Nio presenta el ET7, la berlina con la que combatirá con Tesla

El Nio ET7 llega para disputarle cuota de mercado a Tesla en China, no para rivalizar directamente con un Model 3 del que se diferencia en proporciones y posicionamiento

Es recurrente encontrar entre la prensa especializada el coche anti-Tesla cada cierto tiempo. Parece que cualquier vehículo eléctrico con una buena autonomía encaja en ese perfil, tan bien recibido por el lector. El último es el Nio ET7, una berlina de 5,09 metros de largo presentada por la firma china en la ciudad de Chengdu. No es, por sus características, un rival de Tesla, pero sí es el coche con el que Nio buscará combatir con la firma californiana en China, donde ha ganado mucho peso gracias a su nueva fábrica de Shanghái, donde producen el Model 3 y ensamblarán próximamente el SUV Model Y.

Nio ET7 | Foto: Nio
Nio ET7 | Foto: Nio

No es, por tanto, el ET7 un rival para el Model 3, una berlina más pequeña, sino que sería más apropiado contarlo como un contrincante para la berlina premium, y mucho más costosa, Model S, producido en Estados Unidos y con un peso ínfimo en el mercado comparado con el citado Model 3. Tampoco es su precio en China, desde 56.760 euros, similar al del Model 3, desde 43.169 euros, aunque Nio ofrece una versión más asequible, 47.870 euros, si se opta por alquilar la batería al mismo fabricantes.

Lo que Nio pretende con el ET7 es dar un golpe encima de la mesa en el mercado de eléctricos, que tan buen rendimiento tiene en China, y ganar terreno frente a Tesla, que recientemente ha lanzado el Model Y en el Gigante Asiático.

Vista trasera y de perfil del Nio ET7 | Foto: Nio
Vista trasera y de perfil del Nio ET7 | Foto: Nio

Su propuesta pasa por un vehículo elegante a la par que deportivo, con un diseño aerodinámico a partir de líneas fluidas y poco marcadas. Destacan sus grupos ópticos delanteros, finísimos y los traseros, que siguen el mismo patrón estético y están unidos por una franja iluminada que cruza el portón del maletero, una característica que está de moda y que muchos fabricantes han optado por añadir a sus vehículos. Su coeficiente aerodinámico será de 0,23, una gran cifra en un apartado clave para los eléctricos por el peso del mismo sobre su autonomía, que Nio promete muy elevada.

El interior apuesta por el lujo con materiales de calidad. Llamará la atención una pantalla vertical, casi cuadrada, de 12,8 pulgadas Amoled para el sistema de infoentretenimiento, así como otra horizontal para el panel de instrumentos tras el volante. Nio apuesta claramente por los controles táctiles, dejando los físicos solo para los exigidos por ley, como las luces de emergencia. Por su tamaño, es de esperar una buena habitabilidad tanto en las plazas delanteras, como en las traseras.

Interior del Nio ET7 | Foto: Nio
Interior del Nio ET7 | Foto: Nio

El ET7 llegará con tres opciones para la batería. Partiendo desde los 70 kWh de capacidad, su alcance, según el antiguo ciclo NEDC, que arroja datos bastante superiores a los reales, será de 500 kilómetros, incrementando la autonomía hasta los 700 kilómetros con 100 kWh de capacidad y hasta los más de 1.000 kilómetros con una batería de 150 kWh de capacidad. Cifras que bajarán cuando lleguen los datos del nuevo, y más riguroso, ciclo WLTP, pero que son muy importantes, postulando, aquí sí, al ET7 como un auténtico rival para Tesla. En cuanto a las potencia, entregará 644 CV y 850 Nm de par máximo gracias a dos motores, uno en cada eje de 241 y 402 CV, respectivamente. Con este propulsor, será capaz de acelerar de 0 a 100 en apenas 3,9 segundos.

No faltará un equipamiento tecnológico a la última que confiará, para los sistemas de asistencia a la conducción y de seguridad activa, en un sensor lidar, 11 cámaras de alta resolución, 12 sensores ultrasónicos y unidades de posicionamiento. Todo, a través de un modelo de pago por uso que los compradores podrán contratar como extra.

También »  El nuevo Ford Kuga 2020 ya está disponible desde 29.000 euros