Semana Europea de la Movilidad: Todo lo que debes saber del coche eléctrico

La llegada del coche eléctrico está cambiando por completo lo que sabíamos sobre el mundo del motor, debiéndonos de acostumbrar a utilizar nuevos términos y expresiones

Un gran aliado para la Semana Europea de la Movilidad es el coche 100% eléctrico, ya que cumple con las premisas básicas que se buscan en esta campaña de sensibilización. Los EV no emiten gases nocivos a la atmósfera, por lo que son totalmente respetuosos con el medio ambiente, y además al rodar en completo silencio hacen de las ciudades un lugar más amable y menos contaminado acústicamente.

La electrificación del mercado automovilístico ya es un hecho, y está obligando al usuario a adaptarse a una nueva manera de entenderlo, que no sólo pasa por acostumbrarse a las prestaciones de este tipo de vehículos, sino en primer lugar a su vocabulario para poder entenderlo. Poco a poco se está dejando de hablar de gasolina, diésel, cilindrada, caballos o consumo, para adaptar en su lugar términos como híbrido, eléctrico, kilowatios o amperios.

Hasta hace poco sólo se podía elegir entre coches diésel o gasolina, pero con la electrificación del automóvil se ha ampliado esta oferta notablemente. Ahora el usuario puede escoger también entre coches:

  • BEV (Vehículo eléctrico a Batería): más conocido como “eléctricos”, son los coches que se mueven con una propulsión 100% eléctrica con cero emisiones contaminantes. Éstos se recargan mediante frenada regenerativa y conectados a la red eléctrica.
  • HEV (Vehículo Híbrido Eléctrico): los coches “híbridos” combina un motor de combustión con un pequeño motor eléctrico que apoya al primero y que permite recorrer una cantidad muy limitada de kilómetros en modo 100% eléctrico. La recarga se hace mediante la frenada regenerativa o utilizando el motor como generador.
  • PHEV (Vehículo Híbrido Enchufable): se trata de vehículos híbridos con mayor cantidad de baterías, lo que extiende su autonomía 100% eléctrica hasta una media de 50 kilómetros. Éstos se recargan mediante frenada regenerativa, con la red eléctrica o utilizando el motor de combustión a modo de generador.
  • Mild Hybrid (microhíbrido): éstos utilizan baterías de poca capacidad para alimentar un arranque-generador sobredimensionado que asiste a la propulsión del motor de combustión en los momentos de mayor consumo, pero no puede hacerlo de modo eléctrico por sí mismo. Se recarga mediante la frenada regenerativa.
  • FCEV (Fuel Cell Electric Vehicle) o FCV (Fuel Cell Vehicle): conocidos como coches de “pila de combustible” o “pila de hidrógeno”, son los menos habituales hasta el momento pero les aguarda un gran futuro. Utilizan el hidrógeno como combustible para ser propulsados de forma eléctrica y emiten únicamente agua por el tubo de escape.
Los propulsores 100% eléctricos son sencillos pero brindan elevadas prestaciones
Los propulsores 100% eléctricos son sencillos pero brindan elevadas prestaciones

También hay que empezar a acostumbrarse a utilizar otros términos para hablar sobre las prestaciones del vehículo. La capacidad del motor de combustión se mide por su cilindrada, pero en los modelos eléctricos se calcula a partir de la capacidad de sus baterías en kWh (kilovatios hora). Un coche híbrido suele ofrecer unas baterías de 1,5 kW; un híbrido enchufable en torno a unos 12 kW y un eléctrico puro puede del segmento generalista puede rondar los 60 kW.

La potencia, por su parte, deja de ser en cv (caballos) y se expresa en kW (kilovatios), aunque sí se sigue utilizando los Nm (newton metro) para calcular el par motor. De la combinación de la capacidad de la batería y la potencia del motor eléctrico surgirá la autonomía. Esta ha dejado de calcularse con el “laxo” ciclo NEDC (New European Driving Cycle) y se hace ahora con el más estricto y realista WLTP (Worldwide harmonized Light vehicles Test Procedure). Un modelo híbrido suele ofrecer una autonomía 100% eléctrica de unos 5 km en condiciones muy favorables; un híbrido enchufable puede llegar a los 50 km y un eléctrico puro entre 450 y 500 km en el mejor de los casos.

Tipos de batería y de recarga

Finalmente hay que hablar del tipo de baterías y de su recarga. Las baterías más utilizadas hoy día son las de iones de litio y se divide en celdas. También están las de polímero de iones litio que es una evolución de las primeras y todo parece indicar que las que dominarán en un futuro a corto plazo serán las de estado sólido, ya que ofrecen mayor autonomía y prestaciones.

Las baterías de los coches eléctricos e híbridos enchufables por su gran capacidad de almacenaje, necesitan recargarse en la red eléctrica. La recarga es a día de hoy uno de los principales handicaps del coche eléctrico por la cantidad de puntos de servicio y el tiempo de la misma, si bien está creciendo exponencialmente el número de puestos públicos y privados, y las grandes empresas como Endesa están ofreciendo soluciones integrales con el fin de que la recarga deje de ser un problema.

Punto de recarga para vehículos eléctricos
Punto de recarga para vehículos eléctricos

A nivel particular, por ejemplo, Endesa disfruta de productos como su solución integral de recarga, que por menos de un 1 euro al día el usuario tiene todo lo que necesita: desde la instalación del puesto en su propia casa, hasta el mantenimiento. Pero además ha diseñado un plan de despliegue de recarga de acceso público gracias al cual se va a poder recorrer España en coche eléctrico sin problemas de autonomía, ya que va a instalar 8.500 puntos en cinco años por todo el país. Los 2.000 primeros se habilitarán entre este año y el que viene.

En cuento al tipo de recarga, el coche admite básicamente tres modos: lenta, semirápida y rápida. La primera suele realizarse a través de puntos de recarga portátiles para la red doméstica, con lo que se tarda entre 5 y 8 horas en cargar la batería hasta el 80%. La carga semirápida se ofrece a través de puestos de recarga públicos y privados (wallbox), y con una corriente de unos 230V y 32A, permite cargar la batería en un tiempo que varía entre 1 y 3 horas. Mientras que la rápida se reserva casi exclusivamente a electrolineras y estaciones de servicio, y con unos 600V y 400A puede recargar el 80% de la batería en unos 30 minutos.

La Semana Europea de la Movilidad se celebra cada añodel 16 al 22 de septiembre, realizando actividades para promocionar la movilidad sostenible y fomentando el desarrollo de buenas prácticas y medidas permanentes.

También »  Así es el innovador foodtruck creado por Peugeot y Whirlpool