Probamos la gama Ford AWD: tracción inteligente todo terreno

Ponemos a prueba los 4x4 de Ford, los Kuga Hybrid, Explorer Plug-In, Transit Trail, Ranger Raptor, y Mustang Mach-E sobre asfalto, tierra, barro, nieve y hielo

La gama Ford All Wheel Drive (AWD) fue la protagonista de una doble jornada en la que pudimos poner a prueba, en unas condiciones lo suficientemente adversas, la tracción total inteligente del Kuga Hybrid, el Explorer Plug-In, la Transit Trail, el Ranger Raptor, y el Mustang Mach-E, por muchos motivos, la estrella de la gama.

Los llamados todo terreno de toda la vida han quedado relegados a un uso meramente recreacional o profesional. Para el día a día, su mayor consumo y emisiones los penalizaba sobremanera, sacándolos en la mayoría de los casos del grupo de los escogidos por el consumidor para la elección final de su nuevo vehículo, a no ser que sus necesidades estuvieran incluidas en los dos supuestos anteriores. La borrasca Filomena ha puesto de relieve la utilidad de un buen 4×4 a la hora de enfrentarnos a situaciones complicadas y ha devuelto este tipo de vehículos, por lo menos, a ser considerados de nuevo como una opción de compra, máxime si, como es el caso de la gama Ford AWD, dispone de opciones electrificadas con tracción inteligente que aportan un plus de seguridad, aderezado con una reducción de consumos y emisiones considerable, respecto a los modelos todo terreno de no hace demasiados tiempo. La función de desconexión de la tracción a las cuatro ruedas favorece aún más la optimización de la eficiencia del combustible, ya que automáticamente pasa a la tracción delantera en condiciones de conducción favorables.

Si algo hay que nos pueden aportar coches como el Kuga, Explorer, Ranger Raptor o el Mustang Mach-E, es una seguridad frente a situaciones complicadas de agarre a años luz, no solo comparado a un automóvil convencional, sino también respecto a los llamados SUV, la mayoría de ellos solo con tracción delantera y con una mayor altura del suelo como único bagaje para defenderse de situaciones de comprometidas.

Para que pudiéramos comprobar de primera mano de lo que es capaz la gama Ford AWD, es decir los vehículos todo terreno de la firma del óvalo nos desplazamos hasta Astún, en el Pirineo Aragonés, a probarlos donde realmente se deben probar, fuera del asfalto, en condiciones donde podemos constatar su verdadero potencial: pistas embarradas, descensos complicados y sobre un circuito de nieve, muy rápido, pero claro, rápido solo para aquellos vehículos que son capaces de circular con el control que ofrecía el Mustang Mach-E, seguro, a la vez que divertido hasta el extremo. Un SUV eléctrico llamado a marcar un antes y un después en Ford. Mención aparte merece el Ford Ranger Raptor, versión deportiva del pick up 4×4 de la marca americana, una versión realmente sin competencia en el mercado y con un calificativo que nos viene a la mente cuando simplemente nos colocamos junto a él: brutal. Al volante da la sensación de que nada te puede parar, tal es la percepción de control poderoso que ofrece.

El Explorer Plug-In Hybrid, a pesar de su tamaño, es un vehículo bastante equilibrado, fácil de llevar por carretera y ciudad y con un carácter todo terreno al alcance de pocos. Muy divertida también la Transit Trail, versión deportiva preparada por Ford Performance capaz de adentrarse sin problema alguno por los caminos más difíciles. Por último, el Kuga Hybrid AWD nos sorprendió por su facilidad para moverse fuera del asfalto con una soltura y seguridad sorprendente. Conjuga a la perfección las características de un coche familiar con una capacidad off road a prueba de bomba, con el plus de seguridad para enfrentarse a condiciones adversas que aporta. Si a esto unimos una hibridación muy eficiente estamos realmente ante un modelo redondo.

