La historia y evolución del logotipo de Mazda

El primer logotipo de Mazda apareció en 1934 y se estrenó con el vehículo de tres ruedas Mazda-Go

La historia de Mazda Motor Corporation comenzó el 30 de enero de 1920 bajo la denominación Toyo Cork Kogyo Company, una empresa dedicada a la producción de corcho para juntas, aislamientos y material de amortiguación. Hasta 1931 no salió de su línea de producción el primer vehículo de la compañía: el Mazda-Go. Después del lanzamiento de ese motocarro de tres ruedas, aún hubo que esperar otros 29 años hasta que Mazda fabricara su primer turismo, el R360 coupé (1960).

En los últimos 60 años de su historia, Mazda se ha convertido en la primera marca japonesa en ganar las 24 horas de Le Mans, ha puesto en el mercado un motor rotativo comercial con el legendario Cosmo Sport 110S, ha fabricado el Mazda MX-5 (el deportivo biplaza de mayores ventas en todo el mundo) y, recientemente, ha desarrollado el motor Skyactiv-X, el primero de producción en serie en todo el mundo con una sofisticada tecnología de encendido por compresión controlado por bujía.

La firma japonesa que comenzó siendo un productor de corcho para aplicaciones industriales celebró el año pasado su centenario convertida en una marca de automóviles global e independiente. Como es de imaginar, su emblema o logotipo corporativo ha ido evolucionando con el paso de los años, así que a continuación haremos un repaso de los logotipos de Mazda en sus 101 años de actividad.

Como hemos comentado al principio del artículo, en 1920, Jujiro Matsuda fundó la Toyo Cork Kogyo tras regresar a su ciudad natal de Hiroshima después de una brillante carrera como ingeniero en Osaka. En 1927 la compañía se dedicó a la fabricación de maquinaria y se rebautizó como Toyo Kogyo. Su logotipo era bastante sencillo, ya que consistía en un circulo rojo con dos pequeños segmentos horizontales.

El logotipo de Toyo Kogyo | Foto: Mazda
El logotipo de Toyo Kogyo | Foto: Mazda

El nombre de “Mazda” no apareció hasta 1934, cuando la empresa decidió iniciarse en la producción de motocarros de tres ruedas y alejarse de la fabricación de herramientas y maquinaria pesada. El nombre elegido se tomó de Ahura Mazda, el Dios persa de la sabiduría, la inteligencia y la armonía, aunque también influyó que el nombre de familia del fundador de la compañía, Matsuda, tenía una pronunciación muy parecida a “Mazda”. El logotipo de la marca pasó a ser una versión estilizada de la palabra “Mazda” y se lució en los laterales el depósito de combustible del modelo Mazda-Go, además de aparecer en la gama creciente de motocarros hasta 1954.

El logo con la versión estilizada de la palabra "Mazda" | Foto: Mazda
El logo con la versión estilizada de la palabra “Mazda” | Foto: Mazda

No obstante, a partir de 1936 Mazda también contó con un nuevo logo inspirado en Hiroshima. El emblema de la ciudad natal de Mazda tenía tres líneas blancas onduladas sobre un fondo verde, lo que representaba los tres brazos del delta del río Ota cuando desemboca en Hiroshima. En su reinterpretación, la firma japonesa optó para su logotipo por unas líneas más rectas e insertó una forma de “M” en el centro de cada una de las líneas. Las tres “M” hacían referencia a Mazda Motor Corporation, mientras que las largas extensiones a ambos laterales representaban unas alas que simbolizaban la agilidad, la velocidad y la capacidad para ascender a nuevas alturas. Este nuevo logo se pudo ver en las últimas versiones del Mazda-Go y se empleó durante todo el periodo de posguerra, hasta 1959.

El logo inspirado en el emblema de Hiroshima | Foto: Mazda
El logo inspirado en el emblema de Hiroshima | Foto: Mazda

Cuando Mazda comenzó a exportar motocarros al extranjero a partir de 1949, consideró que también necesitaba una marca más explícita, por lo que en 1954 registró en Taiwán un nuevo logo en sustitución de la firma de estilo caligráfico de 1934. Para 1959, el nuevo logotipo ya estaba registrado en 21 países de todo el mundo.

