Los 15 modelos más icónicos de Seat: del Seat 1400 al nuevo Seat León 2020

Hacemos un repaso por los 70 años de historia de Seat a través de sus 15 modelos más emblemáticos

El 2020 está siendo un año muy especial para Seat, puesto que la firma española que vio la luz por primera vez el 9 de mayo de 1950 celebra sus 70 años de historia coincidiendo con el lanzamiento de la cuarta generación de su modelo León, el coche más avanzado de la historia de la marca.

Ahora, con el auge de la electrificación y la micromovilidad, Seat se está adentrando en nuevos caminos que le permitirán lanzar entre 2020 y 2021 distintos modelos eléctricos e híbridos enchufables, que se sumarán al Seat Mii Electric, a la versión PHEV del nuevo León, al Tarraco PHEV, al eléctrico el-Born, y al nuevo Cupra Formentor, que también contará con una variante híbrida eléctrica enchufable.

No obstante, a lo largo de sus siete décadas, Seat ha dibujado un camino plagado de modelos emblemáticos que marcaron un hito en su época. A continuación, repasamos los más destacados partiendo del primer modelo fabricado por la compañía, el Seat 1400, y finalizando con el nuevo Seat León 2020.

Seat 1400 (1953-1964)

El 1400 que se estrenó en noviembre de 1953, fue nada más y nada menos que el primer modelo de Seat y el encargado de inaugurar la fábrica de la Zona Franca de Barcelona, que por aquel entonces contaba con un total de 925 trabajadores. Esta elegante berlina de 4,3 metros de longitud contaba con una gran habitabilidad, un completo equipamiento y un motor de 1.395 centímetros cúbicos que ofrecía 44 caballos de potencia y con el que alcanzaba los 120 kilómetros por hora.

El Seat 1400 destacó principalmente por ser uno de los primeros coches en Europa en emplear una carrocería autoportante en lugar del chasis separado de carrocería atornillada. Entre sus distintas versiones de carrocería, la más popular fue la de cuatro puertas, aunque también hubo otras variantes como el familiar de cinco puertas, el comercial panelado, la ambulancia, el coche fúnebre o el descapotable, entre otras.

Seat 600 (1957-1973)

En 1957 vio la luz el Seat 600, el símbolo de la motorización en España que ofreció movilidad y libertad a millones de personas. Mientras que el Seat 1400 era un coche reservado para la clase media alta, el Seat 600 se dirigió a la clase media española, situándose en el mercado por el asequible precio de 65.000 pesetas, es decir, 391 euros. El éxito del 600 fue tal que la compañía llegó a tener hasta más de dos años de lista de espera, por lo que se decidió implantar el anticipo de pago por pedido. Por aquel entonces, la planta de Zona Franca ya contaba con 5.000 empleados y a principios de los años 70, uno de cada cuatro coches en nuestro país era un Seat 600.

Con 3,22 metros de longitud y 590 kilogramos de peso, el Seat 600 tenía el maletero bajo el capó delantero y el motor trasero longitudinal, con una cilindrada inicial de 633 centímetros cúbicos y una potencia inicial de 18 caballos, que llegaron hasta 767 centímetros cúbicos y 28 caballos en la versión 600 L.

Durante sus 17 años de producción, el Seat 600 contó con distintas versiones (N, D, E, L y L Especial) y en 1964 destacó la llegada del Seat 800, la versión con carrocería de cuatro puertas del 600.

Seat 1430 (1969-1976)

El Seat 1430 se posicionó en 1969 como la clásica berlina media, aunque también contó con otras variantes como el familiar de cinco puertas, el coche de bomberos, el coche fúnebre o la ambulancia, entre otras. Este vehículo fue considerado una evolución del 124, con el que comparte la plataforma, la carrocería y la tracción trasera. El origen de su nombre es muy curioso, puesto que se debe a la cilindrada de su motor, con 1.438 centímetros cúbicos. Este propulsor fue la base para todos los modelos medios de la firma española durante la década de los 70 y hasta mediados de los 80.

