Así suena el motor de hidrógeno que Toyota está desarrollando a través de la competición

Un Toyota Corolla Sport del equipo ORC Rookie Racing con motor de hidrógeno competirá en las 24 Horas de Fuji NAPAC Super TEC

En su camino hacia la obtención de una movilidad con una huella neutra de carbono, Toyota Motor Corporation está desarrollando un motor a base de hidrógeno. Para avanzar en este proyecto, la firma japonesa ha montado el propulsor en un vehículo de competición basado en el Toyota Corolla Sport, dentro del equipo ORC Rookie Racing, que participará en la tercera ronda de la Super Taikyu Series 2021 Powered by Hankook, las 24 Horas de Fuji NAPAC Super TEC, que tendrá lugar entre el 21 y el 23 de mayo.

Toyota podrá poner a prueba su motor de hidrógeno en desarrollo en las exigentes condiciones de una competición de automovilismo, por lo que espera poder contribuir a la consecución de una sociedad basada en la movilidad sostenible. El vehículo de competición con motor de hidrógeno repostará durante las carreras mediante el hidrógeno producido en el Centro de Investigación Energética de Hidrógeno de Fukushima en Namie Town.

Toyota desarrolla motores de hidrógeno a través de la competición | Foto: Toyota
Toyota desarrolla motores de hidrógeno a través de la competición | Foto: Toyota

Los vehículos eléctricos de pila de combustible (Fuel Cell Electrified Vehicles – FCEV) como, por ejemplo, el Toyota Mirai, emplean una pila de combustible en la que se produce una reacción química entre el hidrógeno y el oxígeno presente en el aire que genera electricidad para alimentar un motor eléctrico. Por su parte, los motores de hidrógeno generan energía a través de la combustión del hidrógeno, usando los sistemas de suministro e inyección de combustible que han sido modificados a partir de los utilizados con los motores de gasolina. Salvo por la combustión de pequeñas cantidades de aceite del motor durante la conducción, los motores de hidrógeno emiten cero CO2 durante su uso. Cabe destacar que en los motores de hidrógeno, la combustión se produce a mayor velocidad que en los motores de gasolina, por lo que ofrecen una buena respuesta, un excelente comportamiento medioambiental y un gran placer de conducción.

Toyota ha dedicado mucho tiempo a la innovación de la tecnología de distintos tipos de motores y ha aplicado en sus vehículos de producción las tecnologías que ha seguido perfeccionando mediante su participación en competiciones automovilísticas, como sucedió en 2020 con el lanzamiento del GR Yaris. Además, en términos de seguridad, la firma japonesa se ha propuesto aplicar las tecnologías y los conocimientos que ha ido obteniendo del desarrollo de vehículos de pila de combustible y la comercialización del Mirai, el primer FCEV producido en serie en el mundo.

Para alcanzar su objetivo de la neutralidad de carbono, Toyota ha llevado a cabo distintas iniciativas que fomentan el uso del hidrógeno como, por ejemplo, la creación junto a Cruz Roja de la primera clínica móvil propulsada por pila de hidrógeno, el desarrollo de trenes de pila de combustible de hidrógeno y la creación junto a Hino de un camión de gran tonelaje de pila de combustible de hidrógeno, entre otras.

También »  Historia de una rivalidad total: Ford Mustang contra Chevrolet Camaro