KUGA HYBRID AWD

Uno de los modelos que pudimos probar en la aventura de Astún fue el Kuga Hybrid AWD, un modelo que conjuga el motor de gasolina de 2.5 litros de ciclo Atkinson con un pequeño propulsor eléctrico alimentado por una batería de 1,1 kWh. Asociada la transmisión automática Power-Split, esta esta combinación entrega 190 CV de potencia y permite una eficiencia extraordinaria con un consumo de combustible de 5,4 l/100 km y unos niveles de emisiones de CO2 de 125 g/km.

El nuevo Kuga Hybrid completa la gama más electrificada jamás ofrecida por Ford para un mismo modelo, y llega para unirse a las variantes Kuga Plug-In Hybrid y EcoBlue Hybrid con batería de 48 voltios, junto con las versiones con los tradicionales motores de gasolina y diésel, para entre todos alcanzar una amplia gama de opciones de motorización. Además, el nuevo Kuga Hybrid es tan sólo uno de los 17 vehículos electrificados que Ford lanzará en Europa antes de finales de año, y se produce en la planta de Alussafes en Valencia, España.

De igual modo, los clientes del Kuga pueden disfrutar de la Tracción Integral Inteligente AWD con la motorización diésel 2.0 EcoBlue, en dos niveles de potencia (150 ó 190 CV), asociada a una transmisión automática de ocho velocidades.

RANGER RAPTOR

El ‘rey’ de esta experiencia sin lugar a dudas fue el Ranger Raptor, el modelo de Ford más preparado para condiciones de conducción extremas. Se trataba de la versión más radical del pick-up, equipada con una versión biturbo del motor diésel EcoBlue de 2.0 litros de 213 CV y 500 Nm de par, asocia a la nueva caja de cambios automática de 10 velocidades, un exclusivo chasis Ford Performance optimizado para la conducción todoterreno de alta velocidad, suspensión y neumáticos hechos a medida, y a un sistema de gestión todoterreno inteligente.

Esta versión el Ranger monta suspensión de competición para afrontar terrenos temibles a alta velocidad sin perder el control. Los amortiguadores FOX tienen un recorrido delante que aumenta en un 32%y detrás un 18%. Además, Los amortiguadores de alto rendimiento, con 65,3 mm de diámetro, cuentan con brazos de control de aluminio, con torres de amortiguación en la parte delantera y un nuevo sistema de suspensión trasera en espiral con un brazo de watt integrado que permite que el eje se mueva hacia arriba y hacia abajo con muy poco movimiento lateral.

Los frenos, por su parte, cuentan con con pinzas de dos pistones, con un aumento del diámetro del pistón de más del 20 por ciento en comparación con el Ranger estándar, alcanzando los 51 mm, y de 332 mm con discos ventilados de 32 mm. El rendimiento del freno trasero también se mejora con una pinza trasera de 54 mm de diámetro, y 332 mm con discos ventilados de 24 mm.

Finalmente, monta neumáticos todoterreno BF Goodrich 285/70 R17 especialmente desarrollados para el Ranger Raptor, con un diseño de flanco resistente para afrontar los entornos más duros, y un agresivo dibujo de la banda de rodadura que proporciona un agarre extremo en condiciones de lluvia, barro, arena o nieve.

EXPLORER PLUG-IN HYBRID

El otro coloso de la presentación fue el Explorer Plug-In Hybrid, un gran todoterreno que llega a Europa después de dos décadas sin comercializarse en el viejo continente. Esta versión monta un vanguardista sistema de propulsión híbrido enchufable que combina el potente motor de gasolina EcoBoost V6 de 3.0 litros con un motor eléctrico, un generador y una batería de ion-litio de 13,6 kWh, para desarrollar un total de 457 CV y unos imponentes 825 Nm de par.

Equipado con la transmisión automática de 10 velocidades de Ford, Tracción Total Inteligente y el sistema de gestión del terreno con siete modos de conducción, el avanzado motor ofrece la posibilidad de transportar siete pasajeros cómodamente, remolcar hasta 2.500 kg, y a la vez brindar una autonomía de conducción eléctrica de 44 km, lo que se traduce en una sorprendente eficiencia de combustible de 3,1 l/100 km (WLTP) y emisiones de CO2 de 71 g/km (WLTP).

