Gama CX de Mazda: diseño, artesanía y emoción en forma de SUV

La gama SUV de Mazda cuenta con la elegancia del diseño ‘Kodo’ en su exterior, la minuciosa artesanía japonesa en el interior, sostenibilidad, la tecnología más vanguardista y esa conexión entre hombre y máquina en la conducción única de la firma de Hiroshima

Edgar Vivó » 30 de octubre, 2020

Mazda se ha caracterizado siempre por combinar en sus coches una extraordinaria experiencia de conducción, un diseño atractivo, tecnología de vanguardia y calidad premium en todos sus componentes, una mezcla que aplica igualmente a su gama de vehículos SUV que bautiza con nombre CX, y que ya representa casi el 70% de las ventas de la marca en España.

Esta gama responde a las necesidades de una amplia selección de clientes. Cada versión CX tiene unas dimensiones estudiadas para distintas. Por ejemplo, el CX-3 es un SUV pequeño para una sola persona o parejas, que por su tamaño, es perfecto para la ciudad o como segundo coche.

El CX-30, tiene un amplio interior con unas dimensiones exteriores compactas. Por eso, es el coche para parejas, familias jóvenes o cualquiera que busque el confort de un SUV, con los asientos en posición alta y dimensiones tanto para la ciudad como para la carretera.

Mazda CX-3

El CX-5 es el más grande de la familia y aporta un amplio espacio interior, por lo que es genial para una familia numerosa o para quienes suelen viajar acompañados de adultos detrás. Tanto éste como el CX-30 incluyen portón trasero eléctrico para elevar su funcionalidad.

Los tres incluyen de serie asientos traseros abatibles para un aumentar el volumen de carga sustancialmente y garantizar espacio suficiente para el estilo de vida de cada cliente. Por supuesto, todos los modelos CX incluyen anclajes Isofix para instalar asientos infantiles de forma fácil y segura.

También es común en los CX de Mazda, así como en el resto de su gama, el uso de los materiales de la más alta calidad, porque además de resultar atractivos a la vista con su filosofía de diseño ‘Kodo’, también deben ser agradables al tacto. La firma japonesa cuenta con maestros Takumi a la hora de concebir sus coches, artesanos con amplia experiencia que otorgan el toque humano a cada detalle, buscando un diseño puro y excepcional.

Conexión Jinba Ittai

Independientemente del tamaño, cada modelo CX ofrece el placer de conducción Mazda. Esto significa que el coche es realmente agradable de manejar: reacciona según espera el conductor, por lo que la conducción es intuitiva, predecible y placentera. Gracias a todo esto, logran establecer esa conexión entre coche y conductor que Mazda denomina Jinba Ittai.

Mazda CX-30

En los tres modelos la cabina se ha desarrollado pensando en el conductor de acuerdo con la filosofía Mazda de diseño centrado en las personas. Eso asegura que todo esté al alcance de la mano, con mandos fáciles de usar e intuitivos. La combinación de instrumentos analógicos y digitales, y el Head Up Display (que proyecta información delante del conductor), garantizan un acceso rápido y fácil a la información con las mínimas distracciones.

El sistema de infoentretenimiento MZD Connect incluye funciones de comunicación, navegación, ajustes y entretenimiento, con Apple Car Play y Android Auto instalados de serie. Y con el HMI Commander o mando giratorio, el acceso al sistema es rápido e intuitivo, incluso durante la conducción. Además, todos los modelos CX presentan un alto nivel de insonorización, por lo que el placer de conducción es aún mayor.

