Rubicon 392, el Jeep Wrangler más bestia que verás este año

El Jeep Wrangler Rubicon 392 es una versión que equipa un motor V8 de 6.4 litros con 470 CV de potencia

Jeep muestra el Wrangler más radical de su catálogo, se trata del Rubicon 392, que monta un motor V8 de 6.4 litros que entrega 450 CV de potencia y nada menos que 637 Nm de par motor. Este propulsor, combinado con el cambio automático de 8 velocidades TorqueFlite con cambios de marcha precisos y la caja de transferencia Selec-Trac activa permanentemente, permite que el Jeep Wrangler Rubicon 392 acelere de 0 a 60 mph (0 a 96 km/h) en 4,5 segundos y alcance el cuarto de milla en 13,0 segundos. Además, esta potente combinación viene con garantía de fábrica. Como ves, las mediciones de las prestaciones son en millas, ya que esta versión se venderá exclusivamente en el mercado norteamericano.

Además de su vigoroso motor, el Wrangler Rubicon 392 Trail Rated integra resistentes ejes Dana en los anchos de vía, una relación final en el puente de 3,73, control del bloqueo del convertidor de par de la transmisión, elevación de 2 pulgadas (5 cm) y neumáticos de 33 pulgadas de serie en llantas beadlock de 17 pulgadas. Con todo ello se logra el Jeep Wrangler más capaz de todos los tiempos con 10,3 pulgadas de altura libre al suelo, articulación de la suspensión y maniobrabilidad mejoradas, ángulos de ataque/ventral/salida de 44,5/22,6/37,5 grados y capacidad de vadeo de hasta 32,5 pulgadas (82,5 cm).

Jeep Wrangler Rubicon 392

«Este es el Jeep Wrangler más potente, rápido y capaz que jamás hayamos construido», ha afirmado Jim Morrison, director de la marca Jeep – FCA North America. «La elevación de fábrica y el generoso par a bajas revoluciones del V8 hacen que el Rubicon 392 sea el rey de las colinas, tanto deslizándose sobre rocas a baja velocidad como subiendo una pendiente. Y cuando el asfalto reemplaza la tierra, el Rubicon 392 hace un magnífico trabajo en carretera».

Tras casi 40 años sin ver un motor V8 montado de serie en el Wrangler, esta es la primera vez que se incorpora el motor de 6.4 litros en este todoterreno. Puesto a punto específicamente para el Jeep Rubicon 392 y con su funcional entrada en el capó, el motor ofrece un rendimiento inédito en este modelo.

Pensado para las prestaciones fuera y dentro de la carretera, casi el 75 % del par máximo del Wrangler Rubicon 392 está disponible justo por encima de la velocidad de ralentí del motor. Esto permite prestaciones emocionantes, ya sea acelerando de 0 a 60 mph (0 a 96 km/h) en 4,5 segundos o subiendo pendientes pronunciadas.

El motor V8 de 6.4 litros es toda una obra de ingeniería. Se trata de un bloque de cilindros de hierro fundido y culatas de aluminio, acentuadas por un colector de admisión activo, distribución variable del árbol de levas, dos bujías por cilindro, válvulas de escape rellenas de sodio, válvulas de admisión de vástago hueco y pulverizadores de refrigeración de aceite en los pistones. El motor del Wrangler Rubicon 392 está equipado con un cárter de aceite con sumidero en la parte posterior, un alternador montado en posición alta y colectores de escape de flujo libre.

La tecnología de ahorro de combustible, con la desactivación de los cilindros, cambia sin problemas y suavemente al modo de cuatro cilindros y de alto ahorro de combustible cuando la carga del motor es baja, como al conducir por carretera. Una bomba de alto rendimiento montada en el depósito mantiene el motor V8 alimentado incluso en las condiciones más exigentes.