En esta aventura nos sorprendió como el Explorer podía ofrecer un gran confort en carretera y después un comportamiento off-road tan radical. Sin duda esta polivalencia es fruto de la efectividad de la Tracción Total Inteligente optimiza para analizar cada 10 milisegundos los inputs información de docenas de sensores, incluyendo la velocidad, la temperatura exterior, el deslizamiento de las ruedas y el estado del remolque. Una nueva caja de transferencia de una sola velocidad con un embrague de par electromecánico puede ajustar sin problemas la entrega de par entre las ruedas delanteras y traseras en 100 milisegundos, haciendo posible una mayor seguridad en carretera.

MUSTANG MACH-E

Pero sin duda la gran sorpresa de la experiencia fue el nuevo Mustang Mach-E, el primer Ford de producción en serie concebido desde el principio para ofrecer una conducción totalmente eléctrica y cero emisiones, pero con una innata deportividad de serie.

La energía de la batería se transfiere a un motor de corriente alterna refrigerado por aceite y montado en la parte de atrás para accionar las ruedas traseras, y a un motor adicional montado en la parte delantera para los modelos con sistema de tracción a las cuatro ruedas, que permitió al Mach-E superar rutas y obstáculos que hubiesen puesto en jaque más de un todoterreno.

El Mustang Mach-E de propulsión trasera ofrece 269 CV con batería de rango de autonomía estándar, 294 CV con batería rango extendido y 430 Nm de par y una aceleración de 0-100 km/h de 6,1 a 6,2 segundos.

El Mach-E de tracción integral ofrece 269 CV con batería de rango de autonomía estándar, 351 CV con batería de rango extendido y 580 Nm de par, con una aceleración de 0 a 100 km/h de 5,1 a 5,6 segundos.

Finalmente, el Mustang Mach-E GT cuenta con tracción total y una batería de autonomía extendida de serie, 487 CV, 860 Nm de par y una aceleración de 0 a 100 km/h en 3,7 segundos.

TRANSIT TRAIL

Finalmente se unió a esta aventura la Transit Trail. Pensada para para que los profesionales puedan desarrollar su actividad de negocio, incluso en las condiciones más complicadas, cuenta con Tracción Total Inteligente AWD y un sistema de diferencial de deslizamiento limitado mecánico mLSD que transfiere automáticamente el par del motor en condiciones de bajo agarre a la rueda con más tracción, lo que permite a esta furgoneta enfrentarse con mayor comodidad a carreteras sin asfaltar, pistas de grava y superficies rugosas o difíciles. El sistema de Control de Estabilidad Electrónico del vehículo también ha sido recalibrado para armonizar con el mLSD.

Esta capaz furgoneta cuenta con el avanzado motor diésel EcoBlue de 2.0 litros con una potencia de 130 CV ó 170 CV. Además, los modelos Transit Trail ofrecen los beneficios de eficiencia de los motores electrificados, con los bloques EcoBlue Hybrid de 2.0 litros de Ford, únicos en el segmento, con una potencia de 130 CV.

En cualquier caso, la Tracción Total Inteligente AWD puede enviar hasta el 50 por ciento del par del motor al eje delantero en función del agarre disponible en respuesta a las superficies cambiantes de la carretera y las órdenes del conductor. La tecnología de Tracción Total Inteligente de la Transit Trail también es compatible con los modos de conducción adicionales Deslizante y Barro, diseñados para mejorar el rendimiento y la confianza del conductor en una variedad de escenarios de conducción y seleccionados fácilmente mediante el controlador del Modo de Conducción en el salpicadero. La Tracción Total Inteligente también cuenta con el modo de bloqueo AWD para dividir el par 50:50 entre los ejes delanteros y traseros en superficies de agarre extremadamente bajo. El sistema no compromete el volumen de carga en comparación con otras versiones estándar.

La Transit Trail ofrece múltiples estilos de chasis y batallas en la categoría de 3.500 kg, con variantes de Van, Kombi, y Chasis Cabina Sencilla.

También »  Citroën lanza el C4 Cactus C-Series, máxima comodidad por 15.550 euros