Descubre el Mercedes-Benz EQS SUV, una limusina eléctrica para ir a cualquier parte

Mercedes-Benz presenta un todocamino de tamaño grande 100% eléctrico de hasta 543 CV de potencia y 660 kilómetros de autonomía.

Mercedes-Benz presentó en julio de 2021 el EQS, su propuesta para liderar en el segmento de las grandes berlinas de lujo 100% eléctricas. Llegó con lo último en tecnología y altas prestaciones, así como con un diseño marca de la casa. Sobre esta base ha trabajado la marca alemana para presentar el EQS SUV, que como su propio nombre indica es su apuesta para ser la referencia también en el segmento de los SUV premium de tamaño grande.

Pese a compartir nombre, este EQS SUV no es simplemente un EQS elevado. Estéticamente toma elementos de la berlina, pero también del resto de la gama de todocaminos eléctricos que la compañía ha presentado antes. Tampoco su propuesta mecánica es la misma, con tres versiones del nuevo SUV por solo dos de la berlina –que sí cuenta con versión AMG-, siendo además más potentes que sus equivalentes.

En ese sentido, el EQS SUV se ofrecerá en tres versiones: la EQS 450+, la EQS 450 4Matic y la EQS 580 4Matic. Las primeras dos ofrecen 360 CV de potencia, pero la 4Matic entrega hasta 800 Nm de par máximo, 568 Nm el 450+, y dispone de tracción total. El EQS 580 4Matic, por su parte, también manda su potencia, que sube hasta los 543 CV de potencia, a las cuatro ruedas. En todos los casos, la batería es de 107,8 kWh de capacidad, con autonomías máximas de 660 kilómetros para el 450+ y de 613 kilómetros para las dos versiones con tracción total.

Zaga del Mercedes-Benz EQS SUV | Foto: Mercedes-Benz
Zaga del Mercedes-Benz EQS SUV | Foto: Mercedes-Benz

Su sistema de carga de 396 voltios puede recargar a potencias de hasta 200 kW, con lo que es capaz de recuperar el 80% de su autonomía en 31 minutos y más de 250 kilómetros de autonomía en apenas 15 minutos. En un cargador doméstico del tipo wallbox, la carga completa puede superar las 11 horas.

Tecnología sin límites

Lo que sí mantiene el EQS SUV respecto a la berlina es su diseño interior, aunque su espacio se ve maximizado por el incremento de 20 centímetros en la altura del vehículo, pese a que su distancia entre ejes es idéntica, de 3,21 metros. En ese sentido, el protagonismo lo reclama la MBUX Hyperscreen, opcional. Este sistema propone una pantalla de grandes dimensiones que cruza el habitáculo de lado a lado, dividida en tres pantallas independientes, una para el sistema de multimedia, otra para el cuadro de instrumentos y otra de 12,3 pulgadas para el acompañante. Entre sus funciones, la pantalla del acompañante reduce su brillo si el coche detecta que el conductor desvía su atención hacia la misma.

El sistema de infoentretenimiento MBUX, en constante evolución, sigue siendo la elección de Mercedes-Benz. Como en el EQS, la marca promete actualizaciones inalámbricas periódicas para mejorar su rendimiento, así como para ofrecer nuevas funciones al conductor, que incluso podrá activar extras que en el momento de la compra no quiso, como el asistente de remolque o la función de navegación con realidad aumentada. Mediante las actualizaciones, la firma de Stuttgart pone también a disposición del usuario mejoras de sistemas de serie como el de la dirección del eje trasero, de 4,5 grados de serie y de hasta 10 grados si opta por hacerse con este equipamiento opcional. 

El sistema de navegación cuenta con la función Electric Intelligence, que evalúa la forma de conducir del conductor y el destino para planificar la ruta más rápida, incorporando los cargadores disponibles hasta el destino y las paradas propuestas. En ese sentido, el sistema MBUX cuenta con capacidad de aprendizaje de las preferencias de sus usuarios para presentar alternativas de rutas, infoentretenimiento, confort y ajustes del vehículo. Entre otro equipamiento opcional, el EQS SUV contará con el sistema de sonido Dolby Atmos, capaz de distribuir el sonido entre todo el habitáculo con un enfoque de 360 grados. El interior cuenta también con un filtro de aire HEPA que mantiene el polvo, microparticulas, polen y otras sustancias fuera del coche.

A través de los controles del volante y la Hyperscreen, el conductor tendrá acceso al selector de modos de conducción con las opciones Dynamic Select Eco, Comfort, Sport e Individual, así como el modo Offroad para las versiones 4Matic. El EQS SUV cuenta con suspensión adaptativa que varía su firmeza según el modo de conducción elegida.

Diseño exterior

El EQS SUV nace con la vocación de ser una limusina para ir a cualquier parte. Es por eso que el interior calca lo visto en el EQS y que apuesta por unas dimensiones de 5,12 metros de longitud, 1,96 de ancho y 1,71 de alto. Estéticamente, presenta el frontal del EQS, con la nueva parrilla en negro brillante de las familia EQ y la misma firma lumínica que la berlina, con una franja iluminada que cruza el frontal justo bajo el capó.

Es de perfil y en la zaga donde más se diferencia al EQS. Además de ser más alto, cuenta con elementos propios de los SUV, como taloneras en el lateral, sutiles protecciones rodeando toda su silueta y un paragolpes trasero de apariencia más robusta y resistente. La zaga, por su parte, recupera elementos vistos en otros crossovers de la familia EQ, como su firma lumínica a partir de unos grupos ópticos unidos a partir de una franja iluminada. Mantiene la fluidez en sus líneas para mejorar su aerodinámica y hereda soluciones como los bajos lisos del vehículo para optimizar el flujo de aire.

También »  Así es el nuevo BMW Serie 2 Gran Coupé 2020