Potencia y sostenibilidad

La gama de motorizaciones de la gama CX también aumenta el placer al volante, sin descuidar la eficiencia. Los propulsores atmosféricos de gasolina Skyactiv-G del Mazda CX-3 y CX-5 con tecnología inteligente, como la desactivación de los cilindros, mejoran el consumo y reducen las emisiones. Además, el CX-30 tiene como opción el revolucionario motor de gasolina Skyactiv-X, que lleva la eficiencia de combustible y emisiones un paso más allá. En este modelo, todos los motores de gasolina del CX-30 incluyen de serie el sistema Mazda M Hybrid, para una mayor eficiencia y placer de conducción, que permite lucir la etiqueta ECO, con todas las ventajas que conlleva en su uso por ciudad.

El CX-5 es el modelo insignia de la gama CX y puede equiparse con el potente y eficiente motor diésel Skyactiv, perfecto para la conducción por carretera prolongada y para el remolque de cargas pesadas. Por supuesto, todos los modelos CX ofrecen opciones de transmisión manual o automática.

Mazda CX-5

Para complementar la oferta en motorizaciones, el CX-30 y CX-5 también se ofrecen con sistema de tracción integral i-Activ para aprovechar al máximo su carácter SUV y sortear fácilmente todos los terrenos. Un sistema con 27 sensores que analiza continuamente las condiciones externas y las reacciones del vehículo para ofrecerte la tracción idónea en cada momento.

Toda la gama CX de Mazda ha sido concebida y desarrollada bajo el prisma de garantizar el máximo respeto medioambiental, dentro del plan estratégico Zoom Zoom Sostenible 2030, mediante el cual la marca se ha marcado el ambicioso objetivo de reducir sus emisiones globales para ese año en un 50% en comparación con los niveles de 2010. Dicho plan contempla el desarrollo de múltiples tecnologías – optimización de la combustión interna, híbridos, híbridos enchufables, eléctricos, etc. – con el fin de adaptarse a las necesidades de cada cliente en las diferentes regiones del mundo.

Seguridad i-Activsense

Otro pilar fundamental en la conducción de los vehículos Mazda es la seguridad, por lo que toda la gama CX cuenta con el ecosistema tecnológico i-Activsense, con funciones diseñadas para evitar accidentes: sistemas de frenada de emergencia, alerta de cambio involuntario de carril, control de ángulo muerto y detección de tráfico trasero, además de sistemas inteligentes, como el control de crucero por radar, que hace más seguro y cómodo conducir en carretera. E igualmente para los sistemas de aparcamiento, como el control de distancia y las cámaras traseras y de 360º.

Mazda CX-3

Pensado para los que viven en la ciudad, el Mazda CX-3 es el modelo más compacto de la familia SUV de Mazda. Se beneficia de unas dimensiones exteriores compactas, esencialmente para maniobrar y aparcar fácilmente en zonas urbanas. También ofrece la posición alta de los asientos, excelente visibilidad y seguridad de un SUV sin renunciar al confort y placer de conducción tan exclusivos de Mazda. Por todo ello, el CX-3 es la mejor elección, no solo en áreas urbanas, sino también como segundo coche.

Y todo ello acompañado por un diseño innovador y acabados de máxima calidad. La parte delantera tiene faros Full LED con la firma lumínica de la marca. Con una parrilla de barras horizontales estilizadas y prominentes. En la parte trasera, los faros circulares LED se juntan con barras horizontales, otorgándole una apariencia premium y una firma lumínica fácilmente reconocible. El trazado descendente del techo por la parte trasera da al coche un toque deportivo, mientras el marco de plástico inferior protege y aporta estilo a las líneas fornidas de un SUV.

A pesar del tamaño compacto del exterior, el CX-3 tiene un interior acogedor y amplio. El habitáculo, orientado al ser humano, es un placer para los sentidos. Mazda ha mejorado el espacio de la cabina para que todos los ocupantes se sientan cómodos. Todo ello, con unos acabados exclusivos y artesanales para garantizar una experiencia de la mejor calidad en todo lo que vea y toque.

Interior del Mazda CX-3

La combinación del panel de instrumentos analógico y el Head Up Display en color de Mazda permiten al conductor ver fácilmente la información necesaria. La pantalla central se sitúa en una posición alta para minimizar las distracciones durante la conducción. Los mandos e instrumentos son de fácil acceso y de uso intuitivo, como el aire acondicionado automático con función táctil. Y por supuesto el HMI Commander giratorio, que permite un uso sencillo y totalmente intuitivo del sistema multimedia MZD Connect, así como la visualización de múltiples funcionalidades del teléfono móvil a través de la pantalla central gracias a Apple Car Play y Android Auto.

Mazda valora en la misma medida la calidad y la funcionalidad. El habitáculo dispone de numerosos huecos de almacenamiento, como compartimentos en las puertas, reposabrazos central delantero con bandeja debajo y reposabrazos central trasero con posavasos. El maletero tiene un volumen de carga de 350 litros, que se puede ampliar de forma fácil y rápida a 1.260 litros bajando los asientos traseros. Todo esto aporta al CX-3 la flexibilidad y funcionalidad de un auténtico SUV.

Y, como todo Mazda, el CX-3 integra varias tecnologías inteligentes que facilitan la vida y aumentan la diversión al volante. Las últimas tecnologías Skyactiv aseguran que el CX-3 es silencioso, cómodo, estable, ágil y divertido de conducir. El motor atmosférico Skyactiv-G de dos litros combina potencia con una gran economía de combustible, y cumple las normativas de emisiones más estrictas además de lograr un bajo consumo, gracias a su innovador sistema de desactivación de cilindros. Se encuentra disponible con el cambio manual y preciso de Mazda, o una transmisión automática suave y cómoda.

Mazda CX-30

El Mazda CX-30 es el nuevo miembro de la familia SUV de Mazda. Un modelo intermedio en tamaño, que se sitúa entre el CX-3 y el CX-5, por lo que es perfecto para quienes buscan un SUV con espacio suficiente y dimensiones compactas, pero sin renunciar al diseño ni a la dinámica de conducción.

Como con cualquier Mazda, el objetivo era crear un coche que funcionara bien y además tuviera un diseño que despierte las emociones. Para ello, el CX-30 ha logrado una reinterpretación más madura del concepto de diseño Kodo. La parte inferior, de aspecto robusto, transmite toda la potencia y estabilidad de un SUV, mientras la parte superior tiene las líneas estilizadas y atractivas de un coupé.

El característico perfil de Mazda que une los faros delanteros es más acentuado y combina con los contornos esculpidos del paragolpes para emular sensación de movimiento y potencia. Los guardabarros traseros sobresalen desde el perfil bajo de la cabina y el portón trasero también se estrecha en forma de arco. En conjunto, crea la sensación de potencia y sensualidad con el porte dinámico de un coche deportivo.

La estructura básica del habitáculo combina un entorno acogedor y centrado en el conductor, y amplitud de espacio para el acompañante. Las superficies tienen un acabado de precisión y ofrecen texturas extraordinarias. El área superior del salpicadero se cubre con un borde en forma de ala. El borde del salpicadero se extiende hasta el marco de la puerta y recrea una mayor sensación de amplitud en las plazas delanteras.

Interior del Mazda CX-30

Cuenta con acabados que aportan sensaciones de artesanía tradicional al interior, como la decoración de las molduras metálicas de las puertas. Los asientos, con sofisticadas tapicerías en piel microperforada, están diseñados para ofrecer un equilibrio ideal entre apoyo y confort. Por su tamaño y por su acabado en piel cosida a mano, el volante crea una conexión física perfecta entre el coche y el conductor.

El puesto de mando es simétrico y está pensada para el conductor, con los tres instrumentos del panel y la pantalla central inclinados hacia la posición de conducción, para una visibilidad óptima y un manejo fácil e intuitivo con distracciones mínimas. La gran pantalla central está en posición alta para mantener la atención del conductor en la carretera. La información se proyecta claramente a la altura de los ojos sin interferir en la visión de la carretera para mayor seguridad. La posición de conducción es alta para una visibilidad perfecta y la forma de los pilares A y C se ha optimizado para minimizar los ángulos muertos.

El CX-30 no se queda corto en soluciones de almacenamiento: Delante tiene una consola central, guantera, posavasos y compartimentos para gafas y en las puertas. El portón trasero eléctrico ofrece volumen de carga de 430 litros, que se puede aumentar en hasta 1.406 litros con los asientos traseros abatidos. Y el ingenioso sistema Smart Cargo aporta una gran flexibilidad, ya que permite compartimentar el maletero en función de cada ocasión, lo que lo hace perfecto para guardar de todo, sea grande o pequeño.

Sistema multimedia del Mazda CX-30

El CX-30 incluye la tecnología Skyactiv más reciente. Además del motor Skyactiv-G mejorado, también se ofrece con el motor de gasolina Skyactiv-X de nueva generación. Este último entrega una potencia de 180 CV y combina en una propuesta revolucionaria los últimos avances en materia de combustión interna, logrando una excelente respuesta con un mínimo consumo y emisiones realmente bajas en condiciones de conducción reales. Aún más, los motores de gasolina del CX-30 incluyen de serie el sistema de electrificación Mazda M Hybrid, que le permiten contar con la etiqueta ECO y disfrutar así de numerosas ventajas en el entorno urbano.

El CX-30 también ofrece toda una serie de sistemas de asistencia. Como frenada de emergencia marcha adelante y atrás, control de ángulo muerto avanzado, control de crucero adaptativo y sistema de prevención de cambio de carril involuntario para proteger al vehículo y a todos sus ocupantes. Permite aparcar de forma fácil y segura con el control de distancia de aparcamiento delantera y trasera, la cámara trasera o la cámara opcional de 360°, fácil y segura.

Mazda MX-30

Para aquellas familias que desean la conducción sin emisiones, el MX-30 es el coche ideal. Un modelo que ha sido desarrollado pensando en conductores que quieren adquirir un vehículo 100% eléctrico sin renunciar al placer de conducción.

En su diseño Kodo evolucionado llaman la atención unas sorprendentes puertas freestyle, mientras que su interior de gran calidad utiliza materiales ecológicos que denotan la clara apuesta de la marca de Hiroshima por la sostenibilidad: desde el corcho utilizado en su original consola central flotante a los mullidos paneles de puerta elaborados a partir de botellas PET recicladas, pasando por una gama de tapicerías veganas que evitan el uso de disolventes durante su fabricación.

Su concepción eléctrica pasa por la incorporación de una batería de tamaño adecuado que le proporciona una autonomía de hasta 265 km en uso urbano. El Mazda MX-30 supone otro paso muy positivo en el planteamiento de Mazda de ofrecer múltiples soluciones tecnológicas para reducir las emisiones, y sigue la estela del innovador motor Skyactiv-X recientemente lanzado.

Mazda CX-5

El Mazda CX-5 es el buque insignia de la marca para Europa. Sus características están orientadas a ofrecer dos claves: un habitáculo de calidad y una óptima dinámica de conducción. El CX-5 tiene un interior amplio y versátil, por lo que es perfecto para familias y para quienes buscan un SUV atractivo y práctico. Ofrece sensaciones de amplitud y espacio con altos niveles de confort, y un toque de lujo en todo su interior que se transmite a través de un diseño artesanal.

Su diseño Kodo exterior prescinde de líneas innecesarias en los laterales para resaltar la parte trasera con la masa de la carrocería sobre las ruedas traseras, acorde al carácter todoterreno de un SUV. Al contemplarlo por la parte delantera, es bajo y amplio. Los faros son estilizados y están en posición baja, con un perfil característico en ala que los une recorriendo la parte frontal y cuyos extremos se extienden bajo los faros. Los biseles de los LED antiniebla acentúan aún más la sensación de fluidez lateral.

Centrado en el diseño, el confort, la funcionalidad y la mejor calidad, el interior del Mazda CX-5 compite con los mejores coches de su categoría. Si exteriormente sorprende por su apariencia elegante y poderosa, dentro proliferan detalles artísticamente integrados, como los adornos metálicos, con acabados minuciosos y texturas suaves. La piel de alta calidad, con costuras a la vista que aportan armonía al tacto y al aspecto de las tapicerías, para una experiencia de conducción más cómoda y relajada. La tapicería de napa sube el listón de la exclusividad. La mejor piel, cosida a mano, da un aspecto de lujo a un volante de diseño ergonómico. Junto con las notas de acento cromadas, combina una textura sobresaliente con una calidad imbatible. El empleo de materiales nobles, como los detalles en madera auténtica, añaden un estilo natural al entorno del habitáculo y subrayan el carácter sutilmente exclusivo del interior.

Interior del Mazda CX-5

Como con todos los Mazda, la cabina se ha diseñado para recrear un entorno de disposición inteligente para el conductor con los mandos e instrumentos principales en posición ergonómica alrededor del punto central del volante. El conductor disfruta de una posición del asiento elevada con óptima visibilidad periférica. Y el Head Up Display a color proyecta información importante para la conducción en la línea de visión del conductor. La pantalla central, de 10,25 pulgadas, se sitúa en la parte superior del salpicadero, por lo que al usarla no se distrae la atención. El HMI Commander o mando giratorio tiene una posición ergonómica para un fácil manejo.

Los mandos están fácilmente accesibles y son agradables al tacto. Por sus numerosas funciones inteligentes para el confort y la funcionalidad, y el diseño de la mejor calidad, el CX-5 es una gran elección para la familia.

Pero no todo es diseño, ergonomía y calidad artesanal. El CX-5 es también un coche fácil de usar y versátil. Se entra y sale fácilmente, cuenta con numerosos huecos y dispone de tomas USB tanto en la parte delantera como trasera, así como asientos calefactados en las plazas delanteras.

El maletero, de 506 litros y con portón eléctrico, ofrece un amplio espacio para las necesidades diarias, pero el volumen de carga se puede ampliar fácilmente a 1620 litros bajando los asientos traseros con una palanca situada en el lateral del maletero.

Además de atractivo y fácil de usar, el Mazda CX-5 ofrece una conducción muy agradable, con un habitáculo excelentemente aislado para ofrecer una gran tranquilidad a bordo y poder centrarse en la conducción sin distracciones acústicas externas. Gracias a las últimas tecnologías Mazda Skyactiv además de estable y cómodo, también ofrece conducción deportiva y agilidad en carreteras con curvas.

Actuación del sistema G-Vectoring Control Plus en el Mazda CX-5

Los motores Skyactiv de gasolina y diésel, las transmisiones automáticas o manuales y la tracción integral inteligente opcional con asistencia de tracción garantizan una variante del CX-5 perfecta para las necesidades de cada conductor. Además, el nuevo sistema G-Vectoring Control Plus, de serie en toda la gama, mejora el comportamiento y la estabilidad del vehículo en cualquier superficie, especialmente en curva.

Las tecnologías Skyactiv no solo son responsables del placer de conducción Mazda, también ofrecen los máximos estándares de seguridad pasiva. Y, para la seguridad activa, los sistemas i-Activsense de asistencia para el conductor no solo garantizan viajes más seguros, sino también más cómodos.

De una larga lista de sistemas de seguridad activa, cabe destacar la frenada de emergencia marcha adelante y atrás, el control de ángulo muerto avanzado y prevención de cambio de carril, y el control de crucero adaptativo, que permite seguir a los vehículos incluso al detenerse y reanudar la marcha.

También »  Comer caramelos, hacer ejercicio y otros falsos mitos para engañar al alcoholímetro