Conocemos el nuevo Kia ProCeed

La firma coreana amplía la gama Ceed con el primer shooting brake del segmento C generalista en Europa

Kia introduce una segunda carrocería en la gama Ceed, tras el lanzamiento del modelo de 5 puertas y a la espera del Tourer familiar que llegará en el mes de Marzo. Se trata del nuevo ProCeed, un shooting brake (familiar deportivo) que rompe con lo establecido hasta la fecha, al ser el primer vehículo de este estilo en el segmento C generalista.

Desde el pilar B hacia delante es casi idéntico al modelo original, pero la sección trasera es completamente distinta. Ésta se caracteriza por una marcada caída del techo en la parte posterior, que se fusiona con una luneta igualmente inclinada y que termina en un gran portón que da acceso a un maletero muy espacioso. Otros elementos con personalidad propia en la vista posterior del ProCeed son los pilotos con tecnología LED, unidos entre sí para aumentar la sensación de anchura del vehículo, y el paragolpes de mayor anchura.

El voladizo trasero y los voluminosos parachoques varían por completo las dimensiones generales del modelo original, alcanzando los 4.605 milímetros de longitud, lo que supone casi tres centímetros más que el 5 puertas y 5 mm más que el futuro Tourer. Esta sobredimensión le permite elevar la capacidad del maletero hasta los 594 litros: prácticamente el doble que el Ceed. Es decir, que tenemos un coche con prácticamente la misma funcionalidad que el próximo Tourer, pero con un aspecto mucho más atractivo y deportivo, no sólo por la agresiva caída de la zaga, sino también porque es 43 milímetros más bajo que este último, lo que transmite esa sensación de fusión entre el coche y carretera tan característica de los coupé. Además, y para potenciar su carácter dinámico, esta versión del Ceed sólo está disponible con las versiones GT y GT Line. De este modo Kia sigue ligando la denominación “Pro” a las versiones más radicales de su exitoso compacto.

Interior deportivo

El habitáculo del ProCeed es prácticamente idéntico al del 5 puertas, salvo en las plazas traseras. En principio, la marcada caída del techo debía restar espacio libre para las cabezas, pero Kia ha resuelto este problema con una menor altura en la zona de la cadera que compensa el efecto de la línea de techo. Y al tener la misma distancia entre ejes se goza del mismo hueco para las rodillas. Lo que no ha podido evitar la marca coreana es que la luneta trasera quede excesivamente reducida, por lo que no se disfruta de una buena visión por el espejo retrovisor.

Otro aspecto que distingue al interior del ProCeed es su deportividad, ya que como comentábamos este modelo sólo está disponible en versión GT o con el acabado GT Line, que cuentan de serie con elementos como asientos con sujeción optimizada, volante achatado, inserciones metálicas, tapizados en cuero, o costuras en color rojo o gris, entre otros. Como no podía ser de otro modo, ambas versiones cuentan con el equipamiento más exclusivo de la gama, que incluye la tecnología más vanguardista en los apartados de seguridad, ayuda a la conducción y conectividad, destacando el sistema de infoentretenimiento con una pantalla táctil de 8 pulgadas, que integra el sistema de navegación con los servicios Connected Services de Kia proporcionados por TomTom. Éste permite a su vez la integración total del smartphone mediante Apple CarPlay y Android Auto.

Amplia gama de motores

Pese a su innata deportividad, y teniendo en cuenta que estamos ante un modelo de corte familiar, Kia ha querido satisfacer las necesidades de todo tipo de usuarios, brindando una amplia gama de motorizaciones. El ProCeed GT Line está ya disponible en los concesionarios con tres alternativas: dos gasolina y una diésel. Entre los primeros se encuentra el popular T-GDi de 1.0 litros y 120 cv, además del motor “Kappa” 1.4 T-GDi de 140 cv. La opción diésel se reduce al 1.6 CRDi de 136 cv, que ofrece un envidiable equilibrio entre potencia y eficiencia. Éste último y el gasolina de 140 cv pueden asociarse al efectivo y cómodo cambio automático de 7 relaciones DCT, como opción al manual de seis marchas que viene de serie.

Y para los amantes de las sensaciones, Kia ha dispuesto el ProCeed GT con el propulsor 1.6 T-GDi de 204 cv y 265 Nm. Con este motor y la transmisión de doble embrague y 7 velocidades, el ProCeed puede acelera de 0 a 100 km/h en 7,5 segundos alcanzando una velocidad máxima de 225 km/h.

Por todo ello, el ProCeed GT es el modelo más exclusivo de la gama y está disponible desde 24.975 euros con todas las campañas y ayudas posibles, mientras que el modelo de acceso es el GT Line 1.0T-GDi, desde 23.720 euros.

Prueba en Circuito

En la presentación tuvimos la oportunidad de poner a prueba el nuevo ProCeed GT y el Ceed GT en el circuito Parcmotor Castellolí, donde a bordo de ambos modelos los realizamos varias vueltas en su ratonero y divertido trazado, además de efectuar distintos test como slaloms y frenadas de emergencia. Ambos modelos superaron con nota todas y cada una de estas actividades con un comportamiento sorprendentemente dinámico. Parece increíble que el coche que nos llevó por carretera hasta la pista catalana con un confort enviable pudiera después ofrecer unas prestaciones tan radicales.

También »  9 coches con maletero grande por menos de 16.000 euros