Hyundai consigue que tres Kona de serie superen los 1.000 kilómetros de autonomía

Tres equipos formados por periodistas, técnicos y trabajadores del departamento de prensa y marketing de Hyundai, consiguen superar los 1.000 kilómetros con un Kona eléctrico en el trazado de Lausitz

La autonomía de los coches eléctricos es uno de los puntos de debate sobre este tipo de vehículos, y además uno de los principales argumentos en contra de su compra. Actualmente, la mayoría de vehículos eléctricos oscila entre los 250 kilómetros y 500 kilómetros de autonomía, más o menos la misma que entregan los superdeportivos, con el inconveniente de que parar a recargar la batería es una tarea más larga que repostar un deportivo, aunque también es mucho más asequible.

Con la voluntad de derrumbar estas barreras que todavía impiden la penetración del coche eléctrico en el mercado, el otro gran escollo es el precio, marcas como Hyundai, con vehículos eléctricos en sus gamas, se lanzan a realizar pruebas que demuestren la capacidad de sus vehículos. En la última, realizada precisamente por la marca surcoreana, han conseguido todo un hito al superar, con tres unidades de serie del Kona eléctrico, los 1.000 kilómetros de autonomía.

Coches sin modificaciones

Las tres unidades que firmaron el recorrido correspondían a la versión de 200 CV del SUV compacto coreano, con una batería de 64 kWh de capacidad. Ingenieros de Dekra, una organización experta en la inspección de vehículos, se encargó de validar que cada una de las unidades era de serie, sin ninguna modificación. Según la marca, las tres acababan de salir de la cadena de montaje y montaban neumáticos Nexen Nfera SU1 de baja resistencia de rodadura de 215/55 R17. En cada cambio de conductor, se produjeron 36 durante la prueba, Dekra inspeccionaba los tres SUV.

Con todo en orden, tres equipos, uno formado por periodistas de la publicación alemana Auto Bild, otro por técnicos del departamento de posventa de Hyundai Deutschland y el último por miembros del departamento de prensa y marketing de producto de la automovilística coreana. Las normas eran claras: conducir a lo largo del circuito alemán de Lausitz, por su trazado triangular de tres curvas abiertas, a condiciones reales de circulación urbana, es decir, a más o menos 30 km/h y con escenarios como los atascos de hora punta o los semáforos. Tras 35 horas de conducción, repartidas en tres días, los tres Hyundai Kona se quedaban sin batería.

Imágenes al finalizar la prueba con las tres unidades del Kona | Foto: Hyundai
Imágenes al finalizar la prueba con las tres unidades del Kona | Foto: Hyundai

Con un consumo medio de entre 6,28 y 6,24 kWh cada 100 kilómetros, una media muy por debajo del estándar de 14,7 kWh/100 km del protocolo de homologación de consumos y emisiones WLTP, firmaron recorridos de 1.018, 1.024 y 1.026 kilómetros, todo un récord para la marca. Pese a que el uso de los sistemas de infoentretenimiento y de climatización estaba permitido, todos optaron por apagar el primero y no usar el aire acondicionado pese a los 29 grados de calor que marcaban los termómetros en el circuito alemán. Asimismo, todos buscaron ahorrar energía buscando la conducción más eficiente, la que permitía recuperar más energía sin perder la velocidad media.

Desde Hyundai celebran este récord y el buen funcionamiento de sistemas como el indicador de carga del vehículo, que fue bastante preciso en sus predicciones desde el principio de la prueba. “Esta prueba demuestra que nuestro Kona Eléctrico es asequible, está disponible y es muy eficiente”, dijo Michael Cole, presidente y CEO de Hyundai en Europa.

También »  ¿Es la del Mercedes-Benz EQS la pantalla más grande del mundo?