El 1430 destacó principalmente por sus prestaciones, su reducido consumo y su gran fiabilidad; unas características que le hicieron ganarse rápidamente el favor de los conductores. En 1973, su potencia aumentó en 5 caballos, tras realizar una serie de modificaciones en la culata, para alcanzar los 75 caballos de potencia. Asimismo, se presentó la versión especial 1.600, conocida popularmente como FU, con 95 caballos de potencia. Más tarde, llegó la versión especial 1.800 (FU-10), con 118 caballos de potencia.

Seat 850 Sport Spider (1969-1972)

El Seat 850 Sport Spider fue el único descapotable producido por la marca. Se trataba de la versión descapotable biplaza del popular 850, cuyo clásico diseño fue dibujado por Bertone. Junto a la versión coupé, fueron los primeros coches de nicho de Seat y también los primeros que se crearon con el objetivo de ofrecer el máximo placer de conducción.

Con un peso de 730 kilogramos, el Seat 850 Sport Spider se movía gracias a su motor de 903 centímetros cúbicos, que ofrecía 52 caballos de potencia. Con el paso de los años, este increíble modelo se ha convertido en un deseado objeto de colección.

Seat 124 Sport Coupé 1.600 (1970-1972)

La versión Coupé de cuatro plazas del 124 se llamó 124 Sport Coupé, primer como 1600 y después como 1800. Era un vehículo elegante de corte deportivo con unas prestaciones sobresalientes, ya que su motor de 1.608 centímetros cúbicos de 110 caballos de potencia le permitía alcanzar una velocidad máxima de 180 kilómetros por hora.

A pesar de ser el primer Seat con caja de cambios manual de cinco velocidades, el 124 Sport Coupé destacó por la exclusividad de su línea y sus acabados. A finales de 1972 este modelo fue sustituido por el 124 Sport 1800.

Seat 127 (1972-1983)

El Seat 127 que llegó al mercado en abril de 1972 fue una auténtica revolución tecnológica y se fabricó hasta 1983. Durante sus primeros seis meses de comercialización se vendieron 50.000 unidades, mientras que a lo largo de su vida comercial se produjeron aproximadamente 1,3 millones de unidades.

El 127 sustituyó al Seat 850 y se convirtió en el primer modelo de la firma española con tracción delantera, ofreciendo versiones para todos los gustos de sus clientes: berlina de dos volúmenes y dos puertas, versión de tres puertas, versión comercial, etc.

En 1977, la gama del 127 se remodeló por completo, tanto en acabados como en mejoras técnicas. Asimismo, en 1978 se presentó con motores para gasolina de bajo octanaje. El 127 fue el coche más vendido de Seat hasta la llegada del popular Seat Ibiza, lo que demuestra el peso de este modelo en la historia de la marca.

Seat 133 (1974-1979)

El Seat 133 tomó como base el Seat 850 y se inspiró en el diseño más moderno del Seat 127. Con sus 3.451 milímetros de longitud, el 133 se consolidó como el vehículo urbano perfecto, aunque era también capaz de realizar largos desplazamientos. Su motor trasero de cuatro cilindros y 843 centímetros cúbicos, refrigerado por agua, ofrecía tres niveles de potencia: 34, 37 y 44 caballos.

Además, cabe destacar que todas las variantes mecánicas tuvieron una versión Lujo, con respaldos reclinables en los asientos delanteros, tapicería lujosa, parachoques envolventes en poliuretano negro y una tira longitudinal de protección lateral.

Seat 1200 Sport “Bocanegra” (1976-1979)

El Centro Técnico de Martorell abrió sus puertas en 1975 y un año después, se lanzó al mercado el Seat 1200 Sport “Bocanegra”, el primer modelo diseñado en sus instalaciones. Este modelo construido sobre la base del Seat 127, aunque con profundas modificaciones, fue dibujado por Aldo Sessano y pulido por Antonio Amat.

