Renault vuelve a los beneficios con su plan ‘Renaulution’

El Grupo Renault ganó 967 millones de euros en 2021, recuperándose de los 8.000 millones negativos de 2020, y supera ya el objetivo de margen operativo fijado para 2023.

La ‘Renaulution’, el plan estratégico presentado por Luca de Meo, consejero delegado del Grupo Renault, hace poco más de un año para incrementar la rentabilidad del grupo, ya está dando frutos. Tras registrar pérdidas por valor de 8.046 millones de euros en 2020, sobre todo por culpa de la pandemia, el Grupo Renault volvió a la senda de las ganancias en 2021 con un beneficio neto de 967 millones de euros. Según el propio De Meo, la cifra “excede los objetivos planteados para 2021 a pesar del impacto de la escasez de semiconductores y el incremento del precio de las materias primas”.

Este beneficio es fruto de unos ingresos por valor de 46.213 millones de euros, un 6,3% más en comparación con el año 2020. El beneficio operativo alcanzó los 1.663 millones de euros, volviendo a cifras positivas tras los 337 millones negativos del año pasado, y situando el margen operativo del grupo en el 3,6%, apenas 1,4% por debajo del objetivo del 5% que el plan ‘Renaulution‘ fijó para el año 2025. A todo esto hay que sumar la contribución de Nissan, que se situó en los 380 millones después de que el año pasado contabilizara para unas pérdidas de 4.290 millones. Estos datos cumplen el objetivo que De Meo fijó para el grupo, buscando la rentabilidad antes que el volumen. De hecho, como adelantó EL PERIÓDICO en enero, el consorcio francés vendió en 2021 un 4,5% hasta las 2,69 millones de unidades. El mayor beneficio operativo pese a vender menos se explica en la reducción de los descuentos a clientes, un impulso a las ventas del canal privado y en el mayor volumen de ventas de modelos electrificados, más caros, que contabilizaron para un tercio de las ventas en Europa y que además permitieron al grupo cumplir los objetivos europeos de descarbonización.

La compañía francesa también redujo la deuda neta de la división de automoción en 2.000 millones de euros a raíz de un flujo de caja operativo que se situó en 1.272 millones de euros y a la venta de algunas de las acciones de Mercedes-Benz AG (Daimler) por valor de 1.100 millones de euros.

Según confirma el Grupo Renault en un comunicado, el consejo de administración propondrá en su próxima asamblea general, el 25 de mayo, que este año tampoco se paguen dividendos a cuenta de 2021 porque se considera que es demasiado pronto y que la prioridad continúa siendo restablecer la situación, como se había fijado con el plan estratégico ‘Renaulution‘. La estrategia de la automovilística francesa también pasaba por la reducción de costes fijos, objetivo que cumplieron con una disminución de 2.000 millones de euros.

Nuevos modelos y expectativas para 2022

En 2022Renault espera mantenerse en el camino para cumplir sus objetivos económicos y estima que su margen operativo será superior o igual al 4%, mientras que el flujo de caja operativo será igual o superior a los 1.000 millones de euros. Paralelamente, tras perder 500.000 unidades por culpa de la crisis de los chips en 2021, el grupo francés espera dejar de producir otras 300.000 durante este ejercicio.

En cuanto a su estrategia comercial, los buenos resultados cosechados por el consorcio automovilístico le impulsar a reafirmar su objetivo de convertir Renault en una marca 100% eléctrica para 2030 y a consolidar su apuesta por la electrificación. Cabe recordar que hace apenas unas semanas, la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi anunció que invertiría 23.000 millones de euros en los próximos cinco años para acelerar su transición eléctrica. En ese sentido, la marca francesa centrará la producción de sus eléctricos en Francia, con un objetivo de producción de 400.000 modelos anuales en 2025 sobre la plataforma específica para vehículos eléctricos. El resto de países donde ensambla coches, entre ellos España, se ocupará del montaje de vehículos híbridos, híbridos enchufables y modelos de combustión.

Este año llegarán, de momento, siete nuevos modelos repartidas entre las marcas del consorcio. Renault lanzará el Mégane E-Tech y el Austral, un SUV producido en España, mientras Dacia lanzará el monovolumen de siete plazas Jogger. También llegará el Mobilize Limo, una berlina para su servicio de movilidad compartido, y dos nuevos modelos para AutoVaz. Asimismo, Renault presentará en mayo un prototipo de vehículo que, según ha adelantado, “encarna los compromisos de su estrategia de desarrollo sostenible” que se propulsará con motor de hidrógeno y mostrará los avances de la marca en materia de economía circular y materiales reciclados y reciclables.

También »  Suzuki celebra sus 100 años de historia con una edición limitada de la GSX-R1000R