Jeep Wrangler Rubicon 392

Una funcional entrada de aire en el capó alimenta el motor del Wrangler Rubicon 392 con aire exterior frío y más denso, lo que mejora las prestaciones. Los ingenieros de Jeep se han asegurado de que el V8 del Wrangler Rubicon 392 reciba aire fresco, independientemente del terreno y las condiciones climatológicas. El sistema de admisión de aire Hydro-Guide del Wrangler Rubicon 392 incluye un sistema de conductos de tres niveles con una serie de drenajes, incluido uno de una sola vía en la caja de aire, que separan el agua, hasta 56 litros por minuto, manteniéndola lejos del aire que entra en el motor. Esto permite que el Wrangler Rubicon 392 atraviese una corriente de agua de hasta 82,5 cm de profundidad sin problemas, aunque el agua pasara por encima del capó.

En caso de que la funcional toma del capó del Wrangler Rubicon 392 se taponara con nieve, barro o suciedad, una vía de aire secundaria dentro de la estructura del capó alimenta el motor, lo que hace posible que el Wrangler Rubicon 392 alcance la velocidad máxima incluso con la vía de aire primaria completamente bloqueada.

El escape activo dual-mode es de serie para brindar un sonido espectacular e inconfundible. El sistema se activa automáticamente, abriendo válvulas en el sistema de escape bajo cargas más altas del motor para reducir la contrapresión de escape. El conductor también puede activar el sistema con solo pulsar un botón. El sistema de escape de dos tubos se completa con exclusivos tubos de escape cuádruples.

El cambio automático de ocho velocidades TorqueFlite 8HP75 de gran capacidad de par asegura cambios de marcha rápidos y precisos tanto en condiciones de conducción normales como exigentes. Esta transmisión también permite al conductor cambiar de marcha a través de las nuevas levas de cambio de aluminio montadas en el volante, una novedad en el Jeep Wrangler, o la palanca de cambios Electronic Range Select.

Por otro lado, la transmisión del Jeep Wrangler Rubicon 392 transmite la potencia a las cuatro ruedas de forma permanente. El corazón de la línea de transmisión es una caja de transferencia permanentemente activa Selec-Trac con reductora de 2,72:1. La caja de transferencia tiene cuatro modos seleccionables por el conductor: 4WD Auto, 4WD High, Neutral y 4WD Low.

Esta caja de transferencia de dos velocidades permanentemente activa es intuitiva y permite al conductor configurarla y olvidarse, mientras envía constantemente potencia a las ruedas delanteras y traseras. La caja de transferencia Selec-Trac también permite remolcar el Wrangler Rubicon 392.

Jeep Wrangler Rubicon 392

Es fácil identificar a este modelo por sus detalles en bronce. El Bronce traza «Rubicon» en el capó, cubre las argollas de remolque delantera y trasera y el contorno del adhesivo FOX Shocks. También destaca el emblema Jeep y Trail Rated. Utilizado desde el Jeep Gladiator Mojave, un capó elevado 40 mm con un look agresivo y una toma de aire completamente funcional, proporcionan una entrada de aire frío y una mayor capacidad de vadeo. También lleva un emblema «392» en cada lado, destacando la mayor cantidad de pulgadas cúbicas jamás ofrecidas en un Jeep Wrangler. Por su parte, El diseño de la parrilla ofrece un mayor flujo de aire y refrigeración para el V-8 392. Finalmente, las llantas beadlock de color Bronce miden 17×7,5 pulgadas y cuentan con un anillo de bloqueo negro opcional disponible en Mopar.

El interior tapizado en piel incluye exclusivas costuras de color Bronce. Los asientos de piel con el nombre Rubicon 392 son confortables para el conductor, con laterales superiores integrados que se inspiran en el mundo de las carreras para envolver a los ocupantes. Para adaptarse a las nuevas especificaciones del motor, el grupo de indicadores cuenta con una numeración y un diseño completamente nuevos. Disponible en el Jeep Wrangler por primera vez, el volante de piel de altas prestaciones incluye levas de cambio para activar rápidamente el cambio de ocho velocidades.

También »  Ford presenta el nuevo Ranger, más tecnológico y avanzado