El Seat 1200 Sport fue conocido entre el gran público como “Bocanegra” en honor a su prominente parachoques delantero de poliuretano de color negro, que cubría los faros, la parrilla y subía hasta el capó. Este nombre fue ganando tanta popularidad que, tres décadas después, la marca lo utilizó para denominar a una versión deportiva del Seat Ibiza de cuarta generación.

A pesar de ser un vehículo deportivo por su estética y rendimiento, el Seat 1200 Sport también permitía una utilización familiar. En un principio, se comercializó con el motor 1200 delantero transversal de 67 caballos de potencia, pero un año más tarde también se puso a la venta con el motor 1430 de 77 caballos de potencia.

Seat Ronda (1982-1986)

El Seat Ronda fue el primer modelo de la marca en recibir el nombre de una localidad española y contó con dos series hasta que dejó de producirse en 1986. Este vehículo equipaba nuevos motores y un novedoso ordenador de a bordo capaz de medir el consumo.

Las versiones más demandadas del Seat Ronda fueron las deportivas Crono, primero con un motor 1600 de 95 caballos de potencia y luego con un motor 2000 de 120 caballos. Además, este modelo fue el primero de la marca en ser exportado a Europa, concretamente a Holanda, a través de una red propia.

Seat Ibiza I (1984-1993)

La primera generación del Seat Ibiza se presentó al público en el Salón del Automóvil de París de 1984. Este exitoso modelo se convirtió con el paso del tiempo en todo un icono en la historia de la compañía al contribuir de manera notable a su internacionalización. Sin duda, se trata de toda una leyenda para la marca al sumar más de 5,4 millones de unidades producidas y al ser el modelo que durante más tiempo ha estado a la venta, con un total de cinco generaciones hasta el momento.

El Seat Ibiza fue diseñado por Giorgetto Giugiaro y destacó desde el principio por su estética y su funcionalidad. Este modelo ofrecía una gran sensación de luminosidad al incluir una gran superficie acristalada y una amplitud y habitabilidad dignas de segmentos superiores.

Mecánicamente, Seat recurrió a la colaboración de Porsche para la ingeniería de motores de gasolina, puesto que los motores System Porsche contaban con potencias de 63 a 110 caballos, a los que también se unió un diésel de 55 caballos. De la primera generación del Ibiza destacó especialmente la versión deportiva SXI, que superaba los 100 caballos de potencia.

En 1991, casi al final de su ciclo de vida, Seat lanzó la versión New Style, que sustituía la parrilla de lamas horizontales tan características del Ibiza por una más moderna de una única pieza. Esta versión también contaba con una serie de mejoras en el interior, como la incorporación del aire acondicionado de serie. Por último, en 1992 apareció la versión Sport Line, asociada al motor 1700 con 105 y 110 caballos de potencia.

Seat Toledo I (1991-1999)

La primera generación del Seat Toledo corresponde con el primer modelo que la marca desarrolló dentro del Grupo Volkswagen, después de que en 1986 adquiriese el 75% de las acciones de la firma española para pasar a controlar el 99,9% desde 1990.

El diseño de tres volúmenes con un gran portón trasero de la primera generación del Seat Toledo fue obra de Giorgetto Giugiaro y se mantuvo a la venta hasta 1998. Los motores de este modelo procedían de Volkswagen y ofrecían potencias en gasolina de 75 a 150 caballos, mientras que en diésel se podía escoger entre versiones atmosféricas y TDI de inyección directa de hasta 110 caballos.

Por otro lado, en 1992, Seat fue socio y patrocinador oficial de los Juegos Olímpicos de Barcelona, donde el modelo totalmente eléctrico Toledo Olímpico, fue el encargado de abrir la prueba del Maratón y acompañar a los atletas en todo su recorrido.

Seat Ibiza II (1993-2002)

La segunda generación del Seat Ibiza volvió a presumir del diseño de Giorgetto Giugiaro, pero esta vez con un aire mediterráneo y con superficies más redondeadas. El Ibiza de segunda generación fue el modelo que estrenó la nueva fábrica de Seat en Martorell y se benefició por completo de las sinergias del Grupo Volkswagen. El nuevo Ibiza se mantuvo en el mercado durante diez años, el mismo tiempo que su primera generación, y volvió a coronarse como el modelo más vendido de la compañía.

