Así es el nuevo Ford Puma 2020

Ford le ha dado una vuelta al mercado de los SUV-B con el nuevo Puma, un modelo de marcado carácter deportivo que sirve de puerta de entrada al universo del todo terreno

Las siglas SUV se han convertido en las grandes protagonistas del mercado del automóvil. El innovador concepto crossover que se ha adueñado de la industria del motor ha llevado a la práctica totalidad de las marcas a apostar por este tipo de propuesta de movilidad en todos su segmentos. Y Ford no es una excepción.

Gracias a modelos como el Kuga, el Explorer o el EcoSport, la firma del óvalo se ha consolidado como uno de los grandes referentes en este nuevo escenario off road. Un marco en el que Ford va a adquirir un renovado protagonismo en 2020 con la incorporación de varias novedades como es el caso del Puma.

La evolución del mercado ha derivado en un nuevo concepto capaz de aunar la personalidad y versatilidad de un todo terreno con el dinamismo y el confort de un turismo tradicional. Una combinación que se ha aplicado con un más que notable éxito en el denominado segmentos SUV-B, o que es lo mismo, el que equivaldría por tamaño a un utilitario compacto. En este escenario se sitúa el nuevo Puma un modelo con el que Ford busca consolidar su presencia en este primer escalón de acceso a su gama todoterreno.

El Puma ya está a la venta desde 21.925 euros para el 1.0 EcoBoost de 125 cv Titanium
El Puma ya está a la venta desde 21.925 euros para el 1.0 EcoBoost de 125 cv Titanium | Foto: Ford

Deportividad urbana

Para ello, y con 4,18 metros de longitud, Ford ha apostado por una imagen de marcado corte deportivo Puma al más puro estilo coupé. Un diseño que rompe de manera clara con el modelo al que sucede, el EcoSport, para diferenciarse de manera clara del resto de la cada vez más nutrida competencia.

La gama Puma ya está disponible en los acabados ST-Line X de mayor enfoque crossover y Titanium, éste último de enfoque más elegante y con detalles de diseño propios como su calandra específica y terminaciones de colores y acabados. A partir de abril el catálogo se completará con la versión ST-Line.

Detalles como la sobredimensionada parrilla delantera, la suave caída de su montante trasero, la contundente presencia de sus anchos pasos de rueda, o la posibilidad de montar llantas de aleación de hasta 19 pulgadas refuerzan su carácter sport. Una sensación de dinamismo y, a su vez, exclusividad que también se refleja en el diseño de sus unidades de iluminación delantera, inspiradas en el icónico Ford GT.

La caída del montante trasero refuerza la deportividad de un Puma que también puede equipar un gran techo panorámico
La caída del montante trasero refuerza la deportividad de un Puma que también puede equipar un gran techo panorámico | Foto: Ford

Versatilidad interior

El Puma se equipa con un nuevo dispositivo de masaje para los ocupantes delanteros, según el acabado. Un interior que muestra una importante carga tecnológica con detalles como el nuevo panel de instrumentos digital de 12,3 pulgadas (según el acabado) que permite unas amplias posibilidades de configuración. En la parte central del salpicadero se ubica una pantalla digital de hasta 8 pulgadas de diagonal, desde donde se pueden accionar gran parte de los sistemas de info entretenimiento, de confort y de seguridad activa. En este sentido, cabe destacar la posibilidad de equipar el Ford Co-Pilot360, un conjunto de sistemas que incluyen dispositivos de seguridad y asistencia a la conducción como el control de crucero con limitador de velocidad, reconocimiento de señales y centrado de carril o el asistente de frenada de emergencia.

El cuadro de instrumentos digital de 12,3'' preside el puesto de conducción del Puma
El cuadro de instrumentos digital de 12,3” preside el puesto de conducción del Puma | Foto: Ford

Una de las principales particularidades del Puma es la más que sobresaliente capacidad de maletero de la que dispone. A pesar de su compactas dimensiones exteriores, se ha desarrollado un complejo programa de ingeniería para conseguir el maletero más capaz, versátil y modulable de su categoría. Con 456 litros de capacidad y unas perfectamente aprovechadas dimensiones, el espacio disponible en el Puma es excelente.

Soluciones como su fondo móvil, la bandeja flexible o el ingenioso huevo existente en su parte inferior, con un pequeño desagüe incluido por el que evacuar posibles vertidos de líquidos, convierten a este maletero en todo un referente. Un espacio en el que poder guardar una silla de bebé, dos bolsas de golf en posición vertical o bultos de un tamaño ni siquiera al alcance de modelos de mucha mayor envergadura.

Las unidades de iluminación delanteras y traseras recurren a la avanzada tecnología de Leds
Las unidades de iluminación delanteras y traseras recurren a la avanzada tecnología de Leds | Foto: Ford

Gama electrificada

El Puma también innova en materia de oferta de motorizaciones. La actual corriente eléctrica que mueve la actualidad del mundo del automóvil se hace patente en su gama con la incorporación de nuevos propulsores de arquitectura de hibridación ligera “mild hybrid”. Así pues, la gama de propulsores ya disponible en el mercado cuenta con un total de cuatro alternativas de gasolina sobre la base del conocido motor 1.0 EcoBoost. Dos de ellas, con potencias de 125 y 155 cv, conforman esta oferta “electrificada” EcoBoost Hybrid.

Este sistema permite la recuperación y el almacenamiento de la energía que normalmente se pierde durante las frenadas y deceleraciones, para cargar una batería de iones de litio de 48 V. Con todo ello, esta tecnología aporta un extra de energía y brío al motor a la vez que ayudan a reducir el consumo y el nivel de emisiones. El Puma también dispone de un motor de gasolina combustión “tradicional” con 125 cv. Estos tres propulsores van siempre acoplados a un cambio manual de 6 velocidades, aunque a finales de año estará disponible una transmisión automática de doble embrague para el modelo de gasolina de 125 cv. A mediados de 2020 el catálogo de propulsores se completará con una variante diésel de 120 cv.

Disponible únicamente en tracción delantera, el usuario cuenta con hasta 5 modos de conducción – Normal, ECO, Sport, Deslizante y Trail– que gestionan de manera independiente parámetros como la respuesta del acelerador, la dirección e incluso el comportamiento del cambio, para ajustarse a cada estilo de conducción y situación de la calzada.

La cifra

456 litros de maletero

El Puma ofrece un espacio de carga trasero de 456 litros e innovadoras soluciones de almacenaje como es el caso de la Ford MegaBox, con la que se proporciona un volumen de almacenamiento profundo y versátil, capaz de acomodar dos bolsas de golf colocadas de pie. Además, cuenta con un compartimento impermeable con tapón de drenaje, lo que facilita su limpieza con agua.

La accesibilidad al maletero también es otro de sus puntos fuertes, al disponer de un sistema de apertura “manos libres” que se acciona al pasar el pie por debajo del paragolpes trasero.

La Ford MegaBox proporciona un volumen de almacenamiento profundo y versátil
La Ford MegaBox proporciona un volumen de almacenamiento profundo y versátil | Foto: Ford
También »  Así se puso Seat a fabricar un respirador