El Jeep Compass recibe una necesaria actualización para competir en Europa

El nuevo Compass llega con retoques estéticos y una mayor digitalización para convertirse en un serio contendiente en el segmento SUV

Jeep ha actualizado uno de sus vehículos más importantes, el Compass. Con pocos vehículos en el mercado, la firma del grupo Stellantis debe acertar con cada retoque que aplique sobre sus superventas, el Renegade y el Compass. Hasta marzo, de 3.259 vehículos vendidos en España, 2.254 unidades pertenecen al Renegade y 944 al Compass. Solo 61 han sido para el gigante Wrangler.

Es por eso que Jeep ha apostado por la continuidad con el Compass, un serio competidor en el segmento de los todocaminos medios que, con una propuesta alejada a la que ofrecían los coches clásicos de la marca, pero con cierto reconocimiento y evocación de su pasado, ha conseguido convencer a muchos compradores. En términos estéticos, bebe todavía más de la herencia de la marca que su predecesor, con sutiles cambios en el frontal en forma de líneas más marcadas y robustas. Un nuevo paragolpes y unos grupos ópticos más refinados y con tecnología full-LED, aunque mantienen la forma, serán los principales cambios. Jeep, de nuevo, ha querido jugársela haciendo equilibrismos entre su historia y un enfoque moderno. Según la versión elegida, entre las cinco diposnibles: Limited, Sport, Longitude, S y Trailhawk, sus llantas variarán entre 18 pulgadas, 19 pulgadas y 17 pulgadas. La variante Trailhawk, será la elegida por los amantes de la conducción off-road, con un tratamiento específico de la parrilla, protecciones más llamativas y una disposición más elevada de las luces antiniebla. El nuevo Compass estará disponible también en una versión conmemorativa del 80 aniversario de la marca.

Pocos cambios por fuera | Foto: Jeep
Pocos cambios por fuera | Foto: Jeep

En el interior el trabajo ha sido más profundo. La compañía de Stellantis ha apostado por digitalizar totalmente el habitáculo con un cuadro de instrumentos de 10,25 pulgadas y una pantalla de 8,4 pulgadas, 10,1 opcionales, para la gestión del sistema de infoentretenimiento Uconnect 5, que mantendrá al vehículo conectado permanentemente a Internet y le permitirá recibir actualizaciones inalámbricas, así como la activación de nuevos servicios y funciones conforme estén disponibles. Como no podía ser de otro modo, es compatible con Apple CarPlay y Android Auto y además dispone del sistema de control por voz Alexa de Amazon, además de un navegador conectado TomTom. El usuario dispondrá de una aplicación móvil para gestionar funciones como la navegación o verificar la información del coche desde el teléfono. En cuanto su diseño, Jeep propone un espacio más sencillo, más minimalista, con una selección de materiales más cuidada, con elementos de cuero Nappa o piano black, por ejemplo, para elevar la sensación de calidad percibida.

Motores y sistemas de seguridad

El nuevo Compass estará disponible con cinco combinaciones de motores y cajas de cambios, así como una versión híbrida enchufable. Empezando por la combustión, las opciones de gasolina pasan por un motor GSE de cuatro cilindros y 1.3 litros disponible en dos niveles de potencia, 130 CV o 150 CV, ambos con 270 Nm de par máximo. Este motor manda, independientemente de la potencia, la fuerza al eje delantero mediante una caja de cambios automática DDCT. El diésel lo representa una versión actualizada del conocido 1.6 MultiJet II desarrollado por el Grupo FCA, ahora Stellantis, que entrega 130 CV de potencia y 320 Nm de par máximo a las ruedas delanteras a través de un cambio manual de seis relaciones.

Interior del Jeep Compass | Foto: Jeep
Interior del Jeep Compass | Foto: Jeep

Por su parte, el Compass 4xe combina el motor de gasolina de 1.3 litros con un motor eléctrico de 60 CV de potencia para un total de 190 CV, en las versiones Limited y Longitude, o 240 CV, en las versiones S y Trailhawk, y 270 Nm de par máximo. Siempre montará la caja automática DDCT de seis relaciones y, en este caso, mandará su potencia a las cuatro ruedas a través del sistema de tracción eAWD. El motor eléctrico se alimentará de una batería de 11,4 kWh que le permitirá circular en modo 100% eléctrico entre 47 y 49 kilómetros, por lo que contará con la etiqueta cero emisiones de la DGT. La versión más potente es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 7,5 segundos y de alcanzar los 200 km/h en modo híbrido.

En cuanto a los sistemas de seguridad y asistencia de conducción que equipará el nuevo Compass, Jeep confirma que será su primer coche en Europa con un nivel dos de autonomía, gracias al sistema Highway Assist, que combina el control de crucero adaptativo y el centrado de carril para asistir al conductor en autopista. Además, incluye también funciones habituales como el reconocimiento de señales, la alerta de fatiga, el asistente de velocidad inteligente o el frenado de emergencia con detección de peatones y ciclistas, entre otros.

El nuevo Jeep Compass llegará próximamente por un precio que arrancará desde los 28.500 euros, en su versión gasolina de 130 CV, y alcanzará los 47.700 euros, en el Compass S 4xe de 300 CV de potencia.

También »  Mercedes-AMG GT 4 puertas Coupé: distinción deportiva