¿Sabes por qué hizo historia el Peugeot 505?

Esta gran berlina llegó a vender un total de 1.351.254 unidades hasta 1997, año en el que finalizó su fabricación

El Peugeot 505 llegó al mercado en 1979 con el objetivo de sustituir al Peugeot 504, un reto muy complicado puesto que el modelo 504 marcó una época en la historia de las grandes berlinas de la marca y definió el estilo de Peugeot gracias a su perfil dinámico y sus emblemáticos faros. No obstante, el 505 supo cumplir a la perfección con su misión, llegando a vender un total de 1.351.254 unidades hasta 1997, año en el que finalizó su fabricación.

La llegada del 505 significó el final de toda una era para Peugeot, al tratarse de la última de sus berlinas en utilizar la propulsión trasera. No obstante, este modelo no supuso un gran cambio para la marca en cuanto a su fiabilidad y su comportamiento en carretera, ya que su robustez y solvencia en caminos complicados continuó siendo legendaria.

Peugeot 505 | Foto: Peugeot
Peugeot 505 | Foto: Peugeot

En los distintos mercados en los que se comercializó el 505, este modelo que ahora cumple cuatro décadas, fue totalmente polivalente, ya que fue ambulancia, vehículo policial, coche militar, vehículo fúnebre y pick-up doble cabina. Además, Dangel preparó una versión 4×4 de este modelo asociada al motor turbodiésel de 110 caballos de potencia.

En 1982 se presentó en el Salón de Ginebra el lanzamiento de una versión familiar del 505, lo que multiplicó sus posibilidades de mercado. Este vehículo familiar disponía de tres filas de asientos y podía acoger hasta ocho pasajeros. Esta característica lo convirtió en un modelo muy popular entre las familias numerosas y los profesionales del taxi. Cabe destacar que esta versión familiar llegó a competir con éxito frente a los primeros monovolúmenes de la época.

Peugeot 505 | Foto: Peugeot
Peugeot 505 | Foto: Peugeot

En cuanto a su diseño, esta gran berlina destacó por su dinamismo y su llamativa estética, muy atrevida para la época. Respecto a su habitáculo, fue diseñado por Paul Bracq, uno de los interioristas más reconocidos en el sector del automóvil a mediados del Siglo XX.

Por último, otro de los aspectos clave que llevó al Peugeot 505 a la cima, fue su vocación internacional, ya que este modelo considerado un “World car” se fabricó en Francia, China, Chile, Australia, India, Nueva Zelanda, Argentina y Vigo (donde se fabricaron un total de 146.216 unidades).

También »  Nuevo Audi R8 LMS GT2: el coche carreras-cliente más potente de Audi, con 640 cv