Mercedes Vision AMG, así serán sus superdeportivos eléctricos a partir de 2025

El prototipo Vision AMG presenta los rasgos estéticos de los futuros coches de la marca, que incrementará su importancia dentro del grupo Mercedes-Benz AG.

AMG ya ha entrado en la electrificación total, con versiones extremas del EQE y el EQS listas para derribar el prejuicio de que los coches eléctricos son aburridos. Todo lo que sale de Affalterbach es radical y sus eléctricos, por supuesto, también lo serán. Ahora, la división deportiva de Mercedes-Benz ha presentado el Vision AMG, un prototipo que anticipa cómo serán sus coches en el futuro, no los que coja de Mercedes-Benz para dotarles de más deportividad, sino cómo serán los vehículos que, como el AMG GT, desarrollan exclusivamente para sus siglas.

Esta berlina deportiva de cuatro puertas anticipa el diseño y algunos elementos que formarán las propuestas de AMG a partir de 2025. Se basa sobre la plataforma AMG.EA, desarrollada por Mercedes-Benz AG específicamente para coches eléctricos de alto rendimiento. “Es el primer vistazo sobre cómo estamos trasladando el ADN AMG a un futuro totalmente eléctrico, que empezará en 2025”, dice Ola Källenius, consejero delegado de Mercedes-Benz AG.

Frontal del nuevo Mercedes Vision AMG | Mercedes-Benz AG
Frontal del nuevo Mercedes Vision AMG | Mercedes-Benz AG

Apuesta por la rentabilidad

Mercedes-AMG ya goza de una gran popularidad en los deseos de todos los seguidores del motor y de un gran prestigio para el comprador que busca calidad, deportividad y exclusividad. Aun así, el grupo alemán quiere darle un impulso a la marca, que gane presencia en su portfolio de productos por una simple razón, porque son coches caros, más incluso que los modelos de la firma de la estrella, por lo que ofrecen un mayor margen de beneficio por unidad y, por tanto, una mayor rentabilidad. El mismo Källenius ha confirmado que el papel de AMG en el grupo será más importante y este Vision AMG es un anticipo de lo que vendrá.

Estéticamente se basa en el diseño del prototipo Vision EQXX de la marca, que declaraba una autonomía eléctrica de 1.000 kilómetros, pero incorpora elementos que serán característicos de AMG en el futuro, como por ejemplo una parrilla cerrada con barras verticales retroiluminadas o una nueva firma lumínica con forma de estrella a partir de tres luces LED acompañadas de una franja iluminada que cruzará el frontal.

En cuanto a las formas, como la aerodinámica juega una papel fundamental en la autonomía de los eléctricos, Mercedes-AMG propone líneas muy fluidas y muy poco marcadas, aunque mantiene su vocación extrema gracias a su forma, muy afilada. Sorprende que la luneta trasera y las ventanillas laterales están pintadas del color de la carrocería, el mismo plateado del equipo AMG Petronas F1 Team, y la presencia de la estrella de Mercedes-Benz en otro guiño a su equipo de Fórmula 1.

Mecánicamente no han trascendido detalles más allá de la confirmación de que el tren motriz se está desarrollando desde cero y que incorporará, como no podía ser de otro modo, motores eléctricos de alto rendimiento firmados por Yasa, una compañía del grupo Mercedes-Benz AG.

Mercedes-AMG apostará a partir de 2025 por crear más coches propios y seguirá paralelamente transformando las máquinas de Mercedes-Benz en coches deportivos. Esta es su propuesta estética para los superdeportivos eléctricos del futuro.

También »  El Peugeot Metropolis Ultimate llega al mercado español con dos nuevas versiones