Los BMW X5 M y X6 M se refuerzan con las nuevas versiones Competition

Los BMW X5 y X6 se ponen el día en sus nuevas generaciones que incluyen sus respectivas versiones Competition de 625 cv de potencia

Los nuevos BMW X5 M y X6 M se han sumado a la revolución “M” que esté experimentando la prestigiosa firma alemana en 2020. La división más exclusiva de BMW ha visto como su catálogo se ha ido actualizando a lo largo de los últimos meses para consolidarse como la referencia del mercado premium de altas prestaciones. Una oferta a la que ahora se suman estas actualizadas versiones de los X5 y X6 M,con la esperada variante Competition incluida.

La gama con la que BMW se inició en el mundo del todo terreno ahora hace más de 20 años muestra su carácter más contundente con los nuevos X5 M y X6 M. En ambos casos se ha recurrido a la nueva generación de motores ya empleada en la Serie 8. Se trata de los V8 de 4,4 litros con tecnología M TwinPower Turbo de 600 cv en el caso de las variantes M y de 625 cv en los M Competition. Es decir, una ganancia de 25 y 50 cv respectivamente respecto a las anteriores generaciones.

De esta manera, los todo terreno alemanes se presentan más rápidos que nunca. Y eso que ya era difícil superar sus anteriores registros. Mientras los X5 y X6 M aceleran ahora de 0 a 100 km/h en 3,9 segundos, los Competition consiguen incluso rebajar una décima esta cifra para situarla en unos fulgurantes 3,8 segundos. Esto supone rebajar el tiempo en nada menos que 4 décimas de los anteriores M.

Los detalles en negro y carobono destacan en las versiones X6 M Competition | Foto: BMW

Con todo ello, esta tercera entrega “M” de los X5 y X6 eleva de manera notable unas prestaciones que siguen teniendo limitada su velocidad máxima a 250 km/h, pero que puede desbloquearse con el M Driver’s Package opcional, para catapultar a ambos modelos hasta los 290 km/h.

Los X5 y X6 M montan además una caja de cambios automática de 8 relaciones de convertidor de par y el sistema de tracción total xDrive con sus modos 4WD y 4WD Sport, y siempre con una mayor tendencia al eje trasero. Otros detalles de la puesta a punto personalizada y necesaria para asimilar el potencial de su motorización se centran en la suspensión adaptativa específica, el diferencial activo M, unos frenos de disco de 6 pistones de serie y un sistema de estabilización del balanceo.

Pero si no fuera suficiente, estas propuestas todoterreno de BMW M ofrecen unas amplias posibilidades de configuración tanto de los principales aspectos dinámicos del coche como de la electrónica del mismo. Por un lado, a través del botón Setup se puede gestionar aspectos como la entrega de potencia, la suspensión o la dirección entre otros.

Vista del interior de los nuevos BMW X5 M y X6 M Competition | Foto: BMW

Con el dispositivo M Mode se acede a la electrónica de los sistemas de asistencia con la posibilidad de elegir entre los modos Road y Sport, además del Track de la versión M Competition. Una alternativa ésta última pensada para un uso en circuito cerrado y confiando mucho en poder controlar los 625 cv sin ningún tipo de ayuda. Además, desde los botones rojos (M1 y M2) situados en el volante se puede acceder directamente a dos configuraciones predeterminadas por el usuario, y no tener que hacer los ajustes preferidos cada vez que uno se sube al vehículo.

Los nuevos BMW X5 M y X6 M ya están a la venta con unos precios de 147.700 y 151.100 euros respectivamente, mientras que en las verisones M Competition son de 164.600 en el X5 y de 168.000 euros para el X6.

También »  Un sucesor para el Seat Tarraco