El éxito del Ibiza II se debe a la combinación de su elevada calidad, su alto rendimiento, su amplio espacio, su completo equipamiento y su gran oferta mecánica, con dos motores gasolina y diésel atmosféricos y sobrealimentados. Además, este modelo incorporó las versiones deportivas GTi y Cupra, una denominación que se reservó para las versiones más deportivas de la marca hasta 2018, año en el que se consolidó como una marca independiente.

En cuanto al mundo de la competición, el Seat Ibiza Kit Car obtuvo tres títulos mundiales consecutivos en 1996, 1997 y 1998 en la Copa del Mundo FIA de 2 Litros.

Seat León I (1999-2006)

El año 1999 resultó ser muy importante para Seat, puesto que estrenó nueva identidad, sustituyendo el azul y el blanco por el rojo y el plateado, y lanzó al mercado otro de sus modelos icónicos: el Seat León. Gracias a su diseño, dinamismo, rendimiento, eficiencia, equipamiento y habitabilidad, la primera generación del León se convirtió en un rotundo éxito de ventas.

Este modelo fue el Seat más potente hasta la fecha al contar con 180 caballos de potencia, una cifra que superó con los 225 caballos del León Cupra R con el motor 1.8T 20VT. Asimismo, fue el primer Seat de producción con tracción a las cuatro ruedas y con cambio de seis velocidades.

La primera generación del Seat León se ofreció únicamente con carrocería de cinco puertas y con una gama de motores que iba de los 68 caballos de la versión SDi a los 225 caballos de la versión Cupra R.

Seat Ateca (de 2016 hasta la fecha)

Seat inició en 2016 su ofensiva SUV con el Ateca, un modelo que desde su nacimiento fue todo un éxito de ventas y que recibió numerosos reconocimientos, como el premio al “Mejor Coche del Año 2017” en España. Para desarrollar el primer SUV de la marca, se emplearon un 1.400 días de trabajo, cuyo resultado fue un vehículo dinámico, práctico y versátil con un diseño emocional y un estilo propio y exclusivo.

El Seat Ateca equipa un completo paquete de sistemas de asistencia a la conducción y tecnologías de vanguardia que elevan la seguridad y el confort al máximo nivel, convirtiendo a este modelo en uno de los SUV más innovadores de su segmento.

Por último, en cuanto a su mecánica, el Ateca cuenta con una variada oferta con potencias que van desde 115 a 190 caballos, cambio manual o automático de doble embrague DSG y la posibilidad de elegir entre tracción delantera o total.

Nuevo Seat León (2020)

La nueva generación del Seat León que se ha lanzado este año, coincidiendo con el 70 aniversario de la compañía, irrumpe en el mercado para redefinir un segmento en el que siempre ha sido la referencia, con más de 2,2 millones de unidades vendidas en sus tres generaciones anteriores. El nuevo León, basado en la plataforma MQB Evo, es el modelo más innovador jamás creado por Seat, puesto que es el primero en estar completamente conectado, con sistemas de asistencia a la conducción de última generación y tecnologías híbridas.

El nuevo León ha aumentado un poquito sus dimensiones para mejorar su versatilidad, tanto en la versión de cinco puertas como en la familiar Sportstourer. Entre las características que mejor definen a este modelo destaca la eficiencia, puesto que el vehículo se beneficia de la más amplia y avanzada gama de motores de gasolina, diésel, Gas Natural Comprimido (GNC), micro híbrido o “Mild Hybrid” (eTSI), e híbrido enchufable PHEV (eHybrid).

Por otro lado, al equipar los más avanzados sistemas de asistencia a la conducción como, por ejemplo, el control de crucero adaptativo predictivo, el León se convierte en el modelo más seguro de la firma española. Asimismo, es el primer modelo de Seat que está completamente conectado dentro y fuera del vehículo.

También »  El Rali de la Llana 2020 será virtual