Renault Arkana E-Tech: uno de los mejores híbridos que hemos probado

El Arkana E-Tech tiene uno de los sistemas híbridos más eficientes del mercado

Tras conducirlo unos mil kilómetros en todo tipo de contextos, podemos asegurar que el Renault Arkana E-Tech es uno de los mejores híbridos que hemos probado hasta la fecha. Y ahora os vamos a explicar por qué.

El todocamino de Renault está siendo un auténtico éxito de ventas, ya que tiene todo lo que el cliente actual demanda: Es un SUV, pero además con una atractiva carrocería coupé, tiene un buen espacio interior y un gran maletero, tecnología de vanguardia en conectividad, infoentretenimiento y seguridad, y motorizaciones electrificadas súper eficientes. Y es en éste último punto donde vamos a centrar esta prueba, ya que por encima de todo lo antes mencionado, lo que más nos ha gustado es la tecnología de hibridación E-TECH.

Prueba del Renault Arkana E-Tech
Prueba del Renault Arkana E-Tech

Renault ha descartado los motores diésel para el Arkana, y todas las opciones disponibles cuentan con algún tipo de hibridación y transmisión automática. Más concretamente ofrece alternativas microhíbridas de 130 y 160 CV y una híbrida convencional de 145 CV que es la que monta esta variante E-TECH.

Combina un motor de combustión de 4 cilindros de gasolina y 1.6 litros, respaldado por dos motores eléctricos. Pero lo que lo hace realmente especial a este sistema híbrido con respecto a la competencia es que los tres propulsores se combinan a través de una novedosa caja de velocidades sin embrague. Esta arquitectura es fruto de la experiencia de Renault en Fórmula 1, y cuenta con ni más ni menos que 150 patentes.

Cambio de marchas del Renault Arkana E-Tech
Cambio de marchas del Renault Arkana E-Tech

Lo de la Fórmula 1 puede parecer el resultado de una campaña de marketing, pero lo cierto es que este sistema funciona perfecto. Con una batería de tan sólo 1,2 kWh situada en el maletero, el rendimiento eléctrico que se le saca al motor es extraordinario.

Cuando sales desde parado de un semáforo, no hace falta acelerar poco para que no salte el motor de combustión. Acelerando como lo harías con cualquier coche de combustión, sólo se activa el motor eléctrico, lo que supone un grandísimo ahorro de combustible en ciudad.

Además, el modo 100% eléctrico aguanta muchísimo, y se puede circular por la ciudad sin problemas en eléctrico mientras que las baterías estén lo suficientemente cargadas. Renault dice que en un tramo urbano se puede ir hasta el 80% en modo eléctrico. No sabemos si en la práctica será tanto, pero sí que esta circulación libre de emisiones está mucho más presente que en otros híbridos convencionales.

Renault Arkana E-Tech
Renault Arkana E-Tech

Finalmente, cabe destacar que la conducción eléctrica también se experimenta a alta velocidad, puesto que en tramos a ‘vela’ entra muchísimo en juego. En cuanto se coge una recta larga y hay inercia suficiente se activa el modo EV y se mantiene incluso cuando aceleramos después hasta velocidades cercanas a los 100 km/h, si tenemos tiento con el acelerador. Y si se lleva la inercia suficiente, hemos llegado a ver el símbolo ‘EV’ en el cuadro de instrumentos incluso cuando íbamos a 120 km/h.

Con todo ello, Renault dice que se puede reducir el consumo hasta un 40% respecto a un coche gasolina de similares características. Un 40% nos parece exagerado entre modelos de similares características y potencia, lo que no quita que el Arkana registrase tras la prueba un consumo espectacular de tan sólo 5,3 l/1oo km. Esto es sólo medio punto del consumo oficial el ficha técnica, siendo este SUV uno de los coches que más se ajusta en un uso totalmente real a las siempre optimistas cifras de la homologación. Por supuesto, este consumo, y unas emisiones de CO2 de 109 g/km, permiten al Renault Arkana E-Tech librarse del impuesto de matriculación en España y disfrutar de la etiqueta ECO de la DGT.

Motor eficiente y capaz

Que el motor sea tan frugal no significa que esté fato de potencia. No es especialmente enérgico, pero tiene la fuerza necesaria como para no notar nunca falta de empuje en un uso cotidiano. Desde parado mueve con agilidad el coche, y cuando aprietas a fondo para realizar un adelantamiento en carretera, gana velocidad lo suficientemente rápido como para realizar adelantamientos a alta velocidad sin riesgo.

Motor del Renault Arkana E-TEch
Motor del Renault Arkana E-Tech

Por lo que respecta al comportamiento del coche, nos ha encantado la respuesta del motor y el compromiso entre deportividad y confort que tiene la carrocería.

El propulsor trabaja de una forma suave, silenciosa y sin excesivas vibraciones, incluso cuando sube de vueltas, lo que es de elogiar al montar un cambio con un sistema de engranajes planetarios. En conducciones eficientes el sonido del motor es casi inapreciable desde el habitáculo. En muchas ocasiones hay que mirar el cuadro de mandos para ver cuando se está circulando en modo EV, ya que el arranque y el apagado del motor es tan inmediato y discreto que resulta muy complicado decir cuando se produce el cambio. Diríamos incluso que se escucha más el ruido de rodadura que el del motor, ya que si algo mejorásemos de este coche sería la insonorización interior, empezando por hacer algo más macizas las puertas y ventanillas.

Renault Arkana E-Tech
Renault Arkana E-Tech

A medida que se le exige más al coche y se pisa más a fondo el acelerador, la discreción del propulsor va desapareciendo, en parte por el tipo de cambio que lleva, si bien casi nunca se llega a sentir esa aceleración en vacío y sensación de resbalamiento que con los cambios habituales de tipo variador continuo.

Del comportamiento general del Arkana, lo que más nos ha gustado es su neutralidad. Pese a su carrocería coupé de corte deportivo, es un coche enfocado al confort. El tarado de suspensiones mantiene firme la carrocería, pero absorbe todas las irregularidades del firme, para lograr un buen confort a bordo. La dirección tiene un acertado grado de desmultiplicación y se maneja sin mucho esfuerzo, aunque transmite bien al conductor, y las reacciones del coche ofrecen una elevada sensación de control y seguridad. Poco más se le puede pedir a un coche de carácter familiar.

También »  Nuestra voz será la próxima llave para abrir y arrancar vehículos