado, Hakan Samuelsson, en el camino de apostar únicamente por la electrificación, aunque sin fecha concreta.

También »  Moto Guzzi V85 TT Travel, un toque de aventura