El nuevo logo de Mazda de 1954 | Foto: Mazda
El nuevo logo de Mazda de 1954 | Foto: Mazda

Sin embargo, en 1959, Mazda estaba preparando el lanzamiento de su primer turismo, una ocasión que merecía un emblema especial: uno que se pudiera lucir con orgullo en el capó del Mazda R360 de 1960. El logo del primer turismo de la compañía japonesa era muy sencillo y consistía en un círculo cromado con una “M” también cromada en su interior, cuyos extremos se prolongaban hacia arriba y hacia abajo hasta tocar el circulo exterior. El Mazda R360 fue un coche asequible y muy divertido de conducir que dominó el mercado desde el primer día de su lanzamiento, en el que se vendieron 4.500 unidades. El enorme éxito de este modelo hizo que el logotipo de Mazda se hiciera popular en Japón, hasta el punto que se utilizó también en el Mazda P360 Carol y se lució en los coches de la marca hasta 1975.

El logotipo creado para el Mazda R360, el primer turismo de la marca | Foto: Mazda
El logotipo creado para el Mazda R360, el primer turismo de la marca | Foto: Mazda

A medida que la compañía comenzó a exportar sus modelos a todo el mundo, el logo de la “M” inscrita en un círculo se extendió a todos los modelos de la marca. En 1964, Mazda presentó el prototipo del Cosmo y mantuvo esa misma “M”, aunque en dicha ocasión estuvo inscrita en un triángulo de Reuleaux, que imitaba la forma de los rotores del motor rotativo de aquel vehículo. El emblema estaba esmaltado en un color rojo intenso que contrastaba con la pintura metalizada en color verde claro del prototipo. Cabe destacar que cuando el Cosmo entró en producción, en 1967, conservó el logotipo, aunque con algunos detalles en color plateado sobre un fondo azul. Este logotipo se siguió empleando posteriormente en otros modelos con motor rotativo, como el R130 luce, el RX-2 y el RX-3.

En los años setenta y ochenta, Mazda decidió abandonar el estilo logotipo y utilizó para su emblema una tipografía de letras de molde muy sencilla, en la que destacaba la “Z” central. Este logo se utilizó en turismos, camionetas y furgonetas durante unos años de gran crecimiento para la marca. Asimismo, se adoptó en la publicidad de la compañía, en sus edificios, en la red de concesionarios y en la identidad corporativa. Esta insignia se utilizó hasta 1997 y la verdad es que es muy similar a la tipografía de marca que se utiliza hoy en día.

El logotipo de Mazda en los años 70 y 80 | Foto: Mazda
El logotipo de Mazda en los años 70 y 80 | Foto: Mazda

Con la llegada de los años noventa volvió el gusto por los logotipos, de modo que en 1991 Mazda introdujo un diseño que recordaba a un diamante inscrito en un círculo. Un año más tarde, la firma japonesa decidió modificar el logotipo por su parecido al símbolo de Renault. En 1997, se hizo una puesta al día tanto del emblema como de la tipografía, dando como resultado el diseño que conocemos actualmente. La tipografía introducida en los años setenta se volvió azul para representar el nuevo color corporativo de la compañía y, en el nuevo logo, la forma de diamante se sustituyó por unas alas en forma de “V” que representaban el crecimiento y la mejora.

El logotipo de Mazda de 1997 | Foto: Mazda
El logotipo de Mazda de 1997 | Foto: Mazda

Este emblema de Mazda es reconocido en todo el mundo. En 2015, la firma japonesa presentó una versión actualizada del logo con una tipografía en plateado y los bordes en azul, junto con una versión en un color plateado más intenso. Actualmente, la identidad visual de Mazda se basa en una versión revisada en color plata, que se utiliza tanto en las filiales de la marca como en su red de concesionarios a nivel mundial.

El logotipo actual de Mazda | Foto: Mazda
El logotipo actual de Mazda | Foto: Mazda

A lo largo de más de cien años de actividad, estos han sido los logotipos que han adornado unos coches que han desafiado lo establecido, han ganado multitud de premios y han cautivado al público. Hoy día, el emblema de Mazda se reconoce en todo el mundo y adorna una moderna gama de modelos, en la que ocupa un lugar especial el Mazda MX-30, el primer coche totalmente eléctrico de la marca.

También »  Nuevos Bugatti Chiron Noire 2020, una edición especial limitada a 20 unidades