Nuevo Toyota GR Yaris, alma de competición

El utilitario japonés ofrece una versión cercana a la competición con carrocería de tres puertas, motor turbo de tres cilindros y 261 CV, con un precio desde 34.900 euros.


Si hace cinco años nos cuentan que Toyota iba a lanzar un Yaris con prestaciones de competición a muchos nos habría asaltado la duda. Sin embargo, tras la renovación del modelo y viendo las mejoras introducidas (sobre todo a nivel de chasis y de cambio), la apuesta por un modelo más prestacional era posible. Hace casi un año, en Amsterdam, asistimos a la presentación del primer prototipo, y hace unos días pudimos verlo, tocarlo y conducirlo, hecho realidad, rodando por la carretera.

El nuevo GR Yaris es una propuesta altamente divertida, capaz de sumar lo mejor del utilitario estrella de Toyota con las sensaciones deportivas emanadas de la experiencia de Toyota Motorsport con Gazoo Racing en el mundo de la competición. La marca japonesa regresó al Mundial de Rallys (WRC) en 2015 y con ello atrapó la idea de adaptar soluciones más racing a los modelos de serie. Tras ofrecer todo esta batería prestacional en el GT Supra, la marca ha depositado toda su experiencia en el GR Yaris.

Toyota GR Yaris.

El resultado es un deportivo que combina una carrocería rígida y ligera, un chasis ágil y con buena respuesta, y un motor con turbocompresor potente y compacto. El GR Yaris está concebido sobre la plataforma GA-B de Toyota que se estrenó en la nueva generación del Yaris, y la parte trasera adaptada de la plataforma GA-C empleada en Corolla y C-HR.

Experiencia de competición

La experiencia en competición ha permitido limitar el peso, algo que se puede comprobar en el uso de paneles de aluminio y de un techo de polímero reforzado con fibra de carbono. Realmente se basa en el Yaris pero en realidad es un tres puertas (el Yaris tiene cinco) con una línea de techo más baja. Los únicos rasgos que comparte con el modelo ‘normal’ son los faros, os retrovisores exteriores y la antena.

Mide un total de 3,995 metros de largo, 55 milímetros más que el nuevo Yaris, con la misma distancia entre ejes (2,560 metros). Los voladizos delantero y trasero se incrementan 40 y 15 milímetros, respectivamente. La anchura es de 1,805 metros (60 milímetros más) y la altura es de 1,455 metros (45 milímetros menos).

Diseño e interior

El diseño del frontal acentúa su estilo deportivo, con el ‘funcional matrix’ exclusivo en el modelo que emplea una gran parrilla con diseño de malla hexagonal, pensada para la refrigeración del motor. En la parte posterior destaca el alerón trasero que aporta mayor carga aerodinámica. Los aletines superiores e inferiores de los paragolpes actúan como sistema de estabilización adicional.

El GR Yaris rodando en circuito.

Por dentro el GR Yaris presenta la misma configuración que en el modelo Yaris convencional, con una pantalla TFT de información e 4,1 pulgadas que añade un indicador de la tracción total, el par y el modo de conducción elegido.

Interior del GR Yaris.

El cambio, manual de seis velocidades, tiene una posición más elevada en la consola central (que está más elevada que en el Yaris) que faciita los cambios rápidos y precisos. El maletero tiene una capacidad de 174 litros y pese a no ser un coche pensado para muchos pasajeros, las plazas traseras son suficientemente cómodas. Los asientos delanteros son de tipo competición.

Motor de ensueño

Mecánicamente emplea el motor 1.6 litros de tres cilindros con turbocompresor que ofrece una potencia de 261 CV, alcanza los 230 km/h (limitados electrónicamente) y acelera de 0 a 100 km/h en 5,5 segundos. Y no, no es un Toyota híbrido.

Es un vehículo ligero, ya que pesa 1.280 kilos, lo que le permite una mayor agilidad y soltura en carretera (y en circuito si tenemos la oportunidad). Emplea el sistema de tracción total permanente controlada electrónicamente GR-Four, heredada de la competición, que ofrece tres modos (incidiendo en el reparto de par): Normal, Track y Sport.

Motor 1.6 turbo del GR Yaris.

Sonar suena bien. El secreto está en que el sonido del motor se emite a través del amplificador del equipo de audio para mejorar la calidad de las notas emitidas por el motor. El Control Activo del Ruido se vale de un micrófono para detectar el ruido generado el motor, calculando por ordenador el sonido que ha de emitirse por los altavoces del vehículo.

Monta llantas de aleación de 18 pulgadas y los neumáticos son Dunlop SP Sport MAXX 050, con unas medidas de 225/40 R18. En el caso de optar por un equipamiento superior al de serie, el Circuit Pack, el GR Yaris ofrece llantas BBS de aleación forjada de diez radios, con neumáticos Michelin Pilot Sport 4S. Esta versión Circuit Pack incorpora una suspensión reajustada, con unos muelles más rígidos y barras estabilizadoras, amortiguadores y dirección asistida adaptados para obtener mayor rigidez general.

Frenos del GR Yaris Circuit Pack.

Los frenos son de altas prestaciones, delante con discos ventilados de 356 milímetros con unas pinzas de aluminio de cuatro pistones, mientras que los frenos traseros son de discos ventilados de 297 milímetros, con pinzas de aluminio de dos pistones. En el GR Yaris con Circuit Pack, las pinzas están pintadas de rojo y rematadas con el logotipo GR.

El Yaris más equipado

En cuanto al equipamiento de seguridad, el GR Yarios ofrece Sistema Toyota Safety Sense de última generación, con sistema de seguridad precolisión, control de crucero adaptativo inteligente y avisador de cambio involuntario de carril con asistente activo y sistema de mantenimiento de la trayectoria. En el apartado de multimedia y conectividad, el GR Yaris integra compatibilidad con smartphones a través de Apple Carplay y Android Auto.

El nuevo Toyota GR Yaris.

El GR Yaris se ofrece con un precio de 34.900 euros con un descuento mínimo de 2.000 euros. Si optamos por el Circuit Pack el precio es de 39.900 euros (también con un descuento mínimo de 2.000 euros)

También »  Honda, a la vanguardia de MotoGP: La era MotoGP y el fenómeno Márquez