Conocemos el nuevo Opel Grandland X Hybrid4

Con e nuevo Grandland X Hybrid 4, Opel continúa dándole forma a su proyecto para conseguir que toda su gama tenga una versión eléctrica

El objetivo de Opel en los tres próximos años es conseguir, en 2024, que toda su gama de vehículos tenga un modelo eléctrico o híbrido enchufable. El fabricante alemán no ha tardado en iniciar esta carrera, y tras el lanzamiento del nuevo Corsa 100% eléctrico, le llega el turno al SUV Grandland X con su versión Hybrid4, una de las opciones que cada vez suma más adeptos y que convierte la acción de conducir en un juego muy adictivo, ya que cuanto mejor hagamos nuestra conducción, más ganaremos en autonomía y podremos conducir en modo eléctrico.

Misma estética

A simple vista no existen diferencias entre las diferentes versiones del Opel Grandland. En este caso, podremos identificar a simple vista que es un Hybrid4 por sus dos tapas del depósito, una a cada lado, para la gasolina y la conexión eléctrica.

El nuevo Opel Grandland X Hybrid4 viene equipado con un motor térmico y dos eléctricos, que de forma combinada generan una potencia de 300 cvpara la versión 4×4 y 225 cv. En modo eléctrico se podrán recorrer hasta 57 kilómetros, autonomía que en muchos casos se ajusta al recorrido medio habitual. No obstante, no podemos olvidar que si “jugamos” bien, podremos aprovechar las frenadas o el hecho de levantar el pie del acelerador para regenerar la batería y conseguir más autonomía. Además, el cambio automático incorpora una nueva posición, letra “B”, en donde al utilizarla, regenera con más intensidad cada vez que hacemos algunas de las acciones.

Recarga

La posibilidad de recarga del nuevo Opel Grandland X Hybrid4 son máximas, pudiendo utilizar un enchufe convencional, del que tenemos en casa, tardando alrededor de siete horas para la recarga al 100%. Si utilizamos un cable “Green Up”, el tiempo de recarga se reduce considerablemente, completando la carga en unas cuatro horas. En el caso de instalar un “Wallbox”, se puede hacer la carga en tan solo una hora y media.

La gran ventaja del Grandland X Hybrid4, es la posibilidad de combinar los dos mundos, el eléctrico para el día a día, y en el caso de necesitar hacer un viaje largo, la opción de disponer de un motor térmico para viajar sin problemas.

El vehículo ofrece cuatro modos de conducción. Electric, que se utiliza también en el momento de arrancar el vehículo; Hybrid, posición en la que el propio vehículo modula los consumos en función del recorrido y de nuestra forma de conducir, y la opción 4WD y Sport, en donde los dos motores eléctricos permiten desarrollar la potencia máxima.

Acabados

El Opel Grandland X Hybrid4, ofrece dos acabados, el Selective, con 225 cv de potencia y únicamente con tracción 4×2, y el Ultimate, que ofrece la tracción 4×2 y la 4×4. El precio de partida es de 33.800 euros, descuentos incluidos.

También »  Seat presentará su nuevo Concept Car en el Mobile